martes, 16 de febrero de 2010

Economía, matemáticas, y política

Decir que las matemáticas están dentro de la ciencia económica, es correcto, también lo están en otros lugares del saber, defender que las matemáticas están escalando posiciones y se utilizan ahora mas que antes, es verdad, entre otras razones por la existencia de la informática que permite trabajar con ellas mejor y mas rápido, un ordenador produce miles de cálculos a velocidades de vértigo. Pero no veo que se pueda deducir de ello que la aplicación de la economía sea mas perfecta, ni exacta, incluso podría profundizar mas en los errores, su utilización puede dar la misma carga positiva o negativa, política o socialmente hablando.

Las teorías económicas, son diferentes en su aplicación práctica respecto de su marco teórico, se ven influidas por innumerables aspectos políticos y sociales y serán diferentes los resultados de ser aplicadas por unas personas u otras, en un lugar u otro en un tiempo u otro, así, los protagonistas, las fuerzas sociales que estén a favor y las que estén en contra, el lugar y el tiempo darán resultantes diferentes a la aplicación de iguales teorías. Ni que decir de la aplicación de las diferentes.

Los que dirigen políticas económicas, sean gobiernos, multinacionales, empresarios o teóricos, son personas que intentarán aplicar teorías a grupos sociales, personas que cuando actúan no lo hacen ‘’asépticamente, de libro’’, sus decisiones están basadas en: conocimientos, los que tenga cada uno y diferentes en cada momento, pero también están basadas en impresiones, en expectativas, lo cual está vinculado a su particular ánimo, que en muchos casos dependerá de la cantidad de sustancias químicas que generan internamente, está vinculado a su estado emocional general y al concreto del momento, incluso sus decisiones estarán influidas por si follan o no, (no es broma, decisiones empresariales de extrema importancia se tomarán mas arriesgadas durante una aventura o después de una noche tórrida), o de si han discutido o no con seres queridos o con enemigos.

Sus decisiones también están basadas en la ideología, en su concepción del mundo que va mas lejos y es mas amplia que la interpretación de cualquier ciencia, (iteran mutuamente), que determina escalas de valores y concepciones morales, creencias y no postulados científicos, en la mayoría de los casos con intereses transversales respecto a las cuestiones a decidir. Por supuesto también las decisiones estarán basadas en cual sea su percepción de la realidad , los conocimientos previos, y lo que pretendan modificar o conseguir con ella, por lo que tendrán que definir sus objetivos, para ello tendrán en cuenta cuales serán los de sus enemigos, los de sus compañeros y aliados, lo externo.

Al mismo tiempo cada decisión que tomen necesita ser aplicada lo cual dependerá de la fuerza que se tenga en relación a otros, también implica un tamiz sobre la pretensión inicial por parte de quienes lo apliquen, que no serán el mismo impulsor, dependerá de las dificultades con las que se encuentren en su aplicación, de la competencia, de los amigos que quieren torcer esa política para adaptarla a sus necesidades, etc.

Podemos seguir complicando la realidad, que es mucho mas compleja que lo aquí testimoniado, y que varía constantemente, y ya no estaremos hablando de economía sino de política o de sociología o del conjunto de los múltiples aspectos de los seres humanos y sus relaciones. Desde que alguien elabora una teoría hasta su aplicación suceden tantas y tan variadas cuestiones que nunca se aplicará tal cual. En definitiva entraremos en el terreno de la política, del poder y de las luchas entre clases, sexos, razas, religiones, grupos de personas, etc. igual que ocurría antes del desarrollo de las matemáticas en la economía.

A pesar de lo anterior, ni por asomo todo es igual, la aplicación de la teoría de los chicago boys, incluso aceptando cambios, no daría como resultado un estado de bienestar socialdemócrata al modo europeo. Nada mas alejado de mi intención que sacar conclusiones de ese tipo, lo que intento es destacar la necesidad de estudiar la diferencia y las múltiples interrelaciones de los seres humanos porque las cosas no se producen por una sola causa, sino por un conjunto diverso de ellas, con diferente importancia de unas y otras.

En las sociedades modernas, (también en las antiguas aunque en menor grado), todo es complejo y diverso y la aplicación de cualquier teoría nunca será limpia y seca, sino que será una resultante de la complejidad de fuerzas en lucha que irá mas o menos en una dirección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada