lunes, 8 de febrero de 2016

El mito de la unidad de las izquierdas. (4 ) España: Un paradigma de luchas entre izquierdistas

El comienzo de la revolución española –la única revolución que tuvo lugar en Europa durante la existencia de la Internacional Comunista, aparte de la efímera república soviética húngara de 1919- cogió desprevenidos a los dirigentes del ‘partido mundial’.
 ‘La crisis del movimiento comunista’, Fernando Claudín.

España es modélica en luchas izquierdistas, enfrentamientos de unos contra otros y dentro de cada gran corriente o agrupamiento, que históricamente fueron: los anarcosindicalistas, FAI y CNT –La importancia mundial del anarquismo español fue enorme, el Congreso extraordinario de Madrid en 1931, cuentan que reunió a ¡¡¡500.000 afiliados!!!-. La otra gran corriente vinculada al marxismo fueron los socialistas –Indalecio Prieto vs Largo Caballero-. Anarcos y socialistas no son defensores inicialmente de la República de abril de 1931, la consideran puramente burguesa, los socialistas restringirán su colaboración con ella y los anarcos plantearán ninguna colaboración. Las escisiones crearán nuevas fuerzas de izquierda comunistas, trotskistas… dice Claudín que adscritos a la III Internacional en 1931 contarán en España solo con 800 miembros, su postura inicial se condensa en la consigna de ‘Abajo la república burguesa de los capitalistas, los generales y el clero’, (sic), utilizada con la intención de despreciarla llama la atención su ‘claridad de percepción’ cuando al tiempo se extiende la quema de iglesias y mientras los generales preparan un golpe de estado.

Un buen análisis sobre los acontecimientos en la República y en la III Internacional se encuentra en ‘La crisis del movimiento comunista’, Fernando Claudín. Ediciones Ruedo Ibérico.1970. Del que transcribo el siguiente párrafo:

‘’Una huelga parcial puede tener mayor importancia para la clase obrera internacional que ese género de ‘revolución’ a la española, efectuada sin que el partido comunista y el proletariado ejerzan su misión dirigente. Manuilski. Comité Ejecutivo  Komintern. Febrero 1930. ‘’

España vive en los años treinta una situación explosiva, pre-revolucionaria, en la cual los enfrentamientos violentos dentro del campo de las izquierdas fueron constantes desde 1931 y en plena Guerra Civil, mientras la República está sometida a intensos ataques fascistas, los partidarios de ‘hacer la revolución para ganar la guerra’ y los partidarios de ‘ganar la guerra para hacer la revolución’ facilitaron la destrucción de ambas por el ejército franquista. Unos hechos quedaron escritos para la historia de las luchas entre izquierdistas, la aniquilación del POUM, -anarco marxistas-, narrado poderosamente por George Orwell en ‘Homenaje a Cataluña’.

Tras la derrota de la IIª República y la postguerra, en el tardo franquismo, desde el 68, nuevos movimientos sociales, comunismos, antiimperialismo, feminismo, ecologismo, democracia radical, derechos civiles,… inician una nueva época visualizada en: París, Praga, Vietnam, Berkeley, Berlín, Italia…, desde entonces hasta la Transición, las disputas entre izquierdistas viejos y nuevos vuelven a arreciar, multitud de partidos y grupos políticos luchan entre sí. José M. Roca en ‘‘El proyecto radical’, La Catarata 1994’, cifra en 50.000 el número de militantes en los momentos de máxima expansión; Leguina los sitúa en 15.000, en mi opinión no más de 30.000, que después de la muerte de Franco aumentarían al ir disminuyendo la represión, entendiendo por militancia un compromiso estable y duradero durante cierto tiempo en el que se acepta la disciplina de organización y se realizan acciones de agitación, propaganda y proselitismo en lucha contra los poderes políticos y económicos. En la obra citada J.M. Roca referencia 80 grupos de los que sigue el árbol genealógico de innumerables escisiones, pág. 49 ss.

De modo que, cuando la rebelión militar de julio de 1936 puso a la República a los pies de los caballos, los partidos y sindicatos que acudieron a sofocarla conservaran, por encima de su adhesión o lealtad republicana, su identidad propia, su cultura y prácticas políticas, sus estrategias y sus metas finales, que no eran la República de 1931 sino el comunismo, el socialismo, el anarquismo o la independencia de sus naciones: por eso luchaban y por eso morían y por eso merecen ser recordados.Santos Juliá‘Una tradición inventada’ 
Muchos años después de derrotada la IIª República, será cuando muchos defiendan el mito, el imaginario de lo que pudo significar. Muerto Franco, ya en la democracia, miles de nuevos activistas de todo tipo y condición portarán la bandera republicana en cada manifestación o reivindicación como símbolo de izquierdismo, los nuevos izquierdistas no sabrán que la República fue combatida en sus inicios, malamente soportada después, apoyada según criterio de cada uno por su lado, sin reconocer nunca una autoridad unitaria, traicionada en plena guerra por los nacionalistas, PNV, ERC que intentaron pactos con Franco y otros gobiernos extranjeros… la República contaba inicialmente con los republicanos burgueses, la intelectualidad, las pocas clases medias urbanas y por muchas familias campesinas y obreras –otras familias obreras y campesinas apoyaron a las izquierdas revolucionarias. La República en gran medida estuvo abandonada por corrientes y partidos izquierdistas, es hoy después de muchísimos años cuando se festeja y reclama como símbolo, por izquierdistas que agitan su bandera tricolor. Para contraponerla a la democracia.


El aspecto destacable relacionado con el mito de la unidad, es que todos mencionábamos en nuestros papeles la pretensión de unidad, tanto los partidos clásicos como los nuevos, los pro rusos o los pro chinos, los trotskistas, los albaneses, los guerrilleros… todos decíamos construir el partido porque el PCE y el PSOE eran traidores -en España para unir a la clase obrera, ya que durante el franquismo el movimiento feminista y ecologista serán secundarios- todos descalificábamos al resto, unos querían construir la democracia, otros hacer la revolución, o la revolución permanente, o hacer una democracia popular,… Una docena de partidos izquierdistas obtuvo en 1979 algo menos de un millón de votos, insuficientes los de cada uno para sacar diputados, -El PCE obtuvo cerca de dos millones, el 10% de los votos- otros partidos se abstuvieron; y HB, EE, PAR, ERC, lograron diputados, sumando en total 474.655 votos.

viernes, 5 de febrero de 2016

El mito de la unidad de las izquierdas. (3) Revoluciones triunfantes

Antes del estallido de la guerra (en los 40) en la Escuela de Periodismo de Minsk, al regreso de vacaciones de verano no quedaba ninguno de los profesores del curso anterior: los habían arrestado a todos.
Svetlana Aleksiévich.

En las revoluciones triunfantes la unidad entre revolucionarios pareció frágil; al margen de enormes desastres, represión y muertes infringidas a los derrotados, aquí interesa poner el foco sobre las relaciones internas entre los vencedores. En la Revolución Rusa no solo fueron perseguidos los aristócratas y los blancos, también fueron aniquilados miles de líderes revolucionarios, cuadros políticos de primer nivel, los discrepantes y críticos de izquierdas eran torturados y enviados a gulags, fueran intelectuales, diplomáticos, expertos gestores, obreros, dirigentes, artistas, poetas, -la revolución estuvo fuertemente apoyada por millares de artistas, poetas, escritores, cineastas, pintores… liquidados poco a poco-. Lo paradójico es que los verdugos de un año, pasaban a ser víctimas al siguiente año.

Las purgas comenzaron desde el principio, pero estallaron en la segunda mitad de los años treinta, cientos de miles de militantes del partido fueron expulsados y perseguidos entre 400.000 y 1.000.000 -’En el XVII Congreso (1934) tenía el P.C.U.S. 2.817.000 afiliados, en el XVIII Congreso (1939) había descendido a 1.568.000; a la diferencia habría que sumar los miembros nuevos y deducir las bajas por razones diversas, desde fallecimientos hasta expulsiones que no iban acompañadas de detención, y quedaría una cifra de cerca de un millón de miembros del Partido arrestados. ‘Auge y caída del comunismo’. Antonio Fernández García. Cuadernos de Historia Contemporánea. 1999, número 21.- Perseguidos y represaliados fueron bolcheviques, socialistas, comunistas, anarquistas, izquierdistas, enviados a gulag y/o ejecutados; todos los líderes bolcheviques compañeros de Lenin en su Gobierno y Comité Central de los primeros tiempos fueron procesados.–

Otro aspecto es el terror global, fuera de la intención de este trabajo que pretende centrarse en las luchas fratricidas izquierdistas, a pesar de ello no me resisto a facilitar un apunte. Centenares de miles de rusos fueron expulsados de sus aldeas y de las grandes urbes, reprimidos, torturados e internados en campos de concentración por los jerarcas comunista, las cifras que manejan distintas fuentes pueden llegar a finales de los años treinta hasta 14 millones de detenidos, un millón de ejecutados y dos millones de muertos en los campos/gulags, Robert Conquest, ‘El Gran Terror’. En otra obra estremecedora publicada recientemente, resulta difícil seleccionar solo unos pocos párrafos de sus 1.000 páginas para mostrar la eliminación de cuadros militantes de izquierdas, algunos de la vieja élite revolucionaria, cuadros bolcheviques, generales, altos dirigentes fabriles, deportistas, todos conspiradores, espías, traidores, golpistas,…

‘En el espacio de un año (1937) fueron arrestadas cerca de dos millones de personas, unas setecientas mil de las cuales fueron asesinadas, y casi 1.3 millones enviadas a los campos de concentración y a colonias de trabajos forzados’… ‘a principios de 1939, 110 de los 139 miembros y candidatos del Comité Central elegidos en 1934 por el XVII Congreso del Partido Comunista, habían sido detenidos, a mediados de 1939 en la ciudad y territorio de Moscú solo quedarían ejerciendo su cargo 7 secretarios del Partido de aquellos 139, todos los demás habrían sido arrestados y fusilados o cometido suicido’… ‘De las 63 personas elegidas en mayo de 1937 para integrar el Comité regional del Partido en Moscú, solo quedaban 10 en sus puestos en junio de 1938…’
Karl Schlogel. ‘Terror y Utopía. Moscú en 1937. Acantilado 2014.

En China tras el triunfo de la revolución en octubre de 1949, durante el maoísmo triunfante sucedió algo parecido a Rusia, no solo hubo represión y aniquilación a los no revolucionarios, sino que también en las propias filas del Partido Comunista las purgas fueron intensas, en la mitad de los años cincuenta, afectaron a más del 10% de los militantes. Aquí los datos son más imprecisos que en Rusia, en donde tras el derrumbe del socialismo se fueron abriendo archivos con nuevas informaciones que permitieron contrastar y consolidar informaciones anteriores. En la segunda mitad de los sesenta la Revolución Cultural supone  violentas luchas internas entre los diferentes grupos de poder del Partido, son luchas cainitas entre camaradas con posturas izquierdistas. –Lin Biao sucesor de Mao, muere en accidente de avión en 1971 cuando intenta escapar, enormes discusiones siguieron para determinar si era un revisionista o un extremista de izquierda-. El ejemplo sintetiza la dinámica de la Revolución Cultural, que supuso otra vuelta de tuerca a la represión interna que llevó a ‘reciclarse’ a campos de trabajo a millones de cuadros militantes, dirigentes del Partido Comunista y miembros de anteriores gobiernos maoístas. Para terminar con los desmanes de la Revolución Cultural, Mao imprime un giro represivo de 180º, cedió poderes al ejército que desató una feroz represión de los que días antes eran los ejecutores.


En el sudeste asiático, sobre todo Laos y Camboya ganó el comunismo tras la guerra de Vietnam, la brutalidad de las purgas y asesinatos fueron increíbles en Camboya donde se produjo uno de los mayores genocidios del siglo XX -un 30% de la población murió-. El Khmer Rojo, los jemeres rojos, comunistas rabiosamente nacionalistas, enfrentados tradicionalmente a los comunistas vietnamitas, en 1975 Angka, el partido comunista, tomaron el poder con Pol Pot a la cabeza. Manteniendo en secreto la identidad del gobierno, expulsaron con las armas a millones de individuos de las ciudades al campo, considerados traidores a la causa por ser población urbana, prohíben la palabra ‘dormir’, y la medicina moderna.  Entre 1975-1979 asesinaron a millones de compatriotas, gran parte de los cuales eran compañeros de la guerrilla. En uno de los muchos centros de tortura y exterminio que se crearon, Tuol Sleng, ubicado en lo que había sido un colegio secundario. De las 20 mil personas que entraron en él, en su mayoría militantes del KR sospechados de traición, se conocen sólo seis sobrevivientes. Camboya y el Khemer Rouge: ¿Cómo fue posible? Uriel Kuzniecki. 2009. Los comunistas de Pol Pot masacraron a cientos de miles de comunistas camboyanos, luchas cainitas entre izquierdistas, hasta que fue derrotado por los comunistas vietnamitas en 1979, que entraron en Camboya en ayuda de un sector de comunistas camboyanos aliados.

jueves, 4 de febrero de 2016

El mito de la unidad de las izquierdas. (2)

La historia está jalonada de conquistas de libertad e igualdad, justicia y solidaridad, protagonizadas por las izquierdas.
Pero también contiene múltiples luchas fratricidas que protagonizaron.

Los siglos XIX y XX están bañados por la expansión del movimiento obrero en lucha contra la explotación y por un mundo nuevo; las luchas por los valores laicos, reconociendo al ciudadano como piedra angular de derechos y la separación de Iglesia y Estado, luchas por la libertad, igualdad y solidaridad, toman su mayor fuerza y empuje dentro de la lucha de clases; contra la explotación y represión nacen, se organizan y luchan las grandes corrientes anarquistas, socialistas y comunistas. Aunque las sufragistas existieron en el XIX, la lucha feminista cobrará un enorme empuje en el XX, el siglo de la revolución de la mujer, y tras la II Guerra Mundial crecerá el movimiento ecologista, ambos movimientos con similares prácticas de enfrentamientos internos y diferenciación de intereses volcadas en escisiones.

De cada corriente principal surgen unas cuantas que se diferencian entre sí, dichas corrientes secundarias a su vez alumbrarán múltiples organizaciones y grupos que se pelearán por ser los más puros en la interpretación de los textos fundamentales, al tiempo creerán ser los más eficaces luchadores para conquistar un mundo sin explotación ni represión… La unidad de la izquierda comenzará por contener tres o cuatro grandes corrientes: anarquistas, socialistas, comunistas –luego también feministas y ecologistas- que se irán fragmentando en otras varias cada una de ellas, que a su vez se irán escindiendo en multitud de grupos. Particularmente destacable es que todos los partidos o grupos, fueran grandes o pequeños, de hace cien años o diez, todos hablarán de crear la unidad de la izquierda; pero en torno a ellos. No toda la historia de las izquierdas se pierde en luchas internas, ni mucho menos, las conquistas sociales están unidas a fuertes luchas empujadas por partidos de izquierdas, pero conviene considerar  la experiencia histórica de momentos cruciales en los que la violencia interna entre las izquierdas se desató. Ello también forma parte de la experiencia resumida a continuación.

La Primera Internacional. El movimiento obrero tuvo un marcado carácter internacionalista que fue plasmado en la creación a mediados del XIX de la AIT, (1864), inicialmente con amplia diversidad de movimientos y tendencias, multitud de grupos se unieron. Marx tuvo un papel preponderante en su creación, en ella confluyeron socialistas y anarquistas, -inicialmente Proudhon por poco tiempo por fallecimiento-. Bakunin se incorpora cuatro años después, produciéndose múltiples luchas internas entre las dos grandes corrientes, hasta la expulsión de Bakunin pocos meses después de la Comuna de París de 1871. La Internacional se disuelve en 1876 sin haber logrado la unidad de las izquierdas, al contrario, provocando innumerables enfrentamientos entre socialistas y anarquistas, sin duda con argumentos de calidad desarrollados en una u otra acera por eminentes intelectuales.

La Segunda Internacional (1889-1916) el Primero de Mayo como fiesta de los trabajadores y el himno de La Internacional se deben a ella. Reduce la confluencia unitaria de las izquierdas a los partidos marxistas, lejos de hacer más sencilla la unidad partiendo de una sola gran corriente, mostró nuevas segregaciones, los socialismos se fragmentan en dos grandes corrientes, revolucionarios y reformistas, -Rosa Luxemburgo, Eduard Bernstein-. La Iª Guerra Mundial, aumentó aún más la desunión y los enfrentamientos al sumar a la identidad de clase, los componentes nacionales, provocando rupturas y violentas luchas entre las izquierdas.

La Tercera Internacional, o Komintern, nace tras la Revolución Rusa en 1917 hasta la IIª Guerra Mundial. Se creó por Lenin, nuevamente el mito de la unidad de las izquierdas se hace trizas por los combates de los partidos comunistas contra los socialistas y anarquistas de los países europeos al subordinar toda acción al bien supremo de la defensa de la revolución, en un solo país, la defensa de la URSS. Mientras en Europa nacen los fascismos. El Komintern impone a los partidos comunistas europeos la política de todos juntos, izquierdas y republicano burgueses contra el fascismo. En 1935 postulan el Frente Popular en Francia y España y vencen en las elecciones de 1936.

La Cuarta Internacional, nace en 1938, como consecuencia de la persecución de los comunistas hacia los trotskistas, (Stalin contra Trotski). Otra vez el mito de la unidad de las izquierdas queda arrumbado; cada nueva Internacional es sinónimo de una corriente de izquierdas menos, cada vez que se intenta nuclear y unir las organizaciones obreras a través de una nueva Internacional, implícitamente supone aceptar que la unidad de las izquierdas es un mito.

martes, 2 de febrero de 2016

El mito de la unidad de las izquierdas (1)

Ahora sí, las izquierdas juntas gobernaremos.
                            Pero… ¿por qué? nada indica que esta vez sea diferente.

Asamblea Nacional Constituyente surgida de la Revolución Francesa, 11 de septiembre de 1789, en la discusión de uno de sus artículos se establece la posibilidad de veto absoluto por parte del Rey a las leyes emanadas de la Asamblea; los que estaban a favor se sitúan a la derecha del presidente de la misma, los que defienden la soberanía nacional, por tanto contrarios al absolutismo, se ponen a la izquierda. Desde entonces, la Izquierda es asociada a la defensa del cambio social y los valores de la Ilustración, racionalidad y laicismo, concentrados en las proclamas de libertad, igualdad y fraternidad, o solidaridad, que dieron lugar a la Revolución Francesa.

Condorcet es uno de los más destacados ilustrados, activo partidario de la Revolución desde sus inicios, representante de París en aquella Asamblea; en 1791 es elegido secretario de la misma. La Asamblea lleva a Luis XVI ante los tribunales acusado de traición, Condorcet es uno de los acusadores, aunque contrario a que el Estado practicara la pena de muerte. En 1793 votó en contra de la constitución de los jacobinos, considerado desde entonces traidor a la revolución, es perseguido, se da a la fuga, finalmente encarcelado. El 29 de marzo de 1794 murió en su celda.

 ‘Condorcet fue uno de los grandes matemáticos de todas las épocas, uno de los fundadores del cálculo diferencial y el primero que estudió el posible empleo de las matemáticas en la toma de decisiones…Fue también defensor de la igualdad de derechos de la mujer, de los pueblos y las razas y un abolicionista que planificó el primer sistema educativo nacional’.
 ‘La Ilustración. Anthony Pagden. Alianza Editorial.2015.’

Desde el instante que nace el concepto Izquierda, un sector de los revolucionarios liquidó a individuos que poco antes eran camaradas o aliados. No es que en el pasado, antes del S XVIII, no ocurriera lo mismo, siempre hubo enfrentamientos entre individuos que podían coincidir en la defensa de intereses similares, lo significativo del mito de la unidad de las izquierdas es que pasa el tiempo y nuevas generaciones vuelven a soñar con esa especie de paraíso, sin aceptar que existen diversidad de grupos porque hay diversidad de intereses y sensibilidades, hay multitud de emociones y sueños que darán lugar a cosmovisiones diferentes, aunque parezcan coincidentes, o incluso lo fueran momentáneamente, siempre existieron grupos que creyendo estar en posesión de la verdad pretendieron obligar a los otros a vivirla como ellos.

Dentro de las izquierdas, -como en toda ideología, lugar y época-, hay teorías e individuos que creen que la solución pasa por derrotar a los otros, para ser ellos los patriarcas/libertadores del pueblo; esos grupos creen que los conflictos solo se sustancian venciendo, aplastando a los que piensan distinto. Existen grupos enfrentados dentro del mismo panel ideológico, en este caso izquierdas, porque los seres humanos que desarrollan espíritu crítico pueden creerse fácilmente en posesión de la verdad, quizás confundidos con los esfuerzos realizados para llegar al punto de conocimiento que los hace sentirse superiores. Naturalmente también hay enfrentamientos brutales dentro del campo de las izquierdas, porque entre dichos grupos e individuos conviven intereses distintos, de clase, nacionalidad, religión, sexo… diferentes postulados ideológicos, políticos, económicos, de identidades cruzadas en porcentajes diferentes…

sábado, 30 de enero de 2016

Batallitas del abuelo.1977. Tras los asesinatos de los abogados de Atocha

Después de aquella atrocidad del atentado al despacho laboralista de los abogados en Atocha, 24-01-1977, el miedo se extendió entre la extrema izquierda. Y como la mejor forma de combatir el miedo es prevenirse, es decir, adecuarse al nuevo entorno, todo el mundo hizo planes. Nosotros al menos sí.

La nueva realidad después de la muerte de Franco era tremendamente confusa, y violenta, muy alejada de la idea de compadreo y espíritu dialogante, nada que ver con lo que muchos capullos dicen ahora sobre pretendidos pactos, como si todo hubiera sido una balsa de aceite, lo dicen pero desde posiciones muy tranquilas y bien alimentadas. Las diadas de cientos de miles de personas en fiesta, arropadas por los mossos, apoyada y financiada por la Generalit y los poderes económicos… o las acampadas en Sol; esas cosas están enormemente alejadas de los riesgos que soportábamos en aquellos días de enero, en meses y años anteriores y en meses y años posteriores. Asesinatos de la extrema derecha, -Arturo Ruiz, Yolanda…- detenciones y palizas policiales, despidos del trabajo, pelotazos de goma o botes de humo que mataban, -María Luz Nájera-… cargas policiales para desalojar iglesias que utilizaban fuego real, -Vitoria- balas que mataban, muertos por manifestarse por mejoras de convenio –Teófilo del Valle- agresiones fascistas en las calles por, repartir panfletos o hacer pintadas; Francisco Javier Verdejo muere por disparos mientras pinta ‘Pan, trabajo y libertad’… total, cerca de 600 muertos.

Franco murió en la cama, lo cual indica que hubo muchos millones de españoles a quienes les daba igual aquello, lo vivían cómodamente y muchos tenían el suficiente miedo como para no moverse, también indica que había grandes fuerzas económicas y políticas, internas y externas que no hicieron nada para terminar de una puta vez con aquello; así que hubo que empujar mucho y fuerte, la punta de lanza estable de la lucha antifranquista, la vanguardia que se decía entonces, era cuestión de unos pocos miles de militantes, de multitud de grupos clandestinos, que constantemente agitábamos y movilizábamos a decenas o centenares de miles de obreros y estudiantes, en fábricas, universidades y barrios; otros muchos millones de españoles soportaban unas condiciones de vida y trabajo bastante penosas, muy alejadas de la situación actual, y se movilizaban esporádicamente por mejorarlas. Poco a poco, mientras se fue suavizando la situación se irían incorporando muchos miles de luchadores nuevos.

Además de los capullitos que no vivieron nada de aquello, también algunos desengañados que lucharon por la revolución, y que no lograron, a veces hablan resentidos de su experiencia al sentirse traicionados, en estos casos se entiende algo mejor que en el anterior. Es cierto que mucha gente entregó parte de su vida y luego se sintió desplazada en la nueva sociedad. La democracia que surgió de aquello, al fin y al cabo fue la resultante que salió de todas las fuerzas en lucha cada una tirando para su objetivo. Naturalmente que hubo compromisos y cesiones de unos y otros, siempre los hay, en cualquier tiempo y lugar, fuera en la revolución rusa o francesa… pero aquello no salió del planing de nadie.

En 1977 el tiempo volaba, todo sucedía a velocidad de vértigo, imposible tener seguridad por parte de nadie de que pudiera caminarse y lograrse un resultado previsible, concreto y determinado, un factor determinante de ello era el desconocimiento por parte de todos los actores de las fuerzas de cada cual. Que sentía el ejercito? y la extrema derecha? las fuerzas del capitalismo franquista eran mayores que las del capitalismo democrático? los posibles partidos democráticos con que fuerza contaban? Los partidos de izquierdas que fuerza tenían? El PCE en el entierro de los abogados hizo una enorme demostración de control y seguridad, que sin duda le valió un sobresaliente para su legalización posterior.

Pero aquí en este espacio de ‘Las batallitas del abuelo Cebolleta’, cuenta la anécdota personal, la vivencia individual. Y puesto que realmente nadie de los allí presentes confiaba en pacto alguno, la situación de miedo nos abría una puerta para realizar cambios urgentes en la seguridad. Pero lo específico de aquella situación no estaba en la seguridad personal, en la vida diaria y en las acciones, en las manifestaciones, en las calles, asambleas, repartos, pintadas… ámbitos en los que evidentemente siempre hubo normas estrictas que fueron relajándose con el tiempo.

El aspecto diferencial tras los asesinatos de abogados laboralistas de Atocha estaba referido a los locales. Había que seguir haciendo lo mismo, pero más seguros, mejor protegidos. Nosotros teníamos un despacho laboralista, extraordinariamente bueno, siempre estaba repleto de gente, abogados, militantes y trabajadores clientes. Era vital para nosotros, por las relaciones con fábricas y trabajos que permitían desarrollar lucha sindical, permitía establecer vínculos políticos, y era vital por los ingresos obtenidos que permitían financiarnos en gran parte. En el mismo edificio, contábamos con otros pisos, despacho, sede central y sede sindical o más abierta. Había que blindarlos.

Me encargué de la tarea. La idea esencial era lograr un control en la puerta de entrada que evitara sorpresas ante un posible ataque de ‘clientes/agresores fascistas’. Los pisos eran enormes y situados en una de las mejores zonas nobles de Madrid, los que tenían aquellos espectaculares tamaños, similares a todas las sedes de partidos de entonces, entre otras razones porque sus precios de alquiler, y compra eran baratísimos, hasta la entrada en la OTAN.

El plan concreto era habilitar una primera puerta con apertura a distancia, mediante un mecanismo eléctrico, similar a los de puertas comunitarias o comerciales, para dar paso a un hall de entrada estanco, una habitación blindada en la que quedabas retenido, a expensas de la apertura de otra puerta blindada por la persona que controlaba a través de la ventana tras un cristal blindado, como el utilizado entonces en las cajas de los bancos. Había que construir el muro para realizar la estanqueidad, hacer una puerta y blindarla, hacer una ventana y blindarla y comprar mecanismos de apertura y comunicación.

Fue en la calle Conde Duque muy cerca de Alberto Aguilera donde compré las cerraduras de apertura a distancia que instalé fácilmente y en la antigua zona industrial de Méndez Álvaro, tras el Mercado de Legazpi, compré las planchas de acero que atornillamos en las puertas de madera, que dotamos de grandes cerraduras de seguridad, después de construir los tabiques de separación con ladrillo doble. De aquella manera quedamos más protegidos, la idea se perfeccionó con elementos disuasorios simples que pudieran expulsar a gente de hall, troneras en el muro a gran altura para soltar por las mismas recipientes de fino cristal, probetas con productos químicos de venta normal en droguerías, pero que mezclados fueran suficientemente molestos para que visitantes no queridos se sintieran incómodos en el hall. De entonces conservo todavía algún espray de defensa personal.

jueves, 28 de enero de 2016

Los ataques contra mujeres en Colonia. Visitas por la red

Brutal alegato que el ruido post electoral ha logrado casi apagar. 

La reacción negacionista de buena parte de las izquierdas europeas a los ataques machistas perpetrados simultáneamente en al menos 10 ciudades europeas por varones “musulmanes” fundamentalistas, señaladamente en Colonia, no sólo ha sido lamentable, sino reveladora tal vez de algo más profundo. Precisamente, ciertas izquierdas europeas sedicentemente radicales (“multiconfesionales”, “multiculturales”: postlaicas, en suma) que han ido abandonando en las últimas décadas el primer valor fundacional de la izquierda –el laicismo republicano— son objeto aquí de una crítica tan oportuna e inclemente como esclarecedora por parte de la conocida feminista y luchadora laicista argelina Marieme Hélie-Lucas:

Los ataques machistas coordinados en Colonia y los errores  eurocéntricos de una izquierda europea postlaica. Marieme Hélie-Lucas

…/…
Un fenómeno de alcance mundial –el auge de una nueva cepa de la extrema derecha: por ejemplo, el fundamentalismo musulmán— no sólo queda justificado, sino que desaparece casi literalmente tras la cortina de la crítica de las reacciones que engendra. Cualquiera que sea nuestra posición respecto de la naturaleza y la deriva actualmente observada en esas reacciones, no deberíamos permitir que el fenómeno mismo se evaporara: en el mundo real, a diferencia de lo que ocurre en los discursos de la izquierda radical y de las organizaciones de derechos humanos, la negación de las cosas no las hace desaparecer.

Creer, ya sea por un instante, que un fenómeno político de alcance mundial podría estar determinado por el capitalismo occidental y sólo por él (cualesquiera que sean los regímenes y las formas de gobierno en que ese fenómeno aparece, los estadios de desarrollo económico y cultural de esos países, las clases y las fuerzas políticas en presencia, etc.) es una forma de megalomanía.

A lo largo de estos últimos treinta años, enterrar la cabeza en la arena no ha servido para frenar las crecientes exigencias avanzadas por los fundamentalistas de extrema derecha. Ni en Europa, ni en parte ninguna. Lejos de eso, el fundamentalismo ha surfeado a su buen placer sobre la ola de ocultación de su naturaleza política a través de su cínica explotación de las libertades democráticas y los derechos humanos.

Lo que anda aquí en juego va mucho más allá de los derechos de las mujeres: es un proyecto de establecer una sociedad teocrática en la que, entre muchos otros derechos, los de las mujeres se vean gravemente cercenados. La acción concertada que se desarrolló a escala europea el pasado 31 de diciembre y su abierto desafío al lugar de las mujeres en el espacio público juega exactamente el mismo papel que la inopinada invención del llamado “velo islámico”: es una exhibición de fuerza y de visibilidad.

Esa exhibición de fuerza puede verse coronada por el éxito, como en buena medida ocurrió con la imposición del “velo islámico” a las mujeres. El consejo ofrecido ahora por algunas autoridades alemanas [por ejemplo, la alcaldesa democristiana de Colonia] a las mujeres atacadas es buen indicio: adaptaos a la nueva situación, alejaos de los hombres (“a un brazo de distancia”), no salgáis solas, etc. En suma: someteos o pagad el precio de la insumisión. Si algo te ocurre, será por tu culpa, y advertida quedas...

Un consejo que trae a la memoria lo que solía decirse en los tribunales de justicia a las mujeres violadas no hace tanto tiempo: ¿qué hacía usted allí? ¿A esas horas? ¿Y vestida así? Un consejo que los predicadores musulmanes fundamentalistas harán definitivamente suyo...

Que la preocupación principal haya sido la de proteger a los victimarios, y no la de defender a las víctimas, es una variante de la habitual defensa de la violencia masculina contra las mujeres. ¿Hasta qué punto es una defensa del patriarcado o una defensa de la población migrante, de las minorías étnicas o religiosas? Cuando los intereses del patriarcado –que la izquierda no osa defender ya— pueden confundirse con la noble defensa de los “oprimidos” (cuyo prestigio, incluso para la izquierda, quedó algo tocado luego de los ataques de noviembre en París), no poca gente se siente cómoda.

Que a estas alturas se pueda todavía dudar del carácter concertado de los ataques simultáneos perpetrados a la misma hora contra mujeres en al menos 5 países diferentes y una decena de ciudades en Europa, le deja a una estupefacta. ¡Menuda muestra de mala fe y ceguera –o perversión— política!

Marieme Hélie-Lucas es una reconocida activista feminista argelina. Socióloga de prestigio internacional, ha sido la fundadora de la Red de Mujeres bajo la Ley Musulmana, así como coordinadora internacional de Secularism Is A Women’s Issue (El laicismo es cosa de mujeres).

URL de origen (Obtenido en 19/01/2016 - 13:51):
http://www.sinpermiso.info/textos/los-ataques-machistas-coordinados-encolonia- y-los-errores-eurocentricos-de-una-izquierda-europea


martes, 26 de enero de 2016

Preparación de investidura, o prólogo de nuevas elecciones

El tiempo se acelera, vivimos momentos en los que todo transcurre más deprisa y la acumulación de estímulos hace difícil seguir el día a día. El resultado de las elecciones no dio claro ganador, sin mayorías factibles de gobierno hacía prever que entrabamos en una dinámica en la que sería extrañísimo encontrar acuerdos aceptables por los contendientes.

Para enredar más la situación algunos creen que unas nuevas elecciones beneficiarían a PP y Podemos, por supuesto con la percepción actual, luego ya veríamos. Parecen creerlo las élites de esos dos partidos que consideran esa opción de ventaja ante cada paso que dan, eso aparentan los gestos de de propuesta de gobierno de Podemos y retirada de investidura por Rajoy, están influidos por la creencia de que o bien obtienen ventaja de la primera opción o de la segunda, en la que ambos contendientes arrinconarían a Ciudadanos y PSOE cuyos electores se decantarían por el voto útil. La situación creada sugiere algunas cuestiones:

1)   La primera cuestión a recordar es que resulta lógico y normal que un partido político pretenda gobernar. Para eso existen, se crean y luchan entre sí, nadie debería extrañarse de que todos lo intenten y menos los tertulianos y periodistas que descalifican ‘las ansias de gobierno de algunos’ que siempre son los situados a la izquierda.

2)   A pesar de las encuestas que dan preferencias a los pactos, la experiencia española parece exigir la derrota y sumisión del que se suma y no compromisos, viendo inaceptables pactos tipo Grecia donde gobiernan en coalición Syriza y Griegos Independientes, algo así como Podemos y VOX. Si les extraña miren en Cataluña Convergencia con ERC y la CUP.

3)   Rajoy, era evidente que tendría grandes dificultades para lograr más votos favorables que rechazos. El PP, está pagando uno de sus principios filosóficos más firme y tradicional; su manera de ser excluyente. No solo son sus políticas anticrisis las que empujan a su rechazo, que también, no solo es la corrupción estructural que los rodea, que también, lo fundamental es su empecinamiento por apartar y excluir a todo aquel que no sea como ellos lo cual conduce a la soledad sin facilitar acuerdos con otros partidos a los que siguen despreciando, ridiculizando y culpabilizándolos de todos los males.

4)   Esos puntos débiles del PP serán las fortalezas de Ciudadanos, una ideología conservadora, pero inclusiva y regeneracionista, le está permitiendo hablar y acordar a un lado y otro con planteamientos resolutivos ante los problemas,-la mesa del Congreso es buen ejemplo, mientras otros dedicaban sus fuerzas al teatro- C’s sin demasiada historia de enfrentamientos ideológicos, sin corrupción estructural y sin estar quemados por políticas anticrisis, son la única opción para regenerar la derecha, restando poder a la derechona y al capitalismo de amiguetes.

5)   Tras los resultados era normal dejar inicialmente buscar la posibilidad de gobernar al PP, en tanto partido más votado, ya que cabían posibilidades de que buscaran acuerdos, incluso cambiando de candidato, lo cual hubiera permitido visualizar intensas conversaciones políticas, en vez del vacío que ahora están ocupando los amiguetes, grandes corporaciones y medios de comunicación.

6)   Que por cortesía parlamentaria los partidos permitieran intentarlo al PP, no descartaba la responsabilidad del resto de buscar discretamente acuerdos que pudieran abrir otras opciones. Esta parecía ser la tarea desarrollada por el PSOE, insistiendo siempre en que la primera investidura la intentara Rajoy. Naturalmente para aprovecharse de evidenciar su derrota.

7)   El PSOE no ha consolidado su reestructuración interna, el secretario general, aún elegido en primarias, no controla, gobierna o lidera el partido. La confusión entre los socialistas es notoria, los riesgos territoriales, el aumento de las desigualdades, las reformas pendientes para adaptarse al mundo globalizado, los cambios sociales internos, la nueva normalidad de paro y precarización, etc. etc. les afectan, como a toda la sociedad incluidos los demás partidos, por lo cual los proyectos de futuro son muy endebles, sin acuerdos firmes entre las diferentes corrientes internas que tienen criterios distintos respecto a las alianzas. –Aspecto muy similar al resto de partidos-.

8)   La aritmética parlamentaria no permite muchas opciones para la actual experiencia española y todas ellas tienen contraindicaciones de mayor desgaste para el PSOE, el eslabón más débil de los grandes partidos, ya que girado hacia el PP destrozaría sus opciones por muchos años, dejarían la oposición libre a Podemos que a medio plazo se los comería. El problema es que una alianza con Podemos podría tener un resultado similar a corto plazo.

9)   La escenificación por Podemos de una propuesta de gobierno de izquierdas es una jugada que pretende como objetivo central aumentar la presión destructiva hacia el PSOE y no unir a la izquierda. Su objetivo estratégico no es juntarse con el socialismo, sino ocupar su lugar haciéndolo desaparecer, convirtiéndose en el gran aglutinador. Si pretendían de verdad lograr un acuerdo de gobierno la forma de plantearlo, el fondo y sobre todo sus resultados lo desmienten.

10)               No ha logrado acercar un gobierno de izquierdas, sino alejarlo, dificulta bastante la posibilidad de acuerdos, pero fortalece a Podemos cohesionándolo, los militantes ven capacidad de liderazgo y sus votantes perciben que intentaron lograr el mito de la unidad de la izquierda. –Mito que no realidad-. Ha fortalecido a Rajoy a punto de asfixia inyectándole oxigeno, al cual facilita una increíble pausa de espera para maniobrar. Y debilita al PSOE, internamente agudizando sus conflictos y en la percepción de los votantes quedan como segundones en la izquierda.

11)               Observado lo evidente, vemos que las voces del PSOE que tenían dudas ante pactos con Podemos han aumentado en número y gravedad, las voces a favor se han debilitado, no se han escuchado. Al tiempo otras fuerzas y voces externas, el capitalismo de amiguetes, han sido puestas en alerta para impedirlo, mientras Rajoy espera mejor oportunidad mientras se desgastan.

12)               La jugada de Podemos se podría haber tomado seriamente como propuesta, por ejemplo si hubieran mantenido conversaciones previas con PSOE y con IU, sin chulería en el reparto de sillones. La prepotencia y teatralidad no facilitan acuerdos, pero sí agudizar contradicciones entre los socialistas para debilitarlos, tanto si fuera aceptada, escenificando su debilidad, como rechazada, al culparlos de su rechazo en las nuevas elecciones.

lunes, 25 de enero de 2016

sábado, 23 de enero de 2016

Top 25 de Temperaturas mas cálidas. Visitas por la red

Los años más calientes desde 1880 son los últimos. La temperatura de la tierra está subiendo. Página muy relevante. NOAA 

Dieciséis años más calientes (1880-2015)

La siguiente tabla muestra el rango mundial combinado tierra y el océano cada año un promedio de temperaturas y anomalías para cada uno de los 16 (dos atado en el # 15) años más calientes registrados.
RANGO 
1 = MÁS CALIENTES 
PERÍODO DE REGISTRO: 1880 A 2015
AÑOANOMALÍA ° CANOMALÍA ° F
120150.901.62
220140.741.33
320100.701.26
420130.661.19
520050.651.17
6 (empate)19980.631.13
6 (empate)20090.631.13
820120.621.12
9 (empate)20030.611.10
9 (empate)20060.611.10
9 (empate)20070.611.10
1220020.601.08
13 (empate)20040.571.03
13 (empate)20110.571.03
15 (empate)20010.540.97
15 (empate)20080.540.97

Análisis Global - Anuales 2015 
Top 25 Salidas de temperatura mensuales de media


Top 25 Salidas de temperatura mensuales de media


La siguiente tabla muestra las 25 salidas de temperatura mensuales de la media del siglo 20.Septiembre, octubre, noviembre y diciembre 2015 tenían las cuatro salidas más altas temperaturas mensuales de la historia. Fuera de 1632 registros mensuales, 9 meses de 2015 se encuentran entre las 10 salidas de temperatura mensuales más altos de sus respectivos promedios, y todos los meses de 2015 hasta la fecha se encuentran entre los 25 más altos.
RANGO 
1 = MÁS CALIENTES 
PERÍODO DE REGISTRO: 1880 A 2015
MES + AÑOANOMALÍA ° CANOMALÍA ° F
112 20151.112.00
2Octubre 20150.991.78
211 20150.961.73
409 20150.921.66
503 20150.891.60
6 (empate)Enero 20070.881.58
6 (empate)02 20150.881.58
6 (empate)06 20150.881.58
908 20150.871.57
10 (empate)De febrero de de 19980.861.55
10 (empate)Mayo 20150.861.55
1203 20100.841.51
1304 20100.831.49
14 (empate)Noviembre de 20130.821.48
14 (empate)12 20140.821.48
16Enero 20150.811.46
17 (empate)04 20140.801.44
17 (empate)07 20150.801.44
19 (empate)Mayo 20140.791.42
19 (empate)08 20140.791.42
21 (empate)De febrero de de 20020.781.40
21 (empate)De marzo de de 20020.781.40
21 (empate)09 20140.781.40
21 (empate)Octubre 20140.781.40
25 (empate)11 20100.771.39
25 (empate)Marzo de 20140.771.39
25 (empate)04 20150.771.39