martes, 21 de octubre de 2014

Lluis Llach. Independencia, nacionalismo, corrupción

Continúa la entrevista de Juan Cruz a Lluis Llach a la que hacía referencia ayer; dice Llach: ‘Prefiero la independencia para librarme de muchas cosas, y tras lo de Pujol, más, para hacer limpieza’, como si para luchar contra la corrupción fuera necesaria la independencia.


Todos quieren borrarse de la foto que los mostraba a su lado, ‘no representa el nacionalismo’, dice. Pero ¡qué tontería! claro que lo representaba, y con su vertiente altamente católica por cierto, a pesar de que en general una persona no sea una ideología, sus constantes triunfos electorales denotaban que para muchos aquel cortijo y la forma de unir vida privada y pública con los negocios y con lo catalán, -fundir lo privado y lo público es tan catalano-español-, era su representación, su título era la aprobación, muy honorable, le trataban prensa instituciones y sociedad civil catalana, que llenaba de aclamaciones a él y su familia durante años, el nacionalismo veía en ellos la imagen creada del nuevo poder específicamente catalán y mostraban su satisfacción, votándole, adorándole, permitiendo llegar hoy a CiU como creador de una de las corrientes del independentismo.

La corrupción tiene rasgos similares en toda España, en parte tiene que ver con los oasis que pretenden construirse en los reinos de taifas nacionalistas, allí y en Valencia, en Madrid, o en Andalucía... pero hay algún elemento diferenciador que llama la atención. En Madrid o Valencia, en España, ninguna fuerza política de izquierdas protege a los corruptos derechistas, ni a la inversa; resulta excepcional ver a individuos de una corriente atemperar o salvar a los corruptos de ideologías contrarias; lo cual sí ocurrió en Cataluña, durante mucho tiempo demasiadas figuras respetables catalanas de variadas corrientes ideológicas, manifestaron  alto y claro que denunciar la corrupción pujolista era atacar al nacionalismo. Allí y no aquí, se identificaba Pujol y nacionalismo catalán, justo lo que ahora que vienen mal dadas pretenden separar los independentistas, como Llach: ‘Pujol no representa el nacionalismo’.

‘’En esos días de incredulidad, asombro y denuncia, Pujol vivió la singular experiencia de disponer, no ya de hegemonía, sino de todo el poder, primero, cuando la Audiencia Territorial de Barcelona se declaró incompetente para dar curso a la querella, decisión premonitoria de las que vendrían dos años después, con jueces en fuga, que ni querían ver los papeles de los fiscales; luego, cuando comprobó la desorientación y el encogimiento de espíritu o, más bien, la entrega interior que la querella había provocado en las filas de los socialistas catalanes, insultados y agredidos en las calles; en fin, cuando, identificando su persecución con la secular humillación catalana a manos de España, definió, entre ovaciones de unos y silencios de otros, la querella como un “ataque a Cataluña

Treinta años después de aquellas emociones, y conocida al fin la verdad del cuento, muchos lloran, otros se indignan y no faltan quienes celebren la caída de un mito. ¿Un mito? No, Pujol no ha sido nunca un mito. Culto, leído, bien dotado para la retórica, dueño de voluntades, Pujol ha sido el fabulador de un gran engaño, el constructor de un gran relato, fuente de legitimación de un poder absoluto que ha resultado ser un poder operando a la manera de clanes y mafias…''  En los días del gran engaño. Santos Juliá.17-08-14

Cataluña era suya, es propiedad privada del catalanismo, las tramas corruptas tuvieron tiempo de verlas y evitarlas si hubieran querido, pero demasiada gente comulgaban con aquellas ideas -Montilla y el tripartito robaron el gobierno que era catalán, como si fueran sus armarios privados de ropa, un andaluz con nombre castellano y sin hablar perfectamente catalán- ¿Que tendrán que ver las izquierdas con este populismo derechista religioso? ¿Qué sueños tan extraños habrán conseguido unir tanta divergencia? ¿Qué raro se hace ver algunos apoyos condescendientes a estas gentes tan xenófobas? Imposible condensar en una frase pero vean un ejemplo de Marta Ferrusola ‘’Cuando mis hijos eran pequeños, me decían: Hoy no puedo jugar, madre. Son todos castellanos’’

Ahora parece como si los soberanistas se quedaran desnudos, desprotegidos, no queda claro si se sienten engañados o quisieran escapar de su propia responsabilidad por haber apoyado y encubierto tanto desmán. En todas partes hay corruptos que envueltos en banderas se aprovechan de ellas para organizar tramas de corrupción, en este caso tuvo bastante tiempo para hacerlo, veintitres años en la cúspide, -el mayor tiempo de un poder en la España democrática- ahora algunos pretenden hacer creer que la independencia hará la limpieza que no quisieron hacer antes, pero resulta muy poco creíble, hubiera sido mucho más sencillo empezar por limitar mandatos y denunciar, la trama corrupta se desarrolló extensa y fácilmente por estar rebozada en sentimientos identitarios, ¿acaso con la independencia Llach cree que desaparecerán dichos sentimientos?

“Y esta doblez pujoliana, que es el privilegio mejor guardado del Olimpo, ha cimentado el denominado oasis catalán. En casi veinte años se ha creado un sindicato de intereses del tal envergadura, que al final se impone como moral social la propia doblez pujoliana: no somos como somos sino como creemos que somos”. ‘La insolencia del Padrino’, Gregorio Morán, ‘LaVanguardia’ 04-10-14. Tomado de Caffe Regio

LLuis Llach: ‘la independencia para librarme de muchas cosas’, vamos Lluis, ni que la secesión fuera el bálsamo de Fierabrás.

‘’la cercanía del poder dificulta la crítica, obstaculiza los controles, fomenta el clientelismo y facilita la corrupción…
…Tras elegir a Pujol como presidente, y en medio de insultos e intentos de agresión al candidato del PSC, Raimon Obiols, se organizó una comitiva desde el Parlamento hasta la plaza de Sant Jaume. El presidente recién elegido, desde el balcón del palacio de la Generalitat, pronunció un discurso de gran ardor patriótico: “Este ataque”, dijo, refiriéndose a la querella de los fiscales, “no es contra mí, sino contra Cataluña”. ..
Pujol se envolvió en la senyera y cualquier crítica a su persona pasó a convertirse en un ataque a toda una nación, a una Cataluña entendida como un cuerpo orgánico con una cabeza que debía gozar de inmunidad. Los críticos exteriores se consideraron enemigos, los del interior eran, simplemente, traidores, anticatalanes…

El resultado ha sido una sociedad que, en estos concretos aspectos, carecía de opiniones críticas. Incluso los partidos de la oposición se plegaban sumisos a los designios del régimen. El régimen imponía sus reglas y, cuando estas no se ajustaban a las libertades constitucionales, también se declaraba anticatalán al tribunal que las garantizaba en sus sentencias. Cataluña pasó a convertirse en una sociedad democráticamente enferma, silenciada, temerosa, acomplejada, cobarde.’’ Contar chistes sobre Pujol. Francesc de Carreras. 30-07-14

domingo, 19 de octubre de 2014

Lluis Llach. Independentismo y culto personalista

Lluis Llach es interprete de algunas de las mejores canciones icónicas del antifranquismo, que muchos hemos compartido y tarareado enardecidos, tenía fuerza y música; aunque, yo era más de Raimon, por su proximidad y sencillez, en cuanto persona y en cuanto canciones, otro gran autor e intérprete de iconos antifranquistas. Ambos hunden sus raíces en la cultura catalana y usan su lengua para expresarse, ahora uno está en la trinchera independentista, desde mucho tiempo atrás, y el otro, Raimón, comparte sentimientos con su identidad española y ha recibido por ello multiples insultos y ataques, por no querer declararse a favor de la independencia.

Son el símbolo de los tiempos en las izquierdas, tenemos unos principios y para quienes no les gusten, ofrecemos otros; a pesar de que para muchos solo serán ‘de izquierdas fetén, fetén’, aquellos personajes con los que comparten postura. No me gusta el culto a la personalidad, creo que es uno de los males de las sociedades, antiguas y nuevas, no me parece progresista subir a los altares de representación a nadie,  demasiadas veces se abrazan ideas en función de los títulos y no de lo que dice o hace en concreto esa persona. No necesitamos santos ni ídolos, la irracionalidad no es el mejor camino para ejercer la ciudadanía y el activismo, compartir íntegramente en cualquier momento todo lo que diga fulanito sin ponerlo en cuestión, es poco sensato, comulgar con la totalidad de las manifestaciones de un líder es insano, impide esforzarse en pensar, y llegar a conclusiones propias, lo cual es un camino que conduce a ser tonto útil.

Lo anterior supone la existencia de músicos de los que aprecio una parte de su obra y nada de su experiencia vital, directores que me encandilan con una o dos películas y sus opiniones sobre las cosas me quedan muy lejos, cantantes que me maravillan, como Sinatra, pero no comparto sus ideas, futbolistas a los que solo quiero ver jugar pero me importa un rábano lo que dicen… renuncio a ser un holligan entregado a la totalidad de lo que dice y hace cualquiera. Y más en relación con la política de cuyos individuos, por muy significativos que sean, intento opinar sobre lo que dicen, y no sobre los títulos que sumaron, o sus deméritos. Y en este caso de la secesión catalana, lo importante para mí está en lo que se dice y hace, aceptándolo como si fueran verdades y democráticas, y ello independientemente de la salida que se le de al conflicto, en la que tendrá que existir una votación, sin duda, pero no acepto impasible dejar sembrado el camino de bombas de odio y ruedas de molino.

Viene a cuento al leer la entrevista realizada por Juan Cruz a Lluis Llach. Y comienzan los contrasentidos, contradicciones, o mejor dicho, la perversión del lenguaje, decir algo opuesto a lo que se hace y dice a diario, expresar justo lo contrario de la actividad política que se desarrolla: A quien tenía en la mesita de noche era a Lorca. Mi educación cultural es castellana.

Lo que dice suena como un cliché, poco consistente. No encajaría la pulsión independentista de muchas personas si creyeran que hay cultura compartida, vivencias compartidas, historia compartida,… aceptada voluntariamente por las élites y pueblos. ¿Se refieren a eso cuando hablan de colonización?, pues quite usted a Lorca y ponga a Pla, pero dudo que para hacerlo necesite crear un abismo de exclusiones con la independencia. A nadie puede forzarse a amar y compartir una relación, pero un derecho para unas personas tampoco puede quitar derechos a otras. La esencia de los derechos al matrimonio entre personas del mismo sexo, o de la no penalización del aborto, lo fundamental, es que incorpora derechos sin quitarlos a nadie.

A nadie se le puede obligar a sentirse español o catalán, pero tampoco se puede quitar ese derecho de españolidad en Cataluña, y por lo que dicen las encuestas afectaría a la mitad de la población. El ejemplo del divorcio entre dos personas para defender que, si una no quiere convivir es lógico poder marcharse, no es un ejemplo afortunado para la secesión catalana, porque la independencia excluye a la mitad de la población de sus derechos en cuanto españoles/catalanes, el error consiste en creer que los catalanes son todos independentistas, y por tanto están en su derecho de independizarse, pero la realidad es que a la otra mitad la quitaríamos su derecho a sentirse y considerarse españoles. La esencia del nacionalismo excluye, crea fronteras y diferencias, separa y fragmenta colectivos humanos para crear otras unidades pequeñas más fáciles de homogeneizar en torno a criterios más particulares y además elimina derechos a parte de la población que expulsa.

Nunca he escuchado una alusión contra España. No decimos ‘España nos roba’, la primera robada por el Estado es España.

¿En serio pretende que nos creamos eso? Las frases citadas, de forma literal, desarrolladas y profundizadas las puede ver en toda la propaganda pro independencia; si no tuviera acceso a ella, le invito a leer algunas en mi libro ‘Catalunya:Camino a la secesión’.La banda mafiosa llamada España’ ‘Cuando los catalanes sean libres… el estado español tendrá que dejar de vivir del dinero que generamos los catalanes’ son dos perlas que sintetizan su propaganda, de la que Llach participa, al formar plenamente del proceso independentista, es el primero en saber que lo anterior forma parte imprescindible de las ideas pro independencia en ERC, en todas las movilizaciones de la ANC, en todos los medios de prensa, radio y televisión, universidades, colegios… Desde el movimiento soberanista se ha difundido hasta la saciedad la versión hablada, escrita y por imágenes, de que el pueblo español, andaluces, extremeños… son unos vagos, que viven en los bares, mientras los catalanes trabajan, que en España está extendida la cultura de la subvención a los obreros agrícolas, mientras ustedes trabajan, etc. etc., posturas expresadas incluso por el Sr. Durán i Lleida supuestamente el más suave y educado catalanista.

Hay mucho falso e irresponsable, también entre los independentistas, fueran o no antifranquistas, dejando aparte que la Generalitat es parte del Estado español, allí en Cataluña ¿Cuando dicen España, nunca piensan que muchos españoles se puedan sentir aludidos?, ¿Consideran que sea posible que el Estado esté al margen de los españoles?, ¿Entonces para que quieren construir un estado catalán, si creen que pueda quedar al margen de los catalanes? Entiendo perfectamente que ahora intenta separar españoles para sumar adeptos, pero no de forma tan burda. Que el Estado, la burguesía, la corrupción… nos roba a todos, ya lo sabemos, pero el problema es proponer como solución a esos problemas la independencia de Cataluña, liderada por los mismos, con iguales criterios.

viernes, 17 de octubre de 2014

martes, 14 de octubre de 2014

El referéndum 9-N, ha muerto. Los problemas continúan

Aquellos que piensen que lo fundamental ha cambiado, se equivocan, y mucho. Los problemas de la nueva época siguen acompañándonos a todos los españoles, resolverlos será durísimo. Y los de la nueva etapa del secesionismo ya veremos que nos deparan. Para empezar podríamos  reseñarlos, lo cual a día de hoy ya encuentra las primeras dificultades, porque implica aceptarlos como tales y en el diagnóstico hay muchas diferencias de criterio, urgencia e intensidad. Y muchos intereses contrapuestos.

Las preocupaciones de unos u otros son diferentes; en este blog, ‘Arian seis’, particularmente interesan dos grandes problemáticas que seguirán vivas afectando a toda la ciudadanía: 1) las cuestiones que influyen en la mitad del movimiento pro independencia, personas que sin ser independentistas apoyan hoy la independencia; mi interés se centra principalmente en las que afecten a grupos e individuos de izquierdas o progresistas que aceptan el argumentario y objetivos soberanistas, y pretenden que los demás comulguemos con ruedas de molino xenófobas y neoliberales. Y 2) aquellas cuestiones que tienen relación con un pobre sentimiento de ciudadanía española, de apoyo transversal a España y lo español, conceptos, símbolos e historia tradicionalmente apropiados por la derecha que expulsó a millones de españoles los cuales hoy se sienten excluidos de la identificación y defensa del modelo de sociedad que podría estar representado hoy en la Constitución, modelo que cada día se ve más excluyente.

Esta segunda cuestión causa enorme extrañeza a todos los extranjeros, ya que mientras en cualquier país del mundo se alarmarían si alguien abucheara sus símbolos, los españoles vemos normal nuestro desapego y desafección por símbolos, patria, cultura, historia… siempre que sean los españoles, pero nos parece normal que partidos o movimientos revolucionarios, progresistas o de izquierdas de cualquier parte del mundo, defiendan la patria o similares. Aquí todo lo español es rechazado y etiquetado como facha, cultura, bailes, músicas, historias, personajes, intelectuales… ¡Ojo si fueran los nacionalistas periféricos! ellos construyeron afanosamente su particular identidad local, cuando rechazábamos la nuestra común.

La idea fundamental es que ninguna salida será tal, sin resolver el problema de fondo, considerar la construcción de una identidad nacional compartida, inclusiva, deseada y aceptada por amplias mayorías españolas, lo cual va más allá de la ingeniería constitucional para la organización del estado. En esta dirección escribía un interesante artículo Tomás Pérez Viejo ‘Un proyecto para España’, el 30-09-2014. El año anterior yo escribí sobre el mismo asunto, aquí tienen la edición revisada: I.-Responsabilidad de las izquierdas en la construcción de un patriotismo democrático y II.- Las políticas excluyentes de las derechas. 

Ambos puntos anteriores están interrelacionados estrechamente; Con gran intensidad por las crisis que padecemos, -aunque no solo, ya que en el pasado también se producía- individuos y grupos de izquierdas son fácilmente permeables ante políticas nacionalistas, incluso represivas ante los diferentes, muchas xenófobas y neoliberales: ‘España nos roba’ ‘Cataluña colonia, España metrópoli’ ‘pueblo catalán siempre homogéneo en intereses y prácticas’ ‘Cataluña modernidad, España atraso’, ‘catalanes demócratas, españoles fachas’ ‘catalanes trabajadores, españoles holgazanes’ y un largo etc. de argumentos ante los que suelen ser comprensivos, cuando no utilizados para los fines soberanistas; con el gran argumento central de la contraposición y desprecio que sienten por el franquismo y la derechona española; como si España, historia, cultura, vivencias compartidas,… hubieran sido inventadas por Franco.
Todo lo que se mueva con intereses diferentes enfrentados al gobierno español, le conceden el marchamo de progresista, aunque estén enfrentados también con el pueblo español. Los nacionalismos periféricos son igual de carcas, religiosos, neoliberales, explotadores, que el resto, a pesar de lo cual su historia y actividad política se perciben con imagen de modernidad y democracia por mucha gente que no quiere ver que la derechona española, - austriascistas y borbones, inquisidores, franquistas, nacionalcatólicos, corruptos, neoliberales, fascistas, neocatólicos,…- estuvo formada antes y ahora, tanto por catalanes, como por vascos, castellanos, valencianos, gallegos…

Gran parte de los problemas que movilizan a cientos de miles de personas que sin ser independentistas van tras los objetivos de independencia,  residen no tanto en los sueños catalanistas, como en que en el proceso creyeron ver una luz que decía resolvería todos sus problemas si la seguían, sin grandes esfuerzos y sin costes, festivamente. Esta enorme mentira populista de que la secesión resolvería el paro, la deuda, los recortes, la calidad de la democracia, la competitividad global, la corrupción, etc. etc. fue abrazada por amplios conjuntos de población. Mientras el otro lado se inundaba de silencios, mientras la gente clama la falta de proyecto colectivo, ya ni siquiera ilusionante, simplemente un proyecto, que mostrara posibles salidas a tanto problema acumulado, solo son visibles las enormes mentiras del PP que ni sus seguidores creen.

En ambos lados del Ebro se discutió muy poco de la crisis en sus inicios, ahora que se discute más, ya es pasado, la crisis pasó. No saldremos de la crisis porque no existe como tal, considerada como una fracción temporal transitoria que nos devolverá a entornos parecidos a los de antes; estamos viviendo un cambio de época global que afecta a todos los terrenos de sociedad española, en el que hemos retrocedido considerablemente y nadie propone posibles caminos que nos pudieran resituar en el nuevo mundo y de esta forma cuando al año que viene los problemas continúen y el paro siga instalado por encima de cinco millones de personas, con menos gente cobrando y menores prestaciones, y las desigualdades se agranden… los estallidos de los que pretenden escapar a la realidad seguirán.

Todos queremos huir de tanta corrupción y miseria, pero el camino de la fragmentación, del nacionalismo, racionalmente no parece el adecuado, no creo que ofrezca mejores perspectivas el defender que los ricos se separen o que decidan sobre sus impuestos; crear enemigos entre vecinos no mejora las condiciones de vida; aceptar legitimidades apoyadas en un pasado glorioso/mentiroso en vez de un compromiso constitucional entre ciudadanos iguales limita libertades e igualdad… 

domingo, 12 de octubre de 2014

Mas sobre corrupción. Catalana, española

  
Dos sitios que merece la pena visitar, uno dedicado a Cataluña, el otro es la visión de España de un inglés afincado en Segovia. En 'cafeamblet', puedes descargqar el libro cuya portada acompaño, llevan mucho tiempo denunciando aquella corrupción; en 'Venture.Spain' destaca su calidad y limpieza infográfica y su visión mas distante y limpia. No parece que seamos muy diferentes a un lado u otro del Ebro, ni ahora ni en el pasado, salvo para la propaganda secesionista que insiste/insistía en que la corrupción estaba de esta parte. Ya saben los buenos ellos, los malos el resto.

En 2009 antes de la abudante sucesión de casos que salieron después, escribí sobre corrupción lo siguiente, para recordar de donde venimos, aquel pasado franquista, en el que la corrupción inundaba toda la sociedad.





viernes, 10 de octubre de 2014

Corrupción catalana. Antes de Pujol



Los cuadros proceden de ''Regional Governance Matters: A Study on Regional Variation in Quality of Government within the EU'' un estudio europeo sobre la corrupción, o su inversa, la calidad de la gobernanza, en los que se aprecia que Catalunya destaca sobre el conjunto de España; en negativo. el estudio es del año 2012, por tanto con datos anteriores al gran descubrimiento de los negocios de la familia Pujol. En los listados Cataluña aparece en los últimos lugares de las regiones europeas en cuanto a calidad de gobierno. Al final de los mismos encontrarán un cuadro de elaboración propia con los datos exclusivamente de las regiones españolas y dos recortes de prensa, cuyos casos probablemente no recoge el estudio, que he tomado del Facebook de José M. Roca, para que vean que la cosa viene de lejos. El estudio europeo lo presentan así:

‘’Un estudio sobre la variación regional en calidad de Gobierno dentro de la UE. Esta nota de estudio presenta nuevos datos sobre la "calidad de gobierno '(QOG) - entendida como la corrupción bajo y lo más alto de protección del Estado de Derecho, el gobierno la eficacia y la rendición de cuentas - tanto a nivel nacional y regional en la 27 Estados miembros de la UE. En primer lugar, el documento evalúa los datos a nivel nacional existente en QOG para los Estados miembros de la UE, señalando los tres grupos significativamente diferentes de estados que emergen, a saber, de alto, mediano y los países de bajos QOG. En segundo lugar, el Libro presenta datos sub-nivel nacional original para 172 regiones de la UE, basado en una encuesta de 34 000 residentes en 18 países ‘’








miércoles, 8 de octubre de 2014

Cataluña. Unos y otros, porque no solo hay unos


Solamente en la independencia puede Cataluña rehacerse, restaurarse, renacer, volver a ser lo que fue y puede ser.
José Narciso Roca y Ferreras (1830 - 1891)


Si Cataluña continuara colaborando con el Estado español, que humilla la bandera, profana la lengua, adultera las tradiciones y roba las riquezas, sería aceptar una complicidad en su propia deshonra.
Queremos una República catalana independiente en cuanto tenemos plena conciencia de la personalidad de Cataluña, porque esa es nuestra voluntad, que nadie ni nada torcerá.
Francesc Macià (1859 - 1933)


Durante 500 años, España ha vivido de la aportación de las colonias…

El modelo de estado de la oligarquía española ha basado siempre en una identidad única, el centralismo, la imposición y la uniformización… El modelo catalán se ha basado en la diversidad, el pacto y el respeto. Cataluña ha buscado siempre el encaje y el construir un punto de encuentro entre los dos modelos. La intransigencia de los gobiernos españoles no lo ha hecho posible…

En el proceso hacia la independencia Cataluña es líder y acogerá con agrado la iniciativa que surja de cada país…

Asamblea Nacional Catalana

Cualquier propuesta de alianza con España debería partir de la negociación entre iguales, y no de una negociación entre metrópoli y colonia. Por tanto, cualquier escenario de relación entre España y Cataluña debe pasar primero necesariamente que Cataluña sea un Estado soberano.
Asamblea Nacional Catalana.


   
 ‘’La identidad catalana ha tenido más claro lo que no es que lo que es. Toda la memoria histórica catalana se ha construido desde la óptica de la diferencia, nunca de la similitud. El término más repetido en la historia de Cataluña ha sido el de ‘hecho diferencial’, que especialmente se refleja respecto a Castilla…

Que desde la época moderna la identidad catalana se ha forjado en buena medida por oposición a Castilla es algo incuestionable. ’’

Ricardo García Cárcel, ‘La herencia del pasado’, Galaxia Gutenberg
----------------------------------------------------------

¿Cómo es posible explicar el tratamiento colonial español hacia Catalunya y al mismo tiempo aceptar que son uno de los territorios más ricos de Europa, por tanto del mundo y gobernados en todos los ámbitos, económico, político, cultural, deportivo, institucional, urbanístico, lingüistico... por élites exclusivamente catalanistas? 


La afirmación se plantea por encajar como sea el argumentario a favor de la autodeterminación, o independencia, tanto da una expresión u otra, en el ámbito soberanista el objetivo es la independencia y el uso de una u otra expresión solo trata de dulcificar expresiones, como secesión, mas duras de aceptar popularmente, según estudios sobre estos asuntos. 


Tratar como hace ahora Vicens Navarro de diferenciarlas, es un ejercicio teórico que no se ajusta a la realidad concreta que vivimos, posiblemente hace años tendría razones para hacerse, hoy solo conduce a una mayor confusión, o intento de suavizar el objetivo de las movilizaciones que sin duda proponen, lideran y dirigen los independentistas, como lo es también afirmar, por el mismo autor, que el estado de Texas en EEUU puede declarar unilateralmente la secesión, lo cual no es cierto, según la jurisprudencia del Tribunal Supremo de EEUU, Texas vs.White 74 U.S. 700 (1869). La confusión proviene de la formación de EEUU, en la guerra de independencia de la Unión y Confederación con distinta nomenclatura legal en sus respectivas leyes iniciales, que posteriormente darían lugar a los EEUU; aclarando la sentencia citada precisamente este extremo.


Si Cataluña fuera una colonia que explotara España, la metrópoli, encajaría legítimamente el derecho de autodeterminación recogido en la legalidad internacional. 



Resolución 2625/XXV. ONU. Autodeterminación y descolonización

La resolución 2625/XXV de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1970 reconoce el derecho a la autodeterminación en casos de dominación colonial, dominación racial y dominación extranjera. Cataluña encaja dentro del tercer supuesto, pues aún perviven las prohibiciones de extranjería que impedían a los catalanes ejercer libremente la ciudadanía española dentro de las instituciones del Estado. CCN. Circle Catalá de Negocis.

Su encaje como país independiente en la ONU tampoco se ve factible en base a la legislación vigente, la 2625/XXV, ley anticolonial de imposible aplicación a Cataluña, muy a pesar de sectores independentistas que abogan por ello. Esta ley tenía como objetivo la autodeterminación de colonias gobernadas por metrópolis, por ejemplo los países africanos en cuyos puestos de acumulación de riqueza, de gobierno y representación, política, económica, cultural, religiosa, deportiva, etc. están situados los colonizadores, en este caso para hacerlo creíble los detentadores de la riqueza y poderes políticos, económicos, culturales etc. deberían ser los españoles, los representantes de las élites en Cataluña, tendrían que ser unionistas por lo menos, pero sucede justo lo opuesto, allí solo tienen poder los catalanistas. Ítem más, se produce represión interna, puesto que una mitad de población catalana, castellano hablante, o española cultural, no cuenta con representación en la sociedad catalana. El CCN y defensores de la 2625 supongo sabrán que quieren decir con asimilarse a la dominación racial, deberían justificar su espíritu racista que muestran al considerar una raza distinta la española a la catalana, tal como sustenta una de las bases teóricas catalanistas, líneas  procedentes de Almirall y Gener. Les queda apoyarse en el tercer punto, la dominación extranjera, que implica apropiación económica y dominación política, lo que justifica verter en su agitación y propaganda la línea de extranjería hacia lo español y la explotación a que sometió a Cataluña.

El problema es que los resultados que muestra una de las regiones más ricas de Europa, con mayores estándares democráticos y de calidad vida del mundo, no se ajustan a las fotos que se pretenden mostrar, la supuesta colonia tiene mejores datos estadísticos que la metrópoli española, ya no solo respecto a acumulación de riqueza sino respecto a parámetros que miden la calidad de vida diaria, como son la renta disponible, médicos, enfermeras, camas hospitalarias, esperanza de vida, escolarización infantil, graduados medios, universitarios, licenciados, teléfonos, coches, electrodomésticos, viviendas, atención a dependientes, etc. etc. en la supuesta colonia los mejores barrios y casas, los ocupan catalanistas, los propietarios directores y ejecutivos del aparato productivo y comercial son catalanistas, las élites culturales y deportivas son catalanistas, las élites políticas y religiosas son catalanistas, etc. A pesar de lo cual el gobierno español haría muy mal si no trabajara internacionalmente la situación, difundiendo datos de contraste, no fuera a suceder que por no hablar calara la idea que llenara el vacío y luego hubiera que lamentar la falta de política internacional adecuada como ocurrió con el tema terrorista. No pierdan de vista contrastar este aspecto colonial con el cuadro del inicio del apartado, que muestra el ascenso de Cataluña durante 1980-2001, etapa democrática, que difícilmente podrá justificar una colonia.

Tampoco será fácil ingresar en la ONU considerando que múltiples estados no aceptarían una segregación de otro legalmente constituido, aunque solo fuera por evitar problemas en los suyos propios, ese derecho no es reconocido internacionalmente, ni por constituciones nacionales. La nueva Cataluña debería solicitar su ingreso en la ONU, y este ser aceptado y propuesto por el Consejo de Seguridad, en donde los cinco integrantes permanentes con derecho de veto, son defensores a ultranza de la integridad territorial y no de la segregación. Supuesto aceptada su petición de ingreso la Asamblea General de 195 países la refrendaría por 2/3 de los votos, muchos de los cuales consideran que la declaración unilateral de independencia entra en contradicción con la Carta de Naciones Unidas. Un nivel de estado observador, similar a Palestina, es más sencillo, requiere aprobación por mayoría simple, sin derecho a voto ni participar en muchos órganos y comisiones. –Kosovo reconocido bilateralmente por más de 100 países, no está admitido en la ONU, fundamentalmente por su separación unilateral de Serbia-

El problema que plantea la propaganda secesionista es que está bien diseñada emocionalmente para movilizar, pero muy mal para llevar adelante dichos planes en base a acuerdos, se centra en las movilizaciones de un pueblo y se olvida del entramado legal de obligado tránsito, salvo que se pretenda conducir a salidas imposibles. Los estudios independentistas –dejo al margen las trampas, ocultaciones y mentiras- contienen una cierta estructura de respuestas satisfactorias ante supuestos problemas, lo cual deja en las mismas manos de quien los elabora, la pregunta, la respuesta y la decisión, que está tomada previamente. Es un solitario con trampa, porque la decisión es previa al resto de contenidos que se ajusta para dar un resultado definido con antelación. Sin la decisión tomada a priori, quizás las preguntas serían diferentes y las respuestas tampoco servirían para tomar las decisiones que fueron adoptadas.

El movimiento secesionista elabora una de sus líneas de propaganda para demostrar que estados pequeños son viables; al mostrar comparaciones con Catalunya pretende convencer no solo de la viabilidad, lo cual puede ser cierto, aunque ya no tanto respecto de la oportunidad y conveniencia. Los estados que cita como ejemplos son en su mayoría de antigua creación, con larga tradición y asentamiento internacional, por lo que han llegado hasta hoy en otra realidad histórica más propicia, por menor globalización y concentración de poderes económicos, la  realidad es que la mayoría de esos estados se integran en unidades de superior grado para poder subsistir o tener influencia internacional. Resulta difícil convencer de que para tener soberanía, es mejor ser pequeños y aislados, y que ello redundará en ser más eficaces y tener mayor influencia que integrado en unidades mayores, a pesar de la cesión de soberanía que implica.

El magma de los mercados, los emergentes y la globalización está detrás de la inmensa crisis que padecemos en España condicionando las posibles alternativas que no podrán ser como las anteriormente conocidas y que dependerán no solo de nuestro nuevo contrato social nacional, sino de nuestra capacidad de crear una fuerza configurada en torno a la eurozona, la UE o una de las otras alternativas que se barajan: dos euros, uno fuerte y otro débil, norte-sur, una UE sin el Reino Unido y sus aliados, una organización reducida del sur, coaligada, o con la otra eurozona… ‘El Poder de los mercados. Y los españoles’. Manuhermon.2013.

La independencia no es un absoluto, y menos en la actualidad que la soberanía nacional no existe, sino compartida, Catalunya ha llegado tarde a un mundo en el que ya no es posible realizar su sueño de vivir independiente y con influencia global. Tendrá que decidir si compartir con España la aventura europea cediendo parte de su soberanía o vivir sola e independiente. Sin integrarse en una unidad superior no se produciría cesión de soberanía, aparentemente, en realidad como estado soberano no tendría independencia en un mundo globalizado, entendida como capacidad suficiente para actuar en su desarrollo sin injerencias externas, como tampoco podría influir en el entorno global dominado por fuerzas muy superiores que condicionan demasiadas cuestiones internas, la financiación del país, los flujos de inversión que determinan modelos productivos nacionales, y éstos los empleos y la capacidad comercial y la competitividad global, y la capacidad de incidir en la evasión fiscal, todo lo cual condiciona la libertad, equidad y solidaridad interna, la posibilidad de estado de bienestar, sanidad, educación, pensiones, asistencia social; grandes alianzas políticas condicionan las relaciones exteriores, culturales, políticas, la posibilidad de influir en otros países y organismos internacionales… Todos los estados por muy pequeños y viables que sean, buscan su inserción en entidades superiores de apoyo, influencia y protección, lo cual lleva aparejada algún tipo de cesión de soberanía, los estados soberanos que quedan fuera de alianzas mayores, sin duda pagarán un precio, nada es gratis, y dejan de influir al tiempo que son influidos por los poderes globales.

sábado, 4 de octubre de 2014

Cataluña. La complejidad de las balanzas fiscales

Cataluña. La complejidad de las balanzas fiscales entró en la batalla política (9-12-2013)



Evidentemente este aspecto está íntimamente relacionado con el anterior apartado, pero ha tomado cuerpo propio en la propaganda secesionista como tal. Las balanzas fiscales son un instrumento valioso para conocer información de las Autonomías en cuanto territorios, valido, pero que de ninguna manera agota las relaciones económicas interregionales, para empezar refleja relaciones públicas, dejando al margen el peso del sector privado muy superior en tamaño, y no suscita la aprobación de todos los expertos en cuanto a utilidad ni mucho menos en cuanto a criterios de cálculos. Que son una preocupación catalana desde la existencia de las autonomías es indudable, y están siendo utilizadas de manera parcial y artera por los catalanistas para marcar diferencias y defender una postura que los empuja a la independencia causada por el expolio fiscal al que están siendo sometidos por España, según propagan.



La información que difunde la Generalitat, - Resultados de la balanza fiscal de Cataluña con el sector público central 2006-2009. Departament d’Economia i Coneixement Generalitat de Catalunya. Marzo de 2012- es la base para amplificar los famosos 16.000 millones de déficit fiscal que figuran en ella, -el 8,4% de su PIB- relativa al año 2009, utilizan el criterio de cálculo más favorable a sus intereses propagandísticos, el de flujo monetario. Muchos autores que estudian el fenómeno de las balanzas fiscales y de la financiación interregional reconocen un déficit, aunque inferior al citado, de hecho la Generalitat en el mismo trabajo que ha servido como base a la consigna del expolio fiscal, cinco renglones abajo refleja un déficit inferior calculado con el criterio de flujo beneficio, que lo deja en el 5,8%, unos 5.000 millones menos.











Para el año 2010, la Generalitat publica Resultados de la balanza fiscal de Cataluña con el sector público central, año 2010. (Resumen) Mayo 2013 la siguiente información:





Como punto de partida es conocido que Catalunya es una de las pocas Comunidades que contribuye a la caja común española, por tanto hay que partir del hecho de la existencia demostrada hasta hoy, de solidaridad catalana interregional al resto de comunidades, junto con Madrid y Baleares desde hace muchos años y Valencia recientemente. El resto son comunidades receptoras, excepto Euskadi y Navarra, entre las ricas pero que están al margen con su cupo, dentro del Concierto en vigor. –Otra cuestión es la viabilidad hoy de dicho Concierto por lo que implica de inequidad-. Otra cuestión es aceptar por ello el argumento de expolio fiscal, cuando no están claras las cifras, porque no están aceptados los métodos de donde fueron extraídas, ni tampoco es aceptable reducir la relación económica interregional a un aspecto de la misma, como es la relación pública, sin considerar las privadas de mayor peso y entidad, máxime cuando en relación a las balanzas los expertos no se ponen de acuerdo en los criterios o métodos de estudio.



El aspecto de la incidencia económica público privada, tiene relación con la utilización por el independentismo del déficit fiscal, como explicación de la quiebra provocada por la crisis económica en Cataluña, sin considerar que la crisis tiene otro alcance mas allá de la relación fiscal pública, que hinca sus raíces en la economía privada: la estructura productiva catalana y su relación con el resto del mundo, al igual que el conjunto de la española, ambas sin adaptar a la nueva realidad de la globalización, los mercados financieros y los emergentes,  - III parte y siguientes de mi trabajo ‘El poder de los mercados. Y los españoles’.-  La burbuja inmobiliaria catalana fue similar a la española, al igual que su dependencia del crédito externo, la alta corrupción nacionalista e ineficiencia de sus élites gobernantes, es similar a la del resto de España, a pesar de su insufrible miopía al pretender corregir golpeando a otros:



Asumir como tarea permanente la denuncia de la manipulación y los mensajes demagógicos que esconden que una de las principales causas de la grave situación económica que sufre Cataluña es el expolio fiscal que el Estado español practica sistemáticamente en Cataluña.

Asamblea Nacional Catalana



La exposición anterior, intenta ser lo más aséptica posible, pero queda incompleta sin citar las marranadas de la Generalitat, que perjudicarán su credibilidad futura porque empiezan a ser habituales, y conviene conocer para no dejarse seducir nunca de entrada por tanto dato y argumento indemostrado, máxime cuando se pretende con ello objetivos políticos en plena batalla. La secuencia completa del asunto del déficit de 16.500 millones transmutado en superávit de 4.015 millones la pueden seguir en ‘La voz de Barcelona.com’ con el siguiente enlace ‘La Generalidad reconoce un superávit fiscal de 4.015 millones de euros en 2009, meses después de ocultarlo’ Resumida es la siguiente: la Generalitat sacó una presentación a la prensa difundida ampliamente por sus voceros, con dos sistemas de cálculo, de los cuatro habituales, los favorables para ella, omitió un tercero que incluía el análisis que reducía considerablemente hasta 791 millones el déficit fiscal y aún más había un cuarto método que les daba superávit que no citaba a la prensa, aunque estaba incluido en el informe completo que colgó a los pocos días en su Página web de la Generalitatde la que al final colgaban Resumen de prensaInforme resumidoInforme completo. ‘La voz de Barcelona’, informa de la protesta del PSC y del informe de junio 2012 del Consell de Treball, Econòmic i Social de Catalunya informe del que publico los cuadros siguientes, la tabla 2 que aflora un déficit fiscal de 791 millones y la tabla 6 con superávit de 4.015 millones.



          


El asunto de las balanzas es lo suficientemente complejo técnicamente y acepta tan variadas interpretaciones que nunca debería utilizarse tal cual ha sido, como causa de una hipotética independencia, lo cual no es óbice para su discusión habitual en cualquier sistema de financiación regional. En el 2004 el entonces vicepresidente Sr. Solbes encargó al Instituto de Estudios Fiscales. Comisión de expertos sobre metodología para la elaboración de las balanzas fiscales de las regiones españolas. Septiembre 2006  que unificara la metodología existente, unificar posturas respecto al uso de criterios dispares hasta entonces para determinar las relaciones entre la Administración central y las autonómicas, logrando solo el consenso de aceptar dos métodos para orillar el resto que se utilizaban, los llamados de flujo monetario y de carga beneficio, en ambos casos subdivididos por valor real y valor neutralizado. Lo que está claro es que la financiación de las Comunidades Autónomas resultará imposible sin aclarar el asunto de las balanzas fiscales. Si les interesa profundizar ‘Informe sobre metodología de cálculo de las balanzas fiscales’ Comisión de expertos sobre metodología. Presentado ante la Comisión de Economía y Hacienda del Senado 27-09-2006. Instituto de Estudios Fiscales.



En el año 2003 se publica Una aproximación a las balanzas fiscales de las Comunidades Autónomas. Ezequiel Uriel Jiménez. Fundación BBVA.2003  es un trabajo importante en relación al tema, con profusión de bibliografía, metodología y datos de 1991 a 1996, del que posteriormente se amplían y concretan datos en otro trabajo presentado en 2007, del que publico cuadros anexos. Otros autores, como el Profesor Barea considera que no deberían incluirse empresas públicas en las balanzas, ya que las relaciones son entre Administraciones y Seguridad Social no transferida y que deberían aproximarse más a los criterios de Eurostat de imputación regional de ingresos y gastos de la Administración central en las cuentas regionales, quienes soportan la carga fiscal y quienes se benefician de los servicios suministrados, pueden ver su trabajo Balanzas fiscales y equidad. Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. 2006. Si prefieren, también pueden ver Generalitat de Catalunya. Consell de Treball, Econòmic i Social de Catalunya. Informe sobre la financiación autonómica de Catalunya. 2012.



Al margen de su utilidad en cuanto a financiación de las CCAA, caben interpretaciones políticas distintas a las nacionalistas, a las que se suman otros sectores ideológicos, sin considerar que están en juego los conceptos de equidad y solidaridad. El fondo que esconde la polémica, tiene que ver con la esencia del estado socialdemócrata, el sostenimiento del estado de bienestar necesita impuestos progresivos y redistribuidos por el Estado con equidad individual y territorial. En España los impuestos los pagan las personas, no los territorios, este argumento de sobra conocido por intelectuales independentistas no lo es tanto por la gente que se apunta a la Independencia, que lo usa a diestro y siniestro, confundiendo que los trabajadores, la ciudadanía en general pague mayores impuestos que el resto de españoles, a quienes van destinados una parte de los mismos. En todo caso el pago de mayores impuestos lo sería por los ricos y corporaciones y el Estado los redistribuye a grupos sociales menos favorecidos. Esa labor de redistribución de riqueza, es uno de los objetivos del estado moderno, más cuanto más cerca de la idea de izquierda se encuentre. La solidaridad interregional es una de las políticas europeas, entre países y regiones siendo una clave del impulso secesionista quitar al Estado la mayor capacidad redistribuidora posible, objetivo coincidente con los republicanos de EEUU o los neoliberales en su conjunto.



Que en Cataluña, los individuos paguen más impuestos que en otros lugares solo indica que residen allí mayor número de personas ricas y empresas con altos beneficios que en otras partes, y con mayores riquezas acumuladas históricamente. Lo opuesto a que España quita dinero a los catalanes históricamente ya que implica acumulación de capital. Que las empresas catalanas tengan altos beneficios, tampoco quiere decir que los obtengan exclusivamente de Catalunya, pueden lograrlos en otros territorios, como de hecho ocurre, otra cuestión es la dificultad de calcular cuánto de los impuestos pagados en Catalunya por las empresas catalanas corresponden a beneficios obtenidos en Andalucía o Extremadura, por ejemplo. Así las balanzas son un dato relativo a interpretar y valorar.



La intelectualidad catalanista conoce de sobra este argumento y todo lo que le rodea, sintiéndose molestos desde sus tribunas cuando leen o escuchan lo anterior ya que ‘es un argumento falaz que nadie sensato lo mantiene aquí’. Si de verdad lo piensan así, harían bien en explicarlo a los cientos de miles de personas que gritan en la Diada u otras manifestaciones, convendría decir que los españoles no hacen pagar más impuestos a los catalanes, porque es uno de los elementos que mas individuos han sumado al movimiento por la independencia. En el fondo la intelectualidad soberanista condensaba ‘El sentimiento de discriminación de Catalunya en  las inversiones del Estado en infraestructuras catalanas.



Ese fue el punto fuerte de disputa durante un tiempo, -hasta que el tsunami secesionista desbordara toda previsión- las balanzas fiscales dejaban clara que había una redistribución de riqueza de las zonas ricas, -Madrid, Baleares, Cataluña- hacia las pobres, lo cual provoca el déficit fiscal  -Euskadi y Navarra siempre al margen por su particular privilegio fiscal-. Un problema a plantearse entonces, sería si Cataluña dispone de menos infraestructuras que el resto de España, con diferencias suficientes como para considerar un expolio de su riqueza ese déficit. Y otro aspecto nada baladí, por cuanto planteaba una salida al conflicto, los grupos que defienden la tesis anterior exponen un objetivo negociador que consistiría en reducir el déficit fiscal a base de realizar mayores inversiones en infraestructuras allí, marcando además un tope legal de cesión a las comunidades pobres, al estilo de otros estados federales según afirmaba su propaganda. Este último aspecto del tope legal es una mentira demostrada, pero no deben perder de vista el anterior, porque es cierto que durante los últimos años se produjo menor énfasis inversor en infraestructuras catalanas.



Si ‘el problema de la relación fiscal de España con Catalunya NO ES que los catalanes paguen más impuestos que los demás’ como escriben esos intelectuales, sería interesante que lo hicieran comprender a los medios soberanistas, los cuales difunden hasta la saciedad esa idea convertida en consigna entre miles de independentistas de nuevo cuño. Los medios de prensa catalanista realizan su labor de propaganda identificando la independencia como solución a todos los problemas, ahora básicamente económicos, producto de la crisis y desde luego no se quedan en el argumento de mayores inversiones estatales, al fin y al cabo problema concreto, tangible, por tanto discutible y de acuerdo factible. La cuestión que late en el fondo al usar las balanzas fiscales dentro del argumentario nacionalista, es que el dinero de los ricos se lo queden los ricos y no que lo administren otros para su redistribución. O, que éstos paguen menos impuestos, o que se reduzcan los elementos de salario social inherentes al estado de bienestar que disfrutan los menos favorecidos,… posturas neoliberales. Estirando el argumento, querrían decir que el dinero de Barcelona lo administren en Barcelona y no la Generalitat y así con cada pueblo, que lo administren allí y no que recaude el estado, sea español o catalán. Lo podemos estirar un poco más, los defensores de este argumento dicen, que el dinero de los ricos sea para ellos, que no lo entreguen al estado, ya que serán los ricos quienes le saquen rendimientos y con ellos beneficiarán a todos. De repente, caminamos cientos de años atrás aplaudiendo el adiós a la filosofía del estado de bienestar por biempensantes que apoyan al soberanismo.



El dinero de Cataluña para los catalanes, realmente esconde, para poco más adelante, la idea de que el dinero de los impuestos de la burguesía se lo queden ellos, los que lo pagan, y no que llegue a los catalanes desfavorecidos, esperando en un futuro próximo pagar menos al ‘estilo Reagan y Bush’. En una supuesta balanza fiscal que se realizara intra-Cataluña, inter clases, saldrían cifras de expolio de unos catalanes sobre otros, en cuanto unos pagaran mayores contribuciones que otros y además exigirían mayores inversiones en barrios en las zonas ricas de las ciudades, lo cual conduciría al abandono de las barriadas pobres por su menor contribución, o conduciría a la reducción de las prestaciones sociales, ‘para evitar expolios y déficit fiscales’. El debate de las balanzas fiscales oculta el fondo teórico que pretende defender privilegios de ricos contra pobres, incluso en la misma Comunidad Autónoma. Las ideas neoliberales se encuentran detrás de reducir el saldo desfavorable de la balanza fiscal, que se puede conseguir dejando que los ricos gobiernen sus impuestos, su dinero, es lo que en el fondo está detrás de la batalla.



Resulta incomprensible el uso que se hace las balanzas fiscales y la poca propaganda masiva hacia el público desde filas cercanas a las izquierdas -como es habitual desde hace años con tantos temas sin entrar en la batalla de comunicación con posturas propias- Ahora resulta que la situación particularmente favorable de la burguesía catalana durante siglos, -y de la vasca- en relación con el resto de regiones, ha sido un expolio de los pobres hacia los ricos. ¡Increíble!. ¿En serio creen que sus territorios tienen menos infraestructuras que el resto, o que viven en peores condiciones? Realmente interesante, han conseguido dar la vuelta a la realidad, porque es a Euskadi y a Cataluña donde emigran millones de obreros en la posguerra, porque es en esos territorios donde se encuentran mejores posibilidades de desarrollo y donde se potencia por el franquismo enriquecer a la oligarquía vasca y catalana, en gran parte pro franquistas. Millones de españoles emigran desde sus lugares de origen, estos sí tremendamente expoliados por los vencedores de la guerra para ir a lugares donde volcarán mano de obra barata para favorecer la acumulación de capital.




Los gráficos de dicho trabajo indican lo siguiente: en el gráfico 5, aparecen con saldos negativos cuatro Autonomías, Madrid con -12.304 millones, Cataluña  con -6.934, Baleares -770 y Comunidad Valenciana -228 millones. El gráfico 6 mide los saldos fiscales en relación al PIB de cada comunidad y se obtiene una ordenación de las mismas para el conjunto del período 1991-2005 que es la siguiente: Madrid -10,18%, Cataluña -5,20%, y Baleares -4,29%, inferiores a los facilitados por la Generalitat.





                      


 

La Generalitat realiza campañas de agitación y propaganda, cual grupo político antisistema, dichas proclamas apenas son consideradas por partidos e instituciones oficiales en Cataluña –ni conocidas en el resto de España- y menos desmentidas masivamente, salvo pocas instituciones privadas catalanas que desde diferentes posturas intentan discutir esa apabullante hegemonía argumental. El problema de este erróneo proceder es que los vacios son rellenados automáticamente por argumentos soberanistas que se extienden sin oposición e inundan de forma asfixiante todo el espacio público de la sociedad catalana, iglesias, estadios, teatros, conciertos, polideportivos, colegios, calles, mercados, … aquella antigua lucha para lograr que fuera visible una imagen pública catalana, lograron amplia solidaridad fuera de Cataluña, pero hoy la realidad se ha transmutado y muchas personas quisieran ver en sus vidas y espacios públicos otra imagen compartida con la catalanista que todo lo inunda, de oprimidos pasaron a opresores, los bandos se invirtieron pero la solidaridad que aquellos encontraron en el pasado no termina de darse cuenta.