sábado, 20 de julio de 2019

Mejor saber quienes son sus héroes, y qué decían


Brillantes afluentes del movimiento independentista.

Hermanos Badia, Daniel Cardona, Juventudes de ERC, Bandera Negra, L'Estat Catalá... Estat Català fue fundado por Francesc MaciàLluís MarsansDaniel CardonaDomènec SoléManuel Pagès y Joan Bertran, dirigentes de la Federació Democràtica Nacionalista, el 18 de julio de 1922 ...hace falta romper cualquier relación con España y proclamar el Estado Catalán que se pudiera confederar con el País Valenciano, las Islas BalearesCataluña Norte, y quizás, Occitania"...Los catalanes de Cuba colaboraron económicamente en el sostenimiento del proyecto a partir del 1922 y durante una década. El Centro Catalán de La Habana se constituyó en asociación secreta, con el nombre de "Club Separatista Català nº1". La organización de los clubes se extendió a otros países latinoamericanos y se creó la Federación Internacional de Clubes Separatistas Catalanes, que financiarían el partido. (De ahí la similitud de la bandera independentista con la cubana)




 



jueves, 18 de julio de 2019

Mejor saber a quien veneran. Juventuds ERC, Estado Catalán


Es importante saber quienes son los héroes del movimiento independentista actualmente, y del President de la Generalitat Quim Torra, a los que dedican alabanzas y homenajes. Transcribo un extracto de Stanley G. Payne y un artículo de Xavier Vidal-Folch.

Historiador y profesor en la Universidad de Wisconsin (EEUU), autor entre otros libros de “Historia del fascismo” 

‘’En Cataluña, la nueva organización Izquierda formó su propia organización juvenil en 1931, las Juventudes de Esquerra Republicana de Cataluña -Estado Catalán (JEREC). Su líder oficial era el joven catalanista radical Miquel Badia, pero el inspirador era un médico joven, José Dencás, nacido en Vic en 1900. Con el advenimiento de la República, Dencás, que era un catalanista ferviente, desempeñó un papel político cada vez más activo y participó en la formación de Izquierda y en el proceso de autonomía catalana, inspiró la creación de las JEREC y obtuvo un escaño en el Parlamento catalán en las elecciones de noviembre de 1932.

Mientras tanto, acabó fracasando completamente el esfuerzo del gobierno de Macià para establecer un modus vivendi con la FAI-CNT, y la atmósfera se hizo cada vez más conflictiva política y socialmente. A principios de 1933, las JEREC organizaron su propia milicia, la que llamaron Guerrillas. Con sus camisas verde oliva y sus desfiles de precisión paramilitar, no tardaron en convertirse en el equivalente catalanista de izquierda de las organizaciones juveniles de socialistas, comunistas, falangistas, carlistas, la CEDA y otros. Desempeñaron un papel activo como rompe-huelgas durante las grandes huelgas e insurrecciones cenetistas de 1933 y formaron sus propios grupos de choque dedicados a la acción directa; protegieron algunos mítines catalanistas y participaron en ocasionales ataques enemigos políticos, aunque no implicaron en episodios de violencia armada.

Aunque sus dirigentes afirmaban que la función de los Guerrillas era defensiva, también boicotearon mítines de rivales más moderados que, dentro de la misma Izquierda, no coincidían con su radical postura de apoyo al sector extremista de Estado Catalán…/…

La estrella política de Dencás se encontraba en ascenso de manera que las acusaciones de fascismo no debilitaron su posición. Se convirtió en Consejero de Sanidad y Asistencia Social del siguiente Consejo de la Generalidad formado en enero de 1934 y, después de un activo y eficaz trabajo en este cargo, alcanzó en junio la Conselleria de Gobernación. Entonces los antiguos miembros de los grupos de choque y otros activistas se integraron en el nuevo Sometent del gobierno catalán, y Miquel Badia se haga cargo de la dirección de la policía catalana y adoptó una línea dura contra la CNT. ‘’


Dencàs fue a Italia a pedir al Duce su “apoyo” para “un Estado ¿fascista? catalán"

El candidato a president,Quim Torra, admira a los líderes de Estat Català y asiste a sus homenajes: los hermanos Badia son “los mejores ejemplos del independentismo”, dijo en 2011. Daniel Cardona, uno de los “pioneros de la independencia”, ensalzó en 2014.
A Miquel Badia i Capell, el “capità collons”, le placía la violencia. Atentó contra Alfonso XIII en 1925, en el Garraf. En 1931, organizó los escamots (milicias de uniforme verde), “fascistas” y “aprendices de nazis”, de Estat Català, para “la lucha violenta” contra sus rivales (Joan B. Culla). Eran unas “escuadras de acción de pura esencia fascista” (Arnau González Vilalta).
Como comisario de Orden Público desde 1934 interrogaba “personalmente a los detenidos mediante palizas, amenazas o reclusiones forzadas” (Eduard Puigventós). En verano de ese año, arrestó sin mandato judicial al fiscal de la Audiencia de Barcelona; el president  Companys le destituyó, pero luego le repuso.
En la revuelta del 6 de octubre, se quedó quieto mientras detenían y encarcelaban a Companys. Huyó despavorido por la alcantarilla del Palau, al exilio. Junto a su conseller y jefe político, Josep Dencàs, que acababa de declarar al diplomático italiano Alessandro Masseroni “su entusiasta admiración por la ética del fascismo, cuyos principios sustanciales espera poder realizar un día en Cataluña” (Arnau González).
Brillaban otros líderes, como Manuel Blasi (igual que Cardona, de la corriente Nosaltres Sols, Sinn Féin), que organizaría un complot a fin de 1936 contra el repuesto Companys. Viajaban a Berlín y a Bruselas para ver al criminal de guerra Alfred Rosenberg (colgado en Núremberg) y otros capitostes nazis (Enric Ucelay) y pactar “ejercicios de entrenamiento”.
Estat Català “se financió secretamente mediante el tráfico de refugiados” antirrepublicanos (Ucelay): les esquilmaban pero mataban a quien hurtase parte del botín. Cardona fue interrogado en Aragón sobre los contactos con la Auslands-Organisation, NSDAP, la sección extranjera del Partido Nacional Socialista alemán, (Partido Nazi).
Y Dencàs fue a Italia a pedir al Duce su “apoyo” para “un Estado ¿fascista? catalán”, según un telegrama diplomático de Roma.
(Los nombres entre paréntesis corresponden a los historiadores que han estudiado este santoral).

 

martes, 16 de julio de 2019

Mejor saber quienes son los indepes. Sobre ERC

Transcribo el artículo publicado en julio de 2017 en Dolca Catalunya





El fanatisme nacionalista no és pas circumstancial. 


El nacionalismo es una ideología del siglo XIX basada en el resentimento y en los peores vicios de la condición humana. Según esta doctrina, somcollonuts porque nosotros lo valemos. Y cuando se rasca, se ve que además de collonuts los nacionalistas piensan que son superiores. Como dicen cada día los nacionalistas, como dijo el exdirector de Cultura de la Generalitat Jordi Cabré, sobrino de Xavier Trias

“Bien mirado, somos mejores (…) Para empezar, nuestro himno tiene letra. (…) Nosotros tenemos un nacionalismo (…) tan inclusivo (…) Nosotros no hacemos espanyofobia por Twitter si mueren pasajeros madrileños en un accidente de avión (…) Nosotros. Ellos no. (…) Tenemos una densidad de genios por metro cuadrado infinitamente superior, históricamente y en la actualidad. Espanya tiene el mejor barroco, nosotros tenemos todo el resto: desde el románico y el gótico hasta Dalí y Ferran Adrià (…) Somos los primeros en legislar sobre el matrimonio homosexual, la muerte digna o los toros. No somos un país ultraconservador ni retrógrado (…) Nosotros hemos hecho unos juegos olímpicos y 2 exposiciones universales. (…) Hemos sido modernistas, noucentistas, vanguardistas. Nosotros. Ellos no. (…) Nosotros no hemos cometido ningún intento de genocidio cultural. (…) Nosotros no hemos llevado a Espanya cerca del rescate económico y el ridículo internacional. Sí, somos mejores”. 

Y esto de Cabré lo repiten los nacionalistas cada día desde que se levantan, de forma callada o abierta. A los dolços no nos sorprende esta tendencia supremacista del nacionalismo: Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat, sostiene que “los catalanes tenemos más proximidad genética con los franceses que con los ‘espanyols’”. El concejal de ERC en Vich, Josep Lluís García Domingo (marededéu, això no ho arregla ni tota una vida al catalanitzador de cognoms) dice que “hay pruebas genéticas” de que “Espanya és filofascista”. La presidenta del Parlament considera que los catalanes de PP y C’s no son “el poble català”, el presidente de la Generalitat habla de “foragitar els invasors”, el exdirector de TV3 Joan Oliver dice que “els espanyols son chorizos por el hecho de ser espanyols”, y el director de informativos David Bassa dice que en el siglo XVIII los catalanes soñaban con coger a un castellano vivo, “desollarlo, arrancarle el corazón y comérselo”. Si esto no es locura racista, que baixi en Prat de la Riba hi ho vegi. 

Este fin de semana en La Razón explicaba todo esto muy bien en Josep Ramon Bosch: 

“Pere Rossell i Vilar fue el director del Parque Zoológico de Barcelona, impulsor de l’Associació Protectora de l’Ensenyança catalana, fundador y diputado por ERC en el primer Parlament de Cataluña y autor de los libros supremacistas y racistas: “Diferències entre catalans i castellans” (1917) y “La raça” (1930). Rossell fue el padre político de Heribert Barrera. 

Heribert Barrera i Costa fue nombrado presidente del Parlamento de Cataluña en 1980. Personaje intrigante y dirigente histórico de ERC, organizó el partido desde la clandestinidad, y desde 1976 hasta 1987 fue secretario general y posteriormente presidente hasta 1995. Barrera es el representante más significativo del alma suicida de Catalunya, la llamada “Rauxa” en contraposición del “Seny” que ha representado siempre al catalán moderado y dialogante. 

El 10 de julio de 2010 una gigantesca manifestación separatista recorrió las calles de Barcelona, Òmnium Cultural y un extenso número de entidades, la convocaron bajo el lema: “Som una nació. Nosaltres decidim”, como rechazo a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006 (…) Heribert Barrera fue uno de los más destacados promotores de la marcha, que supuso el inicio de las masivas movilizaciones separatistas de Cataluña y que acabarían arrastrando a los sectores moderados del nacionalismo hacia la radicalidad y el golpismo. 

En 2001 se publicó el libro “¿Qué piensa Heribert Barrera?”, en el que expresaba sin tapujos la ideología supremacista, con frases como: «En América, los negros tienen un coeficiente inferior al de los blancos», «se debería esterilizar a los débiles mentales de origen genético». Posteriormente entrevistado en “El Periódico de Catalunya”, manifestó que «antes hay que salvar a Cataluña que a la democracia» y que «el bilingüismo implica la desaparición de Cataluña como nación». 

Barrera lo fue todo en ERC, además de maestro y guía de Oriol Junqueras al que aleccionó en el supremacismo de la raza catalana frente a otras: “Hay una distribución genética en la población catalana estadísticamente diferente a la de la población subsahariana, por ejemplo. Aunque no sea políticamente correcto decirlo, hay muchas características que vienen determinadas genéticamente, y probablemente la inteligencia es una de ellas”. 

Oriol Junqueras alabó siempre a su antecesor, y el 18 de septiembre del 2012, publicó el artículo: “Heribert Barrera, estel de tramuntana’”, en el digital “Vilaweb”, en el que justificaba la ideología racista del que fuera líder de ERC: “Hoy su testimonio y su determinación en un momento crucial de la historia debería servir defaro y de ejemplo a seguir, cuando todo indica que nos disponemos a vivir otra coyuntura histórica, una oportunidad que no podemos desperdiciar: sacar adelante un sueño antiguo, la plenitud nacional, que sólo tiene un camino, la independencia”. 

Rossell dejó escrito para la posteridad: “En las razas donde los mestizos son pocos, las alteraciones mentales de conjunto no tienen importancia y quedan ahogadas por la gran producción autóctona. Pero, en las razas de fuerte contenido extraño, la producción mestiza puede ser abundante y la pureza mental resentirse”. El nuevo jefe de los “Mossos d´Esquadra” manifestó recientemente que “los españoles le dan pena”.

PD. Los citados fueron altísimos cargos institucionales, Rosell diputado de ERC, Barrera Presidente del Parlament varios años y eurodiputado y Junqueras diputado en el Parlament y actual Secretario General de ERC. Imposible imaginar en la España democrática gente equivalente en cualquier otro partido diciendo, escribiendo cosas tan brutalmente racistas.

viernes, 12 de julio de 2019

Fascismo catalán en los pueblos (2)

El fascismo catalán está cada día más consolidado, cada día más parecido a los franquistas de la larga postguerra, con sus chivatos por barrios y pueblos, los vigilantes de barriada o bloque decían qué hacer y cómo comportarse a los vencidos, marcaban a los que no asistían a las procesiones y actos colectivos, a los que no van hoy a homenajes a los Hemanos Badia, o a Daniel Cardona, a las fiestas tradicionales donde es fácil encontrar un stand familiar para perseguir al español, o a las procesiones nocturnas con antorchas, igualitas a las que hacían los nazis, o a eventos culturales y tradicionales…entonces igual que ahora informan para que nadie les contratara, para negar permisos, poner zancadillas de vida cotidiana… 


Aquellos alcaldes de municipio o barriada, responsables del Movimiento local, como los actuales, se consideran elegidos por Dios como la nueva clase dirigente de la milicia de la Nación en construcción, ostentan su poder entre las masas vecinales, entonces y ahora con grandes privilegios, decidían si al panadero, o carpintero, se le concedía un enganche de luz para instalar un motor más grande y así desarrollar el negocio, o lo negaban y decidían su futuro, ellos junto con los curas, igual que ahora, daban, conceden, permisos para construir o ampliar casas o negocios, ellos concedían oportunidades de trabajo al certificar sobre la conducta de los otros, o forzaban su despido. 


‘El fascismo utiliza muchas estrategias: el pasado mítico, la propaganda, el anti-intelectualismo, la irrealidad, la jerarquía, el victimismo, el orden público, la ansiedad, el llamamiento al espíritu de la nación, el desmantelamiento del estado de bienestar y la unidad… Los peligros del fascismo radican en la manera especial que tiene de deshumanizar a ciertos segmentos de población. Al excluirlos, limita la capacidad de empatía de los demás ciudadanos y justifica el tratamiento inhumano…’ Escribe Jason Stanley en ‘Facha’. Los franquistas decidían quienes eran anti-españoles, igual que ahora los fachas indepes abrazando su lucha contra la Ilustración deciden quien es buen o mal catalán, quien tiene derechos y libertades y quien carece de ellos. 

Los fascistas defienden como núcleos de actuación directa, organizaciones pequeñas, donde empiezan a extenderse por mayor facilidad de control hacia los otros, aman la tribu, la familia, el municipio rural, la corrala, el sector… porque es sencillo imponer el sentido comunitario de su militancia cotidiana, en el mundo rural entre camaradas las tradiciones tienen mayor peso, es más fácil controlar el amor de los vecinos a la patria mítica, ‘manteniendo a las masas en un estado de movilización emotiva permanente a través de ritos y ceremonias colectivas’, escribirá Emilio Gentile. Será en las fiestas populares de los pueblos donde más fácil se mantiene viva la lengua catalana en la juerga nocturna, y no en las discotecas de Barcelona, donde la noche a altas horas volcará el inglés y castellano, así lo lamentan en uno de los cientos de debates montados en torno a lograr la difusión exclusiva del catalán en todos los ámbitos incluido el nocturno. Lo pequeño es más fácilmente controlable. 

En un pueblo o barrio, el comportamiento de caciques, mafiosos o fascistas es más sencillo de desarrollar que en las grandes ciudades y cobra mayor relevancia el comportamiento fascistoide para oprimir vecinos que cualquier ley. La gran ciudad siempre es más tolerante en sus tradiciones y libertades, está más abierta a influencias de otros lugares y otras gentes, por el turismo, por la diversidad de estímulos y trabajos, los poderes se diversificarán más que en los pueblos; y es mestiza, cuanto mayor núcleo urbano, mayor mestizaje en la población, mas idiomas, mas culturas, mas religiones y menor pureza racial; en la gran urbe, Barcelona y la Región Metropolitana será más difícil sostener la supuesta superioridad cultural o étnica del catalano fascismo. 


Señalar a los disidentes es una práctica típicamente fascista, puede realizarse en el mundo moderno adaptándolo, sin vestir camisas pardas, negras o azulonas, en definitiva se trata de hacer notar diferentes a quienes no lleven los signos identitarios, hoy se utiliza color amarillo, en lazos individuales, o puestos en edificios, calles, puentes, postes de luz, colegios, mesas de votación electoral, banderas en balcones y portadas, en actos públicos institucionales o privados, en actos culturales, tradicionales o deportivos,… en muchos casos los lazos y símbolos indepes son colocados utilizando grúas municipales y bajo la protección policial, forma parte de la fascistización de Cataluña, además cumplen la misión de movilizar adoctrinar y formar grupos de identidad tribal.


Es una práctica fascista que lucha contra los principios ilustrados extendidos tras la Revolución Francesa, esa de considerar iguales en derechos a toda la ciudadanía, los anti ilustrados pondrán la nación por encima de los individuos y en Cataluña hay una práctica ampliamente extendida de marginar y reprimir a los no independentistas. Decía Roger Griffin: ‘El fascismo es un tipo de ideología política cuyo núcleo mítico, en sus distintas permutaciones, es una forma palingenésica (reencarnada) de ultranacionalismo populista’. Marcar a los oprimidos que no creen en la nueva nación, sirve para deshumanizarlos y por tanto justificar dañarles a ellos y a su patrimonio, si fuera necesario asustarlos, pincharles ruedas de coches, pintar sus puertas de casa y negocios, amenazar telefónicamente, o mediante correos, o mediante redes sociales, avisarlos sobre posibles dificultades futuras, comentando en comercios y calles posibles acontecimientos. Otras veces la opresión consiste en no aplicar las leyes del Estado, no prestar ayuda policial, no permitir empleos en condiciones de igualdad, no facilitar colegios o guarderías para hijos pequeños, no conceder permisos de obras, o mandar a los guardias a presionar con multas por comportamientos que pueden incluir basuras, coches, obras, denuncias falsas… 

‘’Cuando una raza es fuerte y victoriosa escribe su grandeza y la transmite a las siguientes generaciones en sus monumentos de piedra: cada sillar arrancado del corazón de sus montañas constituye una letra; el conjunto del edificio el poema de sus glorias. Cuando una raza es floja y cobarde, cuando cae degradada a los pies del vencedor, es que reniega de su pasado y, ella misma, más destructora que el tiempo borra el poema de su grandeza arrancando una a una las piedras del edificio para devolverlo a la nada de donde surgió un día. Mas cuando la raza agonizante, dormida bajo la corrupción de sus vicios, vuelve a darse cuenta de su grandeza pasada y se avergüenza de su presente de humillaciones, recoge piadosa los sillares hechos migajas que las manos amorosas de sus abuelos trabajaran y con fuerzas nuevas, arrancadas del espíritu y del cuerpo, vuelve a levantar el monumento insigne, tablas de piedra donde Dios mismo escribió un día sus leyes y las glorias de su pueblo.
La raza que vence y que se hace noble y poderosa; que cae y que se ensucia hasta el alma; que se vuelve a levantar esperanzada despolvando su vestido, es la raza catalana; Santa María de Ripoll el símbolo de su gloria, que hoy a todos nos acoge bajo sus alas. 

La primera vez en su edad de gloria y de conquista, sintiéndose resonar todavía en la lejanía los alaridos de los califas moros, mientras estos valles se estremecían de alegría bajo el caballo de nuestro conde Guifré, el tronco poderoso de nuestro linaje, el fundador de la nacionalidad catalana, y mientras los cielos se abrían para recibir el incienso y las plegarias de los sacerdotes que este monumento a Dios consagraban.
Àngel Guimerà i Jorge. “Angel Guimerá en la sessió catalanista de Ripoll”. Lo Catalanista, VII/313, 16 de julio de 1893

martes, 9 de julio de 2019

Fascismo catalán en los pueblos. (1)

Familia, municipio, fascistización catalana en pequeñas unidades: 

Los fascistas en todas partes son nacionalistas y totalitarios, lo manifiestan en muchos aspectos de la vida cotidiana, y en los niveles administrativos, municipales y parlamentarios que controlan, niveles en los que es imposible debatir, ni siquiera manifestar opinión distinta, por aplastamiento, por presión, por expulsión, o por cierre del Parlament… intentan dirigir a su antojo la creación de una nueva nación, bloqueando la participación de los diferentes que apartan de las instituciones que ellos controlan, poniendo éstas enteramente a su exclusivo servicio. Porque todo está permitido ante fines tan gloriosos como salvar la supervivencia del pueblo y el destino de Cataluña, eso lo expresa bien la grandilocuencia de Quim Torra. El problema es que el pueblo, es quien ellos dicen que es, desde luego queda fuera de ese común quien discuta y considere a todos, ciudadanos libres e iguales. 



‘’Cuando la patria vive un momento de urgencia nacional, cuando se corre el riesgo de que la nación se deshaga como un azucarillo en un vaso de leche, cuando están sonando todas las alarmas a la vez por nuestra supervivencia como pueblo, la discusión ideológica no puede ser en ningún caso el eje que nos separe, por encima está el destino de Cataluña.’’ Quim Torra, 7/marzo/2012. 

Ayuntamientos, edificios públicos, calles, fachadas, marquesinas, portadas, edificios de colegios y universidades, televisión y radio… todo ello es propiedad común y debería ser de uso colectivo, por tanto neutral, será utilizado única y exclusivamente por el independentismo, que una vez más hay que decir que tiene menos de la mitad de los votos catalanes. Así lo hacía el fascismo, machacando a todos con sus consignas, banderas, proclamas sonoras,… su carácter totalitario queda refrendado cuando la propiedad de toda la sociedad es puesta a su único servicio, el país es suyo, la calle es suya, despreciando a los vecinos, a quienes no piensan y opinan como ellos. Este comportamiento puede ser asfixiante en las poblaciones pequeñas en donde la posibilidad de evadirse del totalitarismo es muy difícil y significarse en contra puede ser una heroicidad. 'Ven a matar españoles en un ambiente festivo, pacífico y familiar'. Fascismo de pura raza catalana, el odio a la máxima potencia.

En muchos pueblos de Cataluña la autoridad municipal concentra el rasgo fascistoide y supremacista, convenientemente protegida por el corporativismo del grupo local, y por el movimiento general. Podemos leer en los estatutos de la Asociación de Municipios por la Independencia “Sabemos que, en Cataluña, el trabajo, la ciencia, las artes, el pensamiento siempre han estado a la vanguardia de la realidad y del sentimiento de un pueblo, en contraposición de la dedicación de las élites españolas de habla castellana, dedicadas a la gran administración, al ejército y la judicatura”.

Como en la Italia de Mussolini, o en la España franquista, los líderes locales hacen su trabajo de fascistización amparados en su supremacismo, adueñándose del conjunto de la vida institucional y cotidiana en sus pueblos, expandiendo la revolución permanente, incorporando la cultura general del movimiento, diadas, antorchas, homenajes a catalanistas históricos, al tiempo de impulsar la conversión o marginación de los no creyentes en la población en la que viven, privilegiando a unos sobre otros, linajes, apellidos, lengua, por supuesto ningún otro partido no independentista tendrá sitio en ese pueblo en el que se atacarán sus sedes se amenazará y perseguirá a sus militantes hasta silenciarlos. Totalitarismo fascista se llaman esos comportamientos. Además esas unidades pequeñas conectarán con las movilizaciones masivas a las que trasladarán agrupamientos de vecinos organizados, el autobús de tal pueblo en aquel lateral, el haz del pueblo X al sector azul, el gremio o sindicato de Y en la cabecera, la escuela Z con los distintivos a la plaza,… 

Pretenden organizar la nueva sociedad por encima de la mitad de catalanes, -a los que están censando, haciendo listas, marcándoles- e imponer al resto sus deseos y manías, sus mitos y forma de vida, para ello utilizan la violencia cuando fuere necesario. Los indepes, como hicieron antes los fachas italianos o franquistas, amparados en la supremacía moral que pretenden ostentar, son opresores que utilizan la fuerza necesaria para lograr sus fines, fuerza que puede ser variada en formas y grados de aplicación. Si con fuerza de grado 1 consiguen resultados, no subirán otros grados, por ejemplo, si aplicando la violencia administrativa de negar una licencia de apertura a un negocio, un alcalde en un municipio impide que un establecimiento comercial abra, no será necesario subir de grado, forzando así la migración del unionista. Si el establecimiento ya estuviera abierto y se quiere bloquear, se atacará con pintura, rompiendo sus cristales, boicoteando proveedores y suministros, obstaculizando la entrada de clientes, dañando los cierres del establecimiento, atentando contra las conexiones eléctricas o de agua, presionando a los profesionales de oficios para impedir arreglos... 

Los resultados que obtienen consecuencia de la opresión serán los deseados en cada momento: Que no voten en las elecciones celebradas en el pueblo, para lo que se apartan y esconden papeletas que no sean las indepes, que no protesten por la ocupación de calles, iglesias y edificios públicos con los símbolos y banderas, incluso en los espacios electorales los días de votación, que se acepten las consignas y letanías sonoras periódicas emitidas mediante altavoces desde torres de iglesias y ayuntamientos, que acepten como normal entrar a bares comercios bajo las cortinas/banderas independentistas, que acepten no los sirvan en un bar o ser expulsados, que aíslen y no hablen a los niños en el colegio si hablan su lengua materna, el castellano, sin ser recibidas las madres por el profesorado,… así hasta la asfixia de cualquier comportamiento distinto basado en pensamientos democráticos y tolerantes. La fascistización de Cataluña se está consolidando.

sábado, 6 de julio de 2019

La fascistización de Cataluña es un problemón

Si una profesora en un colegio de Cataluña agrede a una niña pequeña por hacer un dibujo de una bandera española, es una brutalidad realizada por alguien desquiciado atentando contra los derechos humanos elementales de esa niña que muestra sus emociones de esa forma, pero cuando ese mismo acto de la profesora es realizado para castigar a la niña considerándola enemiga de la nación en construcción, movimiento del que la profe se siente militante, eso es fascismo, está soportado en una concepción global que resalta la xenofobia contra los castellano hablantes, enemigos del procéss, que deben someterse a los supremacistas catalanistas. Deja de ser un acto aislado surgido por nervios temporales, para convertirse en otro más, entre miles de actos, realizados por individuos convencidos de estar haciendo lo correcto en su lugar de trabajo, la profesora entiende que su tarea es adoctrinar niños en la religión que está construyendo un mundo nuevo, la independencia, y si observa que alguien sale del camino ella piensa que todo le está permitido para reconducirla. 


Se equivocan quienes miran para otro lado intentado ocultar los hechos individuales, o los que pretenden sacarlos del contexto del movimiento por la construcción de la nación nueva, son miles de anécdotas ocultadas, represión generalizada sobre más de la mitad de la población desde hace muchos años en Cataluña, se actúa en los colegios como esa profesora, -desde que fueron expulsados 14.000 profesores del sistema educativo catalán, sustituidos por los nuevos catalanistas-, miles de hechos personales no solo en colegios, en toda institución por no responder reclamaciones, o no recibir padres cuya lengua materna fuera castellana, o marcar a los disidentes, sus buzones, sus pertenencias, obligarlos a significarse en las votaciones escondiendo papeletas que tienen que pedir, pintar portadas de comercios, no conceder licencias de apertura de negocios, ni permisos para celebrar actos o realizar obras en locales o casas… 

Si los comportamientos personales se hacen globales en una sociedad formando parte de un régimen, -un sistema de instituciones políticas, económicas, sociales, deportivas, mediáticas, culturales…gobernado por independentistas-, que los protege y alienta, régimen que soporta su comportamiento en elaboradas teorías racistas y xenófobas con las que dota de una ideología al movimiento, que protege las acciones de sus militantes que se sienten respaldados por una organización, son realizados porque tienen la protección del movimiento independentista, régimen instalado en Cataluña. Sus activistas, individual y colectivamente, todo el entramado a su alrededor, se sienten luchadores por la nación con la obligación de protegerse, en el caso de las profesoras, compañeros, directores, callan quitando importancia, o los sindicatos de enseñanza que miran para otro lado, los mossos retrasan o frenan denuncias, la prensa silencia, los cargos educativos traspapelan,… todo bajo la atenta mirada del Gobern de la Generalitat. 

No, no me gusta el fascismo, me parece horrible, no aguanto su banalización usado en tanto insulto que fundamentalmente minimiza y oculta la realidad fascista. El concepto facha es ampliamente utilizado para insultar al oponente, a quien lleve la contraria o simplemente tenga opiniones diferentes, para descalificarlo; Es un error a enfrentar si de verdad se pretende luchar contra el fascismo. Banalizar el fascismo es tanto lo anterior, por quitarle importancia, como considerarlo solo en el extremo de campos de concentración y exterminio. El fascismo fue mucho más, fue un movimiento de masas organizado, dotado de una ideología, una cultura, un comportamiento, una forma de hacer política y activismo social con el objetivo de construir una nación nueva en un nuevo estado. 

En bastantes ocasiones quienes lo utilizan como insulto se comportan como tales fachas, piensan, hablan y actúan bajo un comportamiento fascistoide, habitualmente formando haces, en panda, lo hacen menos en solitario, lo cual muestra entre otros aspectos de sus relaciones sociales que desprecian a otras personas con significantes de basura humana, con los cuales justificarán marginar y aplastar al individuo distinto, al que convertirán en enemigo. Parte de la incomprensión del fascismo se debe al simplismo de la sociedad actual que intenta reducir toda explicación del hecho social a una palabra, o frase. El uso del término contra persona o grupo quiere descalificarlo aprovechando la carga negativa que contiene, que nunca admitirá ser quien lo difunde. En Cataluña la AMI, la ANC, Ómnium, Generalitat, Mossos, TV3, Catalunya Radio…, consideran que opinar distinto a ellos es un acto contrario a Cataluña, ellos que son los poderes establecidos y organizados tratando de imponer sus ideas por la fuerza. Es absurdo llamar fachas a los que les llevan la contraria, precisamente ellos que acumulan múltiples rasgos fascistas.