domingo, 2 de agosto de 2015

Grecia. Sorprende el olvido, y el simplismo en los relatos. O no (3)

El problema de situar el debate en el terrorismo financiero, es que esconde la realidad del desastre, y lo que es peor, no sirve para corregirlo, sino que ayuda a ahondarlo. Sin aclarar las variadas responsabilidades de como se llegó hasta aquí, no habrá arreglos, sin aclarar la diferencia entre realidad soñada y realidad soportada, será imposible mejorar la situación. Si la realidad soñada por cada individuo, el mundo idílico, no contempla los elementos de la realidad soportada, en la que participa el resto del mundo, difícilmente se podrá avanzar. Pasaba en las negociaciones dirigidas por Varoufakis, -su sustituto, Tsakalotos, en dos meses, presentó a los negociadores el doble de propuestas por escrito que el sustituido había presentado en cuatro-  mezclar deseos y realidad conduce a ampliar los desastres; los mercados existen en el mundo, y no en el sistema capitalista como algunos quieren creer, -como si hubiera otros sistemas paralelos compitiendo-, los mercados funcionan en todo el planeta Tierra, salvo en islitas, son elementos a considerar para crecer y reducir deudas, para crear empleos y pagar pensiones… de lo contrario pueden pasar meses sin mejorar la negociación y al final tener que aceptar aquello que se rechazaba, porque la situación se hizo insostenible.

La ayuda, antes y después del referéndum, se pide por los gobiernos griegos a Europa, a los que llaman terroristas financieros, ¿cómo explicar esto de forma coherente, pedir ayuda a quienes dice están asesinándote?, de hecho está aceptando que esos llamados terroristas le pueden ayudar, ¿no es contradictorio, o estúpido? ¿Acaso Tsipras y su mayoría de apoyo se volvieron locos? O simplemente tratan de resolver un problema con los medios que tienen a su alcance. Tsipras grita a sus críticos de coalición para que ofrezcan alternativas posibles de aplicar, además de oponerse. La realidad soportada obliga y no es sencillo habilitar salidas; vean un ejemplo: empezar un corralito es fácil, terminarlo es complicadísimo, cuando los bancos vuelven a abrir oficinas, la población habrá perdido la confianza e intentará sacar todo su dinero, pero ningún banco, en ningún país del mundo tiene el dinero de sus depositantes en caja; así que a pesar de las medidas de controles, seguro que afectará a los pagos de la economía real, a las relaciones comerciales internas, a las importaciones que tendrán dificultades de pago que podrían dar lugar a desabastecimiento, así que solo con una ayuda especial de liquidez proporcionada por los terroristas financieros, será posible salvar la quiebra bancaria y de país.

Una perniciosa costumbre se ha popularizado por su facilidad de uso, recoger solamente aquellas hierbas que verdeen en mi campo y despreciar todo lo que no encaje. Solo se lee lo conocido, lo que diga lo mismo que pienso, lo del propio clan, el divertimento es cocerse en la propia salsa, creer que toda la humanidad piensa como nosotros; al fin y al cabo allí en el concierto estamos todos; es mentira, hay más gente fuera que dentro. Y lo que más verdea en casi todos los grupos es identificar un enemigo externo, para cohesionar, todos contra un demonio, la troika… si lo nombras con las claves requeridas, será como las palabras mágicas que abrirán las puertas a la comprensión, en cuanto tuerzas la línea prefigurada, la comúnmente aceptada, considérate excluido. Pero, esa postura ¿abrirá todas las puertas/explicaciones desde 2010 en Grecia? ¿Y las de antes? Quizás defiendan que anteriormente la paz y el equilibrio dominaban Grecia.

¿Conocen documentos sobre la crisis griega elaborados por quienes pretenden resumirla con el término de terrorismo financiero?  Sería un comienzo, o simplemente da igual, porque vaya peñazo tener que leer cuando todos los colegas le consideran uno de los suyos solamente con soltar una frase. Los escritos de Varoufakis, que pueden descargar de su blog –por ejemplo una modesta proposición- podrían resultar de altura intelectual, pero los planes de Syriza, han fracasado, -prometió aumentar el gasto público, reducir impuestos, excepto a los ricos, aflojar el compromiso fiscal de déficit, aumentar salario mínimo, finalizar las privatizaciones, no tocar pensiones, no reformas laborales…- Por el contrario ha ocurrido que ‘’La incertidumbre política prolongada ha llevado a la economía a una nueva recesión, ha invertido la disminución del desempleo, ha bajado los ingresos fiscales y se ha ampliado la brecha fiscal’’. Declaración de 246 Profesores de Economía en las universidades griegas a consecuencia del Referéndum. 02/07/2015.  En el fondo la política trata de resolver problemas que requieren movilizar millones de personas y forjar alianzas en torno a reformas concretas que solo serán efectivas y estables, con amplios consensos; ese es el eje político fundamental de cualquier plan de rescate, incluido este último que para ser eficaz requerirá un gran pacto social que está por ver si puede dirigirlo la coalición de gobierno actual.

Sorprendente la poca preocupación por la globalización y cómo afecta a todos los países del mundo limitando su independencia, porque los flujos financieros y mercantiles, la sangre que circula por los países, llega a todas partes sin limitación en un instante, influye en todas las naciones reduciendo soberanía, minora la capacidad de actuar como a uno le gustaría supuesto que contara con todos los medios disponibles y nadie compitiera con ese país; sorprende el desconocimiento de los mercados, ¿pensaban que eran instituciones de caridad que estaban obligados durante años a dar préstamos a Grecia? Peor aún, sorprende que grupos de izquierdas no repararan en la deuda histórica como grave problema y crean que no tiene que ver con la situación actual; sorprende que muchos engañen con el default, o crean que declarar impago es barato. 

Sorprende que todo lo apuesten a un nacionalismo dentro o fuera de Europa, como si la independencia fuera posible en el mundo globalizado y la competitividad no tuviera nada que ver con la implosión de los emergentes, o la capacidad de obtener créditos fuera algo establecido,  como la posibilidad de contar con liquidez para un uso normal de la economía de un país, como si la estructura del estado no influyera en su propia existencia, como si ello dependiera exclusivamente de voluntad en una minoría de la población, como si fuera sencillo siendo independientes. ¿Independiente de quién?

viernes, 31 de julio de 2015

Grecia. Sorprende el olvido, y el simplismo en los relatos. O no (2)

El primer y segundo rescate han resultado un fracaso, la deuda no solo no frenó, sino que aumentó, los recortes forzados por los rescates generaron un decrecimiento que empeoró las condiciones de vida de la población y limitó las posibilidades reales de devolver los créditos. Pero nadie habló de terrorismo financiero durante décadas anteriores, cuando se fraguaron los cimientos del desastre, entonces gobierno, familias y empresas se inundaron de créditos, el estado siempre gastó más que ingresaba, el entramado estatal estaba soportado en deuda, pero este problema no ha sido visto como tal por muchos sectores políticos, al igual que en España, desde la izquierda se despreciaba hasta hacerlo desaparecer, se trataba de una estafa, era mentira, vivir de los préstamos no era peligroso, -la realidad soñada-, mientras tanto las cifras engordaban mostrando la mayor acumulación de deudas de la historia. Mientras decenas de instituciones internacionales publicaban montones de estadísticas sobre el asunto en las que mostraban el gigantesco crecimiento de la deuda, era fácil leer a gente relevante, españoles y griegos, que no existía tal problema. Hasta que estalló. (Es que ‘La deuda es mucho más que deuda’).

Estallar significó que el crédito desapareció tras la quiebra de Lheman Brothers en 2008, el precio de los activos se derrumbó, lo adquirido con créditos perdió su valor por debajo del nominal, manteniendo la deuda por encima del activo, y eso en el mejor de los casos, porque la deuda pública en Grecia y España, en su mayoría soportaba gastos corrientes de la Administración, respaldaba consumo, y en menor medida inversiones desproporcionadas, ruinosas por corruptas. Refugiado en los sueños el simplismo fue negarse a ver las repercusiones del estallido de una burbuja de crédito, que rompió las piernas a los deudores, e inmoviliza proyectos y vidas por muchos años, porque las deudas pasan de generación en generación; simplismo supone no ver que en los estallidos de burbujas, habitualmente, muchas de las deudas privadas pasan al sector público, en Grecia y España, simplismo fue no percatarse de que en el caso de la deuda pública los intereses a pagar se hacían insostenibles –más de 35.000 millones anuales en España, similar al subsidio por desempleo anual, equivalente a la suma de recortes de varios años; Grecia paga aproximadamente un tercio de intereses, con un PIB muchísimo menor-.

El simplismo en los análisis prosiguió, nadie podía pagar, ahora se insistía en que la gente no éramos responsables de las deudas, ilegítimas e ilegales, por lo que había que negarse a pagarlas, y así, gente respetable en algunos ámbitos políticos comenzó a propagar la idea de impagar la deuda. Negarse a pagar se extendió pronto en amplios ambientes, parecía una fácil y sencilla solución a los problemas. Pero el simplismo filosófico, el populismo político, nuevamente mostró no ser solución para problemas complejos. Al mismo tiempo las políticas de austeridad aumentaban, generaron una gran recesión europea, así que en España y Grecia, las deudas crecieron, como consecuencia de decrecer la economía, a menor PIB mayor peso de la deuda, como consecuencia de mayores gastos sociales provocados por la recesión, como consecuencia de los intereses a pagar y como consecuencia de salvar deudas privadas de bancos y corporaciones que se asumían como públicas. –Se puede hacer un master sobre el traspaso de deudas privadas a públicas estudiando la quiebra de Cajas de Ahorros españolas-.

Defender el impago de la deuda se ha ido apagando sin explicación, ya no se lee tanto a quienes lo escribían. Cada vez que los mercados escuchaban la propuesta de impagar, a Grecia le costaba más dinero y esfuerzo conseguir financiación. Syriza no puede pagar pensiones y pide crédito a los mercados, al margen del facilitado por instituciones europeas, los prestamistas habían escuchado que no pagarían y calculan los intereses considerando la posible quita que se produciría en bonos a tres años que compraban y cobran un interés del 25%, (chart página 61); así Grecia se hundía más. Gritar la posibilidad de impagar, hacía todo más difícil, costaba mucho más, si una reestructuración negociada de deuda es cara, pero posible, una declaración unilateral de default puede ser una locura carísima. 

Tsipras se quejaba amargamente ante los negociadores europeos de que los fondos de inversión que soportaban las pensiones habían perdido 25.000 millones de euros, y esa era una de las razones que las hacían insostenibles, la causa estuvo en la reestructuración de la deuda griega de 2012. Las quitas aceptadas en una reestructuración provocan pérdidas a las instituciones tenedoras de esa deuda, pasó en Grecia con los fondos de pensiones, y con los bancos privados, grandes tenedores de deuda pública, los cuales quedaron tan dañados que tuvieron que apuntalarlos. En el caso de producir un impago en España, una quita afectaría también a fondos de pensiones nacionales e internacionales, acusarían las pérdidas nuestra hucha de la Seguridad Social española, que tiene un altísimo porcentaje invertido en deuda pública, como casi todos los fondos de inversión.

El simplismo analítico extendió la idea de que la maldita Europa fue la culpable de que españoles y griegos, familias, empresas, bancos, pidieran tantos y tantos préstamos durante los noventa y dos mil, -la deuda pública española era baja, pero la griega ya era altísima- es cierto que el sistema de excedentes puede explicar una parte del asunto, lo externo, pero sin la responsabilidad interna, difícilmente se tendría un panorama completo con posibilidades de intervenir para mejorarlo. De repente olvidaron que los costes de los créditos antes del euro eran altísimos para españoles y griegos, precios que referencia la prima de riesgo; con la implantación del euro, tomó tendencia a igualarse que vuelve a divergir profundamente cuando estalla la crisis, -se pueden observar en chart páginas 6 y 28)-. 

Todo se olvidó y tres etapas distintas, una docena de años, se convierten en la misma, -durante esos años Grecia, crece en PIB por encima de la UE12, reduce velozmente la inflación, el desempleo se sitúa en el entorno del 10%, y se expande financieramente por los Balcanes y Turquía…- . (El pueblo griego juzga muy positiva su relación con Europa en un 77%, los diputados de Syriza solo la mitad de ellos lo creen. What do Greek political elites think about Europe and the crisis? An exploratory analysis Yannis Tsirbas and Dimitri A. Sotiropoulos. Hellenic Observatory Papers on Greece and Southeast Europe. Julio 2015). Tres momentos económicos tan dispares, el antes de, la implantación del euro y la posterior crisis, tuvieron participación política muy distinta en cada momento y país, los pueblos apoyan mayorías actuales distintas a las que apoyaron hace años, con la misma legitimidad ambas; y todo se pretende encerrar en una frase, que es la que cala y moviliza. Pero no resuelve, ni ayuda a resolver.

miércoles, 29 de julio de 2015

Grecia. Sorprende el olvido, y el simplismo en los relatos. O no (1)

Syriza no es culpable de la debacle griega, no hay duda, aunque tenga alguna responsabilidad en no mejorar y/o emporar la situación de estos seis meses. La debacle griega se genera con responsabilidad interna desde hace muchos, muchos años, hasta llegar a una deuda pública por encima del 100% del PIB ya incontrolable a mediados de los noventa, que estalla en 2010 al no obtener financiación en los mercados, es entonces cuando Grecia pide ayuda a Europa. La situación lejos de ser reconducida, se agrava por unos planes de austeridad impulsados por la troika desde entonces, que fundamentalmente tienden a recortar, antes que a crecer, por lo que todos los parámetros económicos empeoran en Europa y terminan de arrasar Grecia. 
        
Sorprende el olvido y la ocultación del pasado, en 2009, sin intervención ni rescates, la pesada losa de la deuda ya existía, al igual que la poca competitividad de su economía era patente, la dispersión y clientelismo del estado cuasi fallido era visible, notoria la pobre adaptación a los cambios de era que provocó la globalización en la transición entre siglos, por ello sorprende que la mala vida comience en 2010 para quienes pretenden mantener un titular a costa de una explicación más amplia de lo ocurrido, que aún siendo ésta contradictoria y compleja resultaría de mayor utilidad para implementar las alternativas adecuadas.

Análisis concreto de realidad concreta era un requisito previo para poder modificarla, eso se decía en el pasado entre los grupos de izquierdas. ¿Sorprende el olvido y el simplismo? O no. Forma parte de un comportamiento intelectual que cuenta con un guión predeterminado para todo cuanto sucede en el mundo, en cualquier parte, en cualquier época, y si encontramos datos o argumentos que contradigan el guión, directamente se ocultan o borran, lo único que interesa es que  los titulares del presente se ajusten al guió previo, así que, ¿para qué estudiar si todo está ya explicado?  La idea simple calará primero, así que ¿para qué esforzarse? el viejo ungüento de fierabrás que pretende servir para todo, evidentemente para nada útil servirá. El problema de la realidad griega es que se puede estudiar el camino desde muchos decenios atrás, en una fase hasta finales de los noventa y posteriormente adaptación al euro hasta 2009.


'Todas las formaciones sociales capitalistas necesitan mecanismos para difundir algunas de las ganancias del mercado a los grupos sociales menos privilegiados, y el estado clientelista en Grecia fue la opción preferida de las élites‘. Laskos y Tsakalotos. ‘Crisol de resistencia’.


"La troika ha lanzado una operación mafiosa de terrorismo financiero contra Grecia". Pablo Iglesias ante la convocatoria del referéndum griego de 5-07. Reunión del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos.

Simplismo es encerrar un conflicto con múltiples variables contradictorias en una frase, ‘terrorismo financiero’, con la que se pretende categorizar moralístamente a grupos inmersos en complejísimos problemas, pretende jugar utilizando las categorías de buenos y malos, los buenos siempre nosotros of course, quiere llevar un mundo de contradicciones al terreno de las emociones, desde luego no pretende aclarar ¿qué sucede, ni por qué, ni qué se puede hacer para mejorar, ni de qué forma?… no parece que le interesen los costes de las decisiones que habrá que tomar, las cuales, en todos los casos afectarán negativamente a alguno de los muchos grupos clientelares –extractores de rentas- del estado griego. Parece increíble pero pretender encerrar todo en una frase, está muy alejado del pensamiento progresista o de izquierda, jugar con los sentimientos para que los individuos se posicionen a favor de un bando y en contra de otro, y no con la razón para explicar y tomar postura. A un individuo particular se le puede permitir este reduccionismo, a un partido que pretende gobernar, no. La responsabilidad de un partido es muy grande, puede generar opinión y movilizar cientos de miles de individuos persiguiendo un golpe de humo, en pos de encontrar salidas concretas a problemas reales.

"El terrorismo financiero causa más dolor que el nazismo".
Juan Carlos Monedero. Universidad Pública de Navarra.

¿Terrorismo financiero los rescates a Grecia? Simplismo y vaguería intelectual para no explicar, o manipulación estudiada, de hecho la frase que pretende ser concepto, quiere responsabilizar a Europa por las penalidades que padece el pueblo griego. Simple solución, se elimina la troika y todo resuelto. ¿Simple o erróneo? No explica cómo Grecia explotó en 2009/2010, antes de conocer a los hombres de negro. El colapso de 2009/2010 es el que determina la creación de la troika, y no al revés, la Comisión europea, el BCE y el FMI, generan el primer rescate en 2010 cuando Grecia quiebra y se desploma; entonces pide ayuda a gritos. Ahora el problema de fondo es saber si Grecia puede disponer de medios para permanecer en el euro, o podría encontrar fuera su mejor lugar. Lo cual tiene que ver con el sitio de Grecia en el mundo globalizado, sus posibilidades competitivas o relacionales, y esto no tiene respuesta sencilla, hay partidarios políticos de ambas posturas y expertos económicos, no necesariamente coincidentes con los políticos, que defienden una o ambas, de hecho el problema no está resuelto en Grecia, con abundantes debates, ni siquiera lo está dentro del gobierno ni de Syriza.

Los manuales recomiendan devaluar, pero supondría salir del euro, la quiebra de todas las familias, empresas y bancos endeudados y también del Estado. Además, supondría incumplir todos los contratos, provocando problemas jurídicos, internos y externos, como en la Argentina de 2001, que aún hoy siguen sin resolverse.

Salir del euro provocaría un aumento exponencial de la pobreza a corto plazo. Pero quedarse con tipo de cambio fijo y tipos de interés efectivos muy superiores a los de los competidores también aumentará la pobreza. José Carlos Díez. 26/06/2015

viernes, 24 de julio de 2015

Entender Grecia. El lío de las pensiones. 3

‘…el problema es que un Estado moderno - en su función primordial como árbitro entre los grupos de interés, que actúan para el bien general - apenas existe en el país…
…sólo mediante el uso de las redes informales se pueden lograr cualquier cosa… 

Grecia es la República de Weimar de la Europa moderna, se tambalea al borde del fascismo o el caos, el primer gobierno marxista en la zona euro o la continuación de la administración por una elite corrupta y desacreditada. Es también el hogar de once millones de personas educadas en los ideales profundos de la civilización europea, que han demostrado moderación notable. 
Paul Mason ‘limpieza en los establos’ . Comentarios a Yannis Paleólogo 'El 13 Trabajo de Hércules' 

No debe extrañar que la prensa europea haya producido un goteo de anécdotas sobre las condiciones de jubilación en Grecia, por peligrosidad podían prejubilarse a los 50 las mujeres, a los 55 los hombres, con pensión completa, por ejemplo en las peluquerías, los taxistas, camareros, también los presentadores de televisión y locutores de radio, por las bacterias, los músicos, bailarinas de ballet, cantantes de ópera, funcionarios, empleados del Bco. de Grecia, de la Telefónica, ferrocarriles, eléctricas… resulta difícil de creer, dice el 11/03/2010 The New York Times que el gobierno griego da la cifra de 580 categorías laborales peligrosas con derecho a jubilación anticipada por peligrosidad, alrededor de los 50 años. Las hijas de pensionistas muertos del sector público heredaban la pensión de los padres, unas 40.000; la información de pensionistas muertos era ocultada para seguir cobrando, en 2010 unos 4.500; se daban muchos casos de duplicidad en cobros, etc. sin duda pueden darse situaciones como las anteriores, pero desconocemos su grado de generalización, al tiempo que sin duda, a  muchos pensionistas de escalas bajas les han sido recortadas las pensiones a la mitad en estos años.

Supongan que consideran inciertos los datos que publican instituciones internacionales aquí recogidos, nada tan sencillo como buscar otras instituciones y confrontar los datos para desmentirlos, desde luego no es válido negarlos simplemente por acogerse a la opinión interesada y sesgada del político o fanático de turno especialista en negar la realidad que no se ajusta a su previo criterio. En la figura 2, del trabajo Allianz International Pension Papers 1/2014 Pension Sustainability Index sobre la sostenibilidad de las pensiones, la comparativa entre los años 2011 y 2014, Grecia capitanea el grupo de los países con sistemas insostenibles. -Por cierto no crean que España está muy lejos-. En la figura 13, el gasto en pensiones en 2007 y 2012, antes y después de los rescates, en ambos años Grecia en lugares de cabeza, con veloz crecimiento en 2012 probablemente ya a causa de los recortes.



 Allianz International Pension Papers 1/2014 Pension Sustainability Index


miércoles, 22 de julio de 2015

Entender Grecia. El lío de las pensiones, 2


De los datos de Eurostat podemos ver también que: En 2015, los mayores de 65 años en Grecia son 2.255.000 personas, las pensiones son 2.855.000, seiscientos mil más, aparte hay un atasco de resoluciones pendientes cercano a 500.000 nuevas pensiones. En España los mayores de 65 años somos 7.242.000 y pensiones 9.172.000; en Grecia los mayores de 65 suponen más del 20% de población y en España un 18%, en ambos casos tenemos un problema demográfico, superior en Grecia con una población más envejecida y cifras de paro gigantescas. Recuerden que el paro en ambos países es similar y el mayor de Europa por lo que el número de cotizantes no ayuda a sostener el gasto en pensiones.

En los cuadros procedentes de Eurostat referidos a 2012, vemos el total de gasto en pensiones, en general para todas las edades, Grecia destaca sobre el resto países, a la izquierda. Si atendemos solo la parte de pensiones en los jubilados mayores de 65 años, queda situada en el medio de la tabla, cuadro derecho. Esto quiere decir que hay mucho gasto de pensiones en personas por debajo de los 65 años, por causas muy diversas entre las cuales seguro estarán las dificultades económicas como consecuencia de los recortes generados por el rescate de dos años antes, pero también podrían ser prejubilaciones anticipadas consecuencia de su sistema de jubilación.
         

El ministro de Trabajo griego, Yiannis Vroutsis, a finales de noviembre o principios de diciembre de 2014 presentó datos al Parlamento de Grecia, afirmando que ‘casi el 75% de los pensionistas griegos están tratando de asegurar su jubilación anticipada a través de disposiciones legales que les permiten dejar de trabajar antes de los 61’

"En el sector público, 7,91% de los pensionistas se retiran entre las edades de 26 y 50 años, 23,64% entre 51 y 55, y 43,53% entre 56 y 61. En IKA, (IKA es la Caja de Seguro Social) 4.44% de los pensionistas se retiran entre las edades de 26 y 50, 12,83% se retiran entre 51 y 55, y 58,61% se retiran entre 56 y 61. Mientras tanto, en los llamados fondos saludables, el 91,6% de las personas se jubilan antes de que el límite nacional de la edad de jubilación". (Greek Reporter. Ioanna Zikakou )

‘’Las cifras de Helios - la base de datos del Ministerio de Trabajo - muestran que en los últimos cuatro meses, nueve de cada diez griegos empleados que optaron por la jubilación eran menores de 62.

Entre septiembre y diciembre de 2014, 76.33 por ciento de todos los nuevos jubilados asegurados en el sector público eran menores de 62 años. De ellos, el 91,96 por ciento fueron asegurados en fondos especiales de seguridad. ’’

lunes, 20 de julio de 2015

Entender Grecia. El lio de las pensiones 1

En los gastos del estado está contenido el gasto en pensiones, una de la cuestiones que son un verdadero lío en las negociaciones, por su diversidad de datos, su enrevesada forma de financiarlas, asistenciales, complementarias, de jubilación, contributivas por el estado, por las cotizaciones individuales y empresariales, por legislaciones de peligrosidad y especiales… utilizan diversidad fuentes, en 2008 hasta 133 fondos de pensiones e inversión y aportaciones diferentes, -se correlacionan con el centenar de sistemas de jubilación diferentes- que precisamente los negociadores tratan de reducir y unificar para abaratar costes, por la diversidad de normas y casos, así no es extraño que todo el mundo utilice alguno de sus aspectos para una vez generalizado tirárselo al adversario. En la lucha por la liquidez de estos meses, los fondos de pensiones se han ido utilizando para pagos urgentes, descapitalizando y poniendo en precario los futuros pagos a pensionistas.
 
Tsipras comunicó a los negociadores una disminución de 25.000 millones en sus fondos provocado por cinco años de recesión impuesta que aumentaron los despidos y el paro, y por la reestructuración de la deuda en 2012. La reestructuración de la deuda, las quitas efectuadas, afectaron a los activos de los fondos de inversión responsables de las pensiones, ya que por ley de 1950 debían tener un mínimo del 77% invertido en bonos del estado griego, al minorar su valor por las quitas, perjudicaron la sostenibilidad de los pensionistas griegos.  Yanis Varoufakis en Berlín el 8 de junio "Por supuesto, este sistema de pensiones no es sostenible, cualquier carnicero puede tomar un cuchillo y empezar a cortar las cosas. Necesitamos cirugía. Tenemos que encontrar formas de eliminar las jubilaciones anticipadas, de la fusión de los fondos de pensiones, de reducir sus costos de operación, de pasar de un sistema insostenible para un sistema sostenible, racional y poco a poco”.

Las pensiones son un problema para Grecia, no lo duden, y no porque  en general cobren demasiado, aproximadamente la mitad de pensionistas están por debajo de 700€, sin duda la enorme recesión ha generado miles de despidos, jubilados anticipados, con pensiones de miseria que ya han pasado por varios procesos de recortes; con menos empleo aumentan los gastos sociales, un círculo terrorífico que solo se corta creciendo económicamente. Tampoco olviden en la ecuación, su demografía, el gran número de ancianos; y que los altos gastos en pensiones, de los mayores del mundo en relación al PIB, son un escollo en cualquier negociación, es un problema  complicado de resolver, los negociadores europeos alertan de la incapacidad de pago de pensiones en estos meses, muchos fondos están colapsados, sin dejar entrar nuevos pensionistas, pueden estar atascados unos 500.000, y sin poder pagar los actuales, de ahí la rapidez demandada en las negociaciones para tomar medidas inmediatas.

Como en otras cuestiones, por ejemplo la cuantía de los gastos públicos, conviene no mirar solamente los datos de últimos años tras los rescates, ya que pueden estar sesgados respecto a los datos tradicionales, precisamente por el importe de los intereses de la deuda, por el aumento de los dependientes, etc. por ello para ver los problemas de fondo es recomendable separarse un poco y mirar antes y después de 2010 y además establecer comparaciones europeas.



El cuadro recoge los gastos en pensiones desde el año 2002 a 2012 inclusive, de los países europeos, de la media de los 28 de la UE y de la media de los 18 de la eurozona. En toda la serie desde el año 2002 hasta el 2012, Grecia ha tenido un mayor gasto en pensiones que España. En el chart se introduce en la comparación además de Grecia y España, la media de los 18 países de la eurozona. Se puede apreciar que después del rescate de 2010 el gasto en pensiones griegas aumentó velozmente, probablemente el empeoramiento de las condiciones de vida influyera, pero interesa remirar los años anteriores, en los que el gasto era muy superior al español. -El salario mínimo también era superior al español, subió en 2009, 2010 y 2011 llegó a ser de 745.90; en 2012 ya cayó y en 2014 llegó a 586.08-.

domingo, 19 de julio de 2015

Entender Grecia. El monstruo ya existía (4)

Los datos pasados, las series históricas, se suelen omitir porque entonces no existía la troika, y desbarata los titulares, su culpabilidad encuentra pobre justificación en esas muy importantes cifras para comprender el por qué Grecia llegó en crisis a 2009. Los enormes y continuados déficit son una de las claves, el gasto público excesivo se financiaba con deuda en los mercados financieros internacionales, a altos precios hasta la creación del euro y a precios muy ventajosos desde su puesta en marcha hasta 2009 que cerraron el grifo y no hubo dinero para sostenerlo, ahora nadie concede préstamos a Grecia –o lo hacen a muy altos intereses-, salvo las ayudas europeas, que exigen contrapartidas y reformas. Para el futuro de las izquierdas sería importante elaborar un relato creíble de lo sucedido en el pasado, -todo lo relacionado con Grecia y Europa, afecta a España-, y debería alejarse de simplificaciones que no se ajusten a la realidad histórica contrastada, o estar dispuesta a perder credibilidad a raudales.

Si uno se queda en los recortes recientes, con ser muy graves, no entenderá por qué las exigencias de reformas que eviten déficit de 35 años alimentados con créditos que hoy nadie concede. El asunto es importante porque entender lo ocurrido, es un paso previo para poder realizar cambios en el estado y en el sistema productivo, arreglos imprescindibles para mejorar las condiciones de vida del pueblo griego. Se está escamoteando por corrientes izquierdosas, la responsabilidad de las familias oligarcas griegas, del ejército y de la Iglesia Ortodoxa junto con grupos clientelares en la creación de un estado cuasi fallido y a su entero servicio, y se escamotea con la ayuda/apoyo de opciones nacionalistas derechistas que tratan de reducir los problemas a una lucha entre nosotros el pueblo y ellos los extranjeros

Ello oculta que Grecia ha sido tradicionalmente un desastre económico que ha tenido fundamentalmente un apoyo político que lo mantenía anclado en la órbita occidental, su ingreso en la OTAN, luego en la UE y después en la eurozona, que dejaron pasar errores económicos, con la esperanza de corregirlos una vez dentro con los apoyos correspondientes, era el precio de la alianza de la que se beneficiaba la oligarquía griega, sin modernizar el estado ni el sistema productivo. Hasta que explotó.


Los gastos del gobierno griego en porcentaje del PIB, desde 1995 hasta 2015, puestos en relación con los gastos de otros países europeos y medias de área euro, y de la UE 15 y UE 28. En comparación con los gastos españoles los gastos griegos siempre fueron bastante más altos en los veintiún años contemplados, de hecho los gastos públicos españoles están muy por debajo de la media. El gasto público, puesto en relación con los ingresos, nos dará la imagen del déficit o superávit, en el caso griego, siempre déficit, siempre mayores gastos del estado que los que podían soportar sus ingresos, siempre usando el recurso de financiarlo con deuda pública, que crecía y crecía desde in hilo tempore. Interesa destacar ahora su dimensión comparativa, y fundamentalmente anterior a 2010, antes de la intervención de la troika, cuando creaban la Grecia conocida los grandes hijoputas oligarcas griegos –los mismos, o familia de los actuales, neos de la troika - .

Los diez años anteriores al primer rescate, la financiación de los déficits de todos los países fue sencilla, por el aluvión de euros a bajos precios, como se aprecia en los cuadros publicados, - de los precios de los bonos a 10 años, las primas de riesgo - tendió a identificar los precios de los países con excedentes de ahorro, del norte y centro, con las necesidades de los deficitarios periféricos. La moneda única tendió a unificar y abaratar costes, que fomentaron burbujas y corrupción.  

viernes, 17 de julio de 2015

Grecia. El monstruo ya existía. 3

Todo asunto relacionado con el gasto público en Grecia es fuente de lucha en la interpretación de la crisis, porque el sector público es una maraña de datos perdidos, nadie sabe a ciencia cierta si hay 800.000 funcionarios o un millón -10% de población, en España equivaldría a 4,5 millones de funcionarios-, en muchos casos no se sabe los contratos que los vinculan a la Administración, en otros se conocen situaciones particulares, por ejemplo 50 chóferes para un solo coche, o 45 jardineros para arreglar unas macetas en un hospital. Cientos de organismos paraestatales y empresas públicas, una maraña de prebendas y clientelismo rodea la Administración, mordidas en hospitales y ministerios, particularismos legales extendidos como justificación de complementos, -prima por trabajar al aire libre, a los guardas forestales-… síntomas que vistos en general sitúan el problema de un estado cuasi fallido, que explota en la crisis actual. Y que se agrava con los rescates y las exigencias de recortes.

El trabajo ‘Fiscalidad y sistema de protección social: ¿Qué fiscalidad para qué sistema de protección? Informe Foessa 30/10/2014. J. Ruiz Huerta. URJC.’ Condensa en un gráfico gran cantidad de información relevante, con valores inmediatamente anteriores a la crisis, y posteriores, período 2007-2012, muestra para 2007 el peso del PIB per cápita de Grecia en un 90% sobre el índice 100 de la UE, España por encima de la media en 105%. En la presión fiscal para el mismo año 2007, Grecia aparece con un índice de 85, sobre la media de la UE de 100 y España con 94% no llegaría a la media de la UE, en porcentaje del PIB Grecia quedaría con un 34.3% y España con un 38%. Si pasamos al gasto público, para el mismo año de 2007, Grecia sobrepasa con un 104%, la media de la UE=100, y España un 97%. Datos elocuentes de los desequilibrios griegos, antes de la crisis.

      
Fiscalidad y sistema de protección social: ¿Qué fiscalidad para qué sistema de protección? Informe Foessa 30/10/2014. J. Ruiz Huerta. URJC.

Nada se comprende de las disputadas negociaciones europeas, sin tener en cuenta la comparación para encajar la dificultad de las exigencias: Grecia ha caído profundamente en la crisis, a pesar de lo cual está en el medio de la tabla del PIB per cápita de los socios con los que negocia, dicho de otra forma, algunos de los negociadores a los que pide ayuda, Slovenia, Malta, Portugal, Eslovaquia, Estonia, están en peores condiciones, de renta, gasto público, pensiones, gastos militares… Hasta en Italia protesta, Renzi el 4 de junio ‘es impensable que los italianos deban ayudar a pagar un sistema de pensiones griego más generoso que el suyo.’

                  


El bando de los que justifican todo por las políticas de austeridad, olvida el pasado y trata de ofrecer visibilidad solamente a los datos recientes de gasto público, cuya cuantía y distribución lógicamente están desviados por los procesos de ayudas sociales tras el rescate y recortes de 2010. Por ejemplo, mirando cifras actuales, estarán contenidas prejubilaciones anticipadas que fueron provocadas por los despidos de funcionarios, la reducción de empleados públicos producida por los recortes, algo que no afectará tanto a cifras anteriores a 2010, el año del primer rescate. 



miércoles, 15 de julio de 2015

Entender Grecia. El monstruo ya existía 2

La deuda pública puede estar formada por acumulación de déficit anuales, y también por asunción de deudas privadas reconvertidas a pública, como ha ocurrido en Grecia y España tras la crisis de 2010. De hecho los rescates y reestructuración de la deuda de 2012, incluida quita, tuvieron como uno de sus objetivos prestar al estado para pagar a acreedores privados, bancos franceses y alemanes fundamentalmente, lo cual aumentó la ya enorme deuda pública. Pero es imposible taparse los ojos ante el permanente volumen de los déficits anuales que sumados engrosaban la deuda, ello ocurrió en el pasado mucho antes de la existencia del euro, o con el euro desde su implantación hasta 2010, fecha en la que se pusieron en marcha los rescates y la troika. Los déficits acumulados sumaron grandes cantidades de deuda pública en Grecia, lo cual indicaba que los gastos superaban a los ingresos del estado. No se trata de que recaudaran poco,  sino de que gastaban por encima de lo que recaudaban, de hecho en los últimos años recaudan más que en España, en relación al PIB, pero también los gastos públicos son muy superiores a los españoles.

¿Por qué olvidan que desde siempre los gobiernos griegos han tenido los presupuestos con déficit? Muchos individuos dicen que los problemas griegos fueron provocados por los gobiernos derechistas y socialdemócratas, lo que centra demasiado interesadamente las discusiones en los enemigos políticos actuales, salvando históricamente al pueblo griego en su conjunto, que fue quien eligió esas políticas y sus gobernantes y lo que es peor salvando a navieros, ejército, monarquía e Iglesia ortodoxa que parece no han existido nunca. Dichos gobiernos fueron tradicionalmente deficitarios para pagar el estado de bienestar, pero en el pasado también es cierto que parte del gasto público formaba parte del gasto de la corrupción, gastos suntuarios, submarinos comprados por doble precio, obra pública innecesaria, etc. etc. nada alejado de lo que conocemos los españoles.

Sería insensato olvidar que las mayores partidas del gasto público, -government spending- tradicionalmente corresponden a salarios de funcionarios, pensiones, sanidad, educación, funcionamiento del aparato del estado, etc., es decir, que el estado de bienestar está financiado con deuda pública necesaria para cubrir los déficits anuales. La explosión de la crisis de 2008 supuso el pico y comienzo del descenso en el gasto público, justo cuando la población aumentaba sus penalidades. Y cuando los acreedores se niegan a prestar más dinero, tenemos un serio problema para seguir manteniendo la estructura soportada en deudas.


Hay quienes ahora defienden la austeridad para resolver todo, iten más, dicen que no tiene significación en la gravedad que viven los griegos, afirmación que no se corresponde con la caída brutal de la actividad económica –aproximadamente un 25% PIB- en estos cinco años de aplicación de dichas políticas, y lo que es más importante el aumento de las desigualdades y pobreza, la caída en los índices de igualdad en estos cinco años es altamente evidente, como lo es que el memorándum o condiciones de los rescates impiden crecer, la única posibilidad de reducir deudas y pobreza. Pero también están los que todos los problemas lo cargan a las políticas de austeridad, tapando lo ocurrido en el pasado. Los dos son peores para el pueblo griego.

Como muestra la historia, desde hace mucho Grecia caminó por los abismos actuales, generaciones anteriores de griegos vivieron cosas parecidas desde el siglo XIX. Ni los problemas son recientes, ya que se arrastran desde in hilo témpore, aunque recientemente se agravaron, ni son generados por un enemigo externo, que dejara libre de responsabilidad a gobiernos y élites, la sociedad griega, sin necesidad de intervención extranjera son capaces de generar suficientes problemas para llegar a la situación actual, en la que lo externo e interno se unen para agravarlos. Grecia necesita grandes reformas para consolidar el aparato del estado, y la estructura del país -hay más de 250 islas dispersas con diferente fiscalidad muchas de las cuales tienen apenas población-, necesita grandes reformas en el contrato social, en la relación fiscal, etc. etc. pero las reformas solo serán posibles consolidarlas en un entorno de crecimiento y democracia, lo cual invalida bastantes de las medidas de los memorándum de rescates, al igual que invalida voluntarismos con pretensiones de mayor ayuda externa sin comprobación de calendarios de reformas profundas.

Los cuadros siguientes, proceden del trabajado citado ‘’Banco de Grecia. Working Paper 149 NOVEMBWEORRK I2N0K1PA ’The road to Ithaca: the Gold Standard, the Euro and the origins of the Greek sovereign debt crisis’. Harris Dellas. George S. Tavlas. ’’ Destaca en fig. 1, el igual precio pagado por los préstamos durante el euro y el encarecimiento de la financiación griega a partir de 2010, visto a través del bono a 10 años. En tablas 2 y 3, entre los años 2001 y 2009, el signo negativo de la balanza por cuenta corriente, los datos sobre crecimiento del crédito, abundantemente en el sector privado un 16.7%, doblando la media europea, mientras en Alemania era de un 2.7, la parte de deuda en manos extranjeras, casi dobla entre 2001/2009, pasando de un 43 a un 78%. En parte recuerda a España.





Banco de Grecia. Working Paper 149 NOVEMBWEORRK I2N0K1PA ’The road to Ithaca: the Gold Standard, the Euro and the origins of the Greek sovereign debt crisis’. Harris Dellas. George S. Tavlas.

lunes, 13 de julio de 2015

Entender Grecia. El 'Monstruo' ya existía

Si se quedan solamente con las noticias actuales será dificilísimo comprender lo que pasa en Grecia y por qué, salvo el mantra de la culpa es de la troika y sus políticas de austeridad, lo cual es cierto que agravaron la situación. Pero, ¿y cuando no existía la troika como lo explican? ¿hace 20 años?, ¿o hace 100 años?

Caminó con la pierna izquierda, dicen unos. Caminó con la pierna derecha, dicen otros. Realmente caminó a los desastres con ambas piernas, no era tan difícil decirlo. Los problemas vienen de muy lejos, y de todas partes se escuchan opiniones parciales ciertas que pueden ser de utilidad para minorar los daños a la población. Quien pretenda simplificar los problemas adjudicándoselos a un solo protagonista, no solo se equivocará, sino que pondrá dificultades para intentar resolverlos, lo cual significará mayores sufrimientos para el pueblo griego. En la lucha política tiende a simplificarse el enemigo y además a externalizarlo, dicen que es una buena forma de ganar adeptos rápidamente, culpar a los otros; si además son extranjeros, facilita limpiar la conciencia y aleja los culpables lo suficiente como para simplificar trincheras; nosotros a un lado somos los buenos y ellos al otro lado son los malos. Sucede hoy, pero la realidad es muy tozuda y muestra datos que tiran por tierra fundamentalismos a ambos lados.

Los rasgos populistas, generalmente atribuidos a corrientes de pensamiento nacionalista,  modernamente  se instalan en las gentes de izquierdas, ya no solo los individuos derechistas buscan los enemigos en los extranjeros para justificar todo tipo de males, hoy partidos de izquierda tienen grandes dosis nacionales que contraponen a instancias colectivas supranacionales, defienden la soberanía nacional contraponiéndolo a las instituciones europeas, a la solidaridad internacional más cercana del antiguo internacionalismo socialista. En su forma de actuar utilizan la simplificación al plantear problemas, en general altamente complejos, y proponen rápidas y sencillas soluciones muy alejadas de la posibilidad real de ponerlas en práctica. La simplificación cala fácilmente en amplios sectores sociales ya que pensamientos simples son asimilables más sencillamente que pensamientos complejos.

Muchos justifican los problemas por las políticas neoliberales, por los rescates de la Troika. Siendo cierto que la austeridad ha agravado la situación de hundimiento de la economía y del empeoramiento de las condiciones de vida del pueblo; aceptarlo como única explicación deja sin aclarar bastantes cuestiones, ¿por qué antes del primer rescate de 2010, Grecia tenía una deuda pública altísima?,  en el entorno del 100% del PIB desde 1993 hasta 2008, antes de la existencia de la Troika. En la tabla 1 que publico aquí tomada del Working Paper 149, del Banco de Grecia; para el período 1880-1913, Grecia destaca muy por encima de otros países europeos, por su alta deuda 143.5 %/ PIB, por su déficit fiscal de -12.8%, sus altos gastos estatales del 23.5% y alta inflación, y su cuenta corriente deficitaria en un -7.1%.


 Banco de Grecia. Working Paper 149 NOVEMBWEORRK I2N0K1PA ’The road to Ithaca: the Gold Standard, the Euro and the origins of the Greek sovereign debt crisis’. Harris Dellas. George S. Tavlas.

En la comparación de la tabla 1, figuran Grecia y varios importantes países europeos con datos de: déficit fiscal, gastos gubernamentales o públicos, balanza por cuenta corriente, tipo de inflación y deuda como porcentaje del PIB, para el período 1880-1913, en todos los parámetros comparados, Grecia destaca negativamente. El trabajo tiene gran valor, aunque referido a un período muy lejano de la historia, debemos acercarnos y tomar datos relevantes de las estadísticas posteriores, por ejemplo de 1995 a 2010 en datos de Eurostat vemos que la deuda griega bordea el 100%, muy por encima de otros países europeos.



                  

domingo, 28 de junio de 2015

Un referéndum no resolverá sus problemas. Grecia (12)

Un referéndum no salvará Grecia de la quiebra, ni limitará el hambre ni el paro juvenil, ni la hará más competitiva en sus relaciones internacionales, un referéndum no aumentará los puestos de trabajo, ni permitirá mantener el pago de las pensiones, la sanidad, educación… tampoco ayudará a encontrar financiación en los mercados internacionales para seguir sorteando los déficit, incluso aunque no pagaran intereses por la deuda…

Pero Tsipras parece necesitarlo, está en un callejón sin salida, incluso podría tratarse de un último golpe sobre la mesa negociadora para forzar un acuerdo in extremis, aunque le costara el gobierno caso de echarse para atrás. A pesar del acercamiento político al que se había llegado en las negociaciones, nadie de Syriza en su sano juicio tomaría la decisión de comprometerse a un acuerdo. El conglomerado de fuerzas que componen Syriza hace prácticamente inviable la toma de una decisión favorable relacionada con las negociaciones, que al fin y al cabo trastocan bastante de lo defendido en campaña electoral, ello impulsaría un estallido de la coalición en la que hay diversas fuerzas que desde hace tiempo defienden la salida del euro, defienden la negativa a pagar la deuda con la vuelta al dracma y comenzar desde cero. Eso dentro de la coalición, pero fuera, hay otras diferentes fuerzas de apoyo y de rechazo, como mostraron las dos manifestaciones masivas y contrapuestas de la semana pasada, que podrían variar sensiblemente los apoyos parlamentarios de hoy día.

Con o sin referéndum, con acuerdos o sin ellos, dentro de la eurozona o fuera, país quebrado o sujetado por ayudas europeas, Grecia tendrá que acometer un enorme plan de reformas profundas que será imposible pueda realizar Syriza o cualquier otra fuerza política por sí sola, porque supondrá poner el país patas arriba unos cuantos años con un desgaste brutal hacia quien gobierne. De ahí la propuesta de algunos sectores para formar un gobierno de coalición que pudiera acometer las reformas necesarias.

Un referéndum no dará mayor autonomía a los gobiernos griegos, no dará mayor independencia al pueblo griego. Este es el fondo de la discusión, la ilusión de la soberanía nacional en el mundo de hoy que sigue estando prendida con alfileres en los sueños de mucha gente a ambos lados del espectro ideológico. Quedar fuera de las instituciones colectivas europeas, salirse de los pactos, separarse de aliados no deja mayor libertad para afrontar los problemas que tendrán que resolver. La ilusión es mandar al sistema a tomar por saco, pero ¿y luego, como se sustituye hoy y aquí?

Los conglomerados europeos son muy grandes para intervenir sobre ellos y atraerlos hacia las propias posturas, lo cual lleva a creer a algunas personas y grupos políticos, que fuera de coaliciones de países, mantendrán la soberanía nacional, creen que estando solos, la autarquía dará mayor autonomía a las actuaciones políticas, al poder actuar en una unidad menor. Argumentación similar a los nacionalismos modernos, creen tener independencia al actuar en unidades menores, creen poder decidir con mayor libertad en clanes, en unidades nacionales pequeñas. Por eso el manotazo sobre la mesa de Tsipras abandonando la negociación, en la coalición muchos creen que los únicos culpables de los problemas griegos son los otros, el enemigo externo, y que lejos de ellos encontrarán caminos.

El debate tiene abiertas muchas puertas, dado que las corporaciones se han hecho gigantes incontrolables, actuemos sobre lo pequeño, dado que los gobiernos en ocasiones son aliados, o están a sueldo de las grandes corporaciones, actuemos desde movimientos sociales y ONG para exigir a los grandes… pero las grandes corporaciones no se desvanecen por salirse del euro, grandes corporaciones y el espíritu de Davos, los mercados globalizados, está tan dentro de Europa como fuera, en Rusia y China, en todo el planeta Tierra. Y las ONG y los movimientos sociales no gobiernan tanto como los gobiernos, no toman decisiones modificando leyes y tratados de naciones, no son partidos políticos que pueden influir en las instituciones europeas durante las negociaciones de cuatro meses. En suma, las ONG no son elegidas en elecciones generales como lo fue Syriza, con un 36% de votos, por un pueblo que en un 75% quería permanecer dentro del euro. Y fue elegida para decidir, para resolver problemas, pero fueron elegidos con un programa que contradice la realidad de los acuerdos logrados hasta ayer.

Pero en el caso de Grecia en concreto, fuera de la eurozona, ni siquiera un referéndum acercaría la posibilidad de mayores facilidades para crecer, que dependerán de la financiación que tendrían que lograr en los mercados internacionales, crecimiento que dependería también de la presión globalizadora, un mundo abierto y volátil en el que la competitividad internacional ejerce presiones sobre las facilidades para fabricar, comprar y vender. ¿Acaso creen que Rusia o China, daría mayores facilidades financieras y comerciales, sin pedir parte de la independencia griega a cambio? Y bajo ello, la austeridad insoportable que no resuelve nada para Grecia ni para Europa