domingo, 30 de agosto de 2015

Frikis de verano. Derecha; Rato-Ministro, Mossos-Muerte de Mor Sylla…

Como Pedro por su casa entró Rato en el despacho del responsable del Ministerio del Interior del Gobierno, se supone que de España, al menos se piensa que representativo de TODOS los españoles. Hay que agradecer que esta derecha sea tan explícita y directa, sin tapujos el cortijo es suyo y pueden hacer lo que quieran, para qué andarse con tonterías. Luego va el ministro y aumenta el estropicio con sus declaraciones, resulta que eran asuntos particulares; según Rato habló con el ministro de todo lo que le está pasando, se siente amenazado por las redes sociales, al igual que miles de españoles, sean políticos, intelectuales, deportistas, actrices, músicos… periodistas o blogueros y opinantes.
Nada, no pasó nada, dice Rajoy, el ministro lo aclarará. Pues eso es lo malo la sensación de impunidad con los delitos y la sensación de propiedad del estado por parte de esta gente. Y que no pasa nada. Son tan frikis que lo hacen convencidos de que no pasa nada, -viva la Pepa- Luego se levanta polvareda y hasta intentan justificarlo pero con ñoñerías de colegio.
Trágico, si el estado lo manejan como su propiedad particular, alejan a la gente de los símbolos nacionales, expulsan de la identidad española a millones de personas que se sentirán fuera de esa cosa común que tiene mucho parecido con reminiscencias italianas. Y lamentable que las fuerzas de derecha no peperas no se den cuenta del tremendo daño que hacen al país. Chorizos, ladrones, mafiosos… corren como locos a pedir cita al ministro del interior para hablar de lo suyo. Los pobres? la gente normal? Manifestantes, Trabajadores? Jubilados, parados, desahuciados, dependientes… La gente de bien en suma, queda fuera de las atenciones del gobierno.
Lo de los Mossos y la muerte de Mor Sylla, mantero que vivía en Salou tiene miga. Lo que sucede y las explicaciones. Una persona cayó por un balcón, se mató. Un contingente de mossos acude a una vivienda en plan redada criminal, no, no piensen mal, no se trataba de un caso de decenas de millones de euros defraudados, robados, escaqueados por las grandes familias catalanas, ni de fraudes centenarios de grandes empresas. La violencia de los Mossos en Catalunya es recurrente, cuando no es represión a palos de manifestaciones, es una detención con extremada dureza que causa fallecimiento, o vídeos de palizas en comisaria… Que la explicación de los frikis responsables de la Generalitat sea que no hay nada que investigar porque es creíble la versión de los agentes, es vergonzoso.
Sea creíble la versión, o no, que una actuación contra el top manta termine en una muerte, obligatoriamente, debería requerir una investigación, como poco para cambiar protocolos de actuación. Luego llegan los frikis de la administración, la prensa o votantes, y empiezan a enmierdar la cosa, que sin son negros, mafias de 100 individuos, grupos que viven hacinados en viviendas

Mafias organizadas son las que esquilman los dineros públicos utilizando obras, concesiones y comisiones, entre familiares, mandatarios o cercanos a sonantes apellidos catalanes, y las actuaciones de los mossos no les causan bajas. Y les juro que distraen cantidades ingentes de dinero muy superiores a esos grupos negros que venden bolsos, camisetas o Cd’s. En estos momentos Catalunya se podría identificar con la realidad descrita en ‘La Brecha’, estremecedor relato de las dos sociedades, dos justicias que se viven en EEUU.

miércoles, 26 de agosto de 2015

Grecia. Syriza.Una interpretación de Manos Matsaganis

El texto que sigue procede de El problema con SYRIZA. Manos Matsaganis 14/03/2015 -traducido automáticamente por Google- es un extracto de la charla ‘La consecuencia política de la crisis de la zona euro’ en el Gunzburg Centro Minda de Estudios Europeos de la Universidad de Harvad el 3/03/2015 impartida por Manos Matsaganis, profesor asociado en la Universidad de Atenas de Economía y Empresa.  Aporta elementos sobre la diversidad de fuerzas dentro de la coalición Syriza, que pueden aclarar factores que influyen en sus decisiones, durante las negociaciones, en la convocatoria del referéndum, en las acciones posteriores, etc.

‘’Siento que debería comenzar con una confesión: no estoy emocionado por el ascenso de SYRIZA. De hecho, hay varias cosas que me aterrorizan. Y digo esto a pesar del hecho de que me considero "un hombre de la izquierda', y aunque siempre he sido muy crítico de los partidos que gobernaron el país en coalición o en competencia entre sí desde 1974.
Este no es el lugar ni el momento para ir muy profundamente en qué y cómo una minoría derrotada de progresistas griegos (a la que pertenezco) han llegado a sentirse alienados del ascenso actual de la izquierda radical, o las razones de tanto 'mala sangre’ entre los radicales y los moderados dentro de la izquierda…/…
 Un movimiento a lo largo del eje derecha/izquierda, en este caso provocada por una crisis económica y social terrible, sin duda ha tenido lugar. Pero el corte a través de la división familiar, ahí está uno muy diferente, cristalizado en torno a las actitudes hacia Europa (y el "Occidente"), la identidad nacional, el papel de la Iglesia Ortodoxa y así sucesivamente. Estas preguntas se solapan parcialmente, rara vez articulados, pero muy divisivas que están cargados de historia - la historia de los conflictos no resueltos que han acompañado perennes, siempre los esfuerzos de Grecia, incompletos para ser un país moderno…/…

No voy a detenerme en el lado positivo de la subida de SYRIZA: la revitalización de la democracia; el castigo a los titulares por no cumplir; la renovación de las élites políticas; el retorno de la esperanza en lugar del desaliento; un sentido restaurado que la gente común puede tomar el control de su destino. No porque no considere este lado más brillante de existir, o que sea relevante para nuestro tema: lo hace, y es - y de hecho va un largo camino para explicar la participación de tantos jóvenes griegos, su euforia con el resultado de las elecciones, e incluso su aparente satisfacción por la forma en que el nuevo gobierno ha manejado hasta ahora las negociaciones con los socios europeos de Grecia. Sólo voy a dejar estos aspectos positivos de lado porque me parecen evidentes…/…

¿Cuál es mi evaluación general de cómo la crisis económica ha cambiado el panorama político electoral en Grecia? La respuesta no puede ser "muy profunda". El voto combinado de los conservadores y socialistas fue de 5,3 millones (76,4%) en las elecciones generales de octubre de 2009. En enero de 2015, las dos partes recibieron entre ellos apenas 2 millones de votos (32,4%). El partido socialista PASOK fue casi aniquilada, pasando de 3 millones de votos por debajo de 300.000, y del 44% al 4,7%. Por el contrario, SYRIZA creció exponencialmente, del 4,6% al 36,3%.

¿Cuál es el secreto del éxito de SYRIZA? Aquí las respuestas divergen. Mi opinión es que el partido floreció porque adoptó una deliberada postura nacionalista–populista: un enemigo (la troika de acreedores extranjeros y sus empleados domésticos), una solución (la austeridad extremo por el que se deroga el acuerdo de rescate con un solo acto del parlamento el día uno). Este simple mensaje ha permitido al partido acceder a una vasta reserva de orgullo herido... Lo que realmente es humillante para cualquier país soberano tiene los detalles de la política del gobierno dictado por funcionarios de rango medio no electos en Bruselas, Frankfurt o Washington Pero en el caso de Grecia orgullo herido fue mucho más lejos. En gran medida, el resultado de una especie de disonancia cognitiva: la incongruencia entre (i) la dolorosa realidad de cerca de la bancarrota, y (ii) celebrada largo, creencias ampliamente compartidas sobre el lugar adecuado de Grecia en el mundo ("cuna de la civilización", "cuna de la democracia "y todo eso).

Explotación de 'la política del resentimiento "que resultó ser un éxito rotundo para SYRIZA. Pero se logró a un precio. La coalición social, reunida a nivel de base mezclada de izquierda antiimperialista con los nacionalistas de derecha. Los dos grupos de repente descubrieron que estaban luchando en el mismo lado, contra los mismos enemigos. El símbolo visual de esta nueva hermandad se hizo claro para que todos lo vean en el verano de 2011, durante la ocupación prolongada de Atenas Syntagma Square por una multitud de 'Indignados': los izquierdistas ondeando banderas rojas en el 'menor cuadrado' convivieron felizmente con los nacionalistas (incluidos los neonazis) agitando banderas griegas en las fuerzas 'cuadrados superiores', y ocasionalmente unidas a gritar abusos en el parlamento (y turba el ocasional MP). La coalición política que emerge victorioso de las recientes elecciones generales refleja esa coalición social bastante fielmente (menos los neonazis de Amanecer Dorado).

Teniendo en cuenta lo anterior… el gobierno del joven carismático Alexis Tsipras está en realidad repleto de personalidades reaccionarias desagradables que sostienen las carteras clave del gabinete. (Nuestro nuevo ministro de Defensa, Panos Kammenos, es el líder rabiosamente nacionalista de Griegos Independientes. Nuestro nuevo ministro de relaciones exteriores, Nikos Kotzias, es el ideólogo autoproclamado de la "izquierda patriótica ', cuyo último libro explica por qué Grecia es un "colonia de la deuda '. Habiendo surgido como el instructor de línea dura del Partido Comunista de Grecia en la década de 1980, distinguiéndose como un firme defensor de la ley marcial en Polonia, que más tarde se reinventó a sí mismo como un apologista de Vladimir Putin [1] .)

Algunos comentaristas han argumentado que no hay que prestar demasiada atención a estos detalles. Todo esto y más se puede dar de baja como una lamentable necesidad, para ser archivados bajo la etiqueta de conveniencia política. Yo no estoy tan seguro. Los habitantes de SYRIZA (líderes, comunes y corrientes de archivos y votantes) tienen en los últimos años encariñado con sus aliados anti-austeridad, incluso cuando son los nacionalistas de derecha. Esto explica por qué las últimas opinión encuestas muestran que hasta un 70% de los votantes SYRIZA tiene una visión positiva de Kammenos. Pero hay un montón de otras pruebas, también, en la afinidad intelectual entre izquierdistas y nacionalistas [2] …/…

Así, en el espacio de una semana, se nos ha informado oficialmente de que si Alemania niega Grecia una extensión del préstamo sin condiciones, Grecia tomará represalias enviando migrantes del Tercer Mundo y los yihadistas a Alemania (así habló el ministro de Asuntos Exteriores Kotzias); que si Alemania no puede pagar las reparaciones de guerra, Grecia confiscará propiedades alemanas, incluyendo el sitio histórico del Instituto Goethe (ministro de Justicia Paraskevopoulos); que el Ministerio de Defensa estará involucrado en el plan de estudios de la historia para asegurar que las escuelas primarias griegos enseñan a los niños una más amplia curso de la Segunda Guerra Mundial atrocidades alemanas (ministro de Defensa y presidente del parlamento Kammenos Konstantopoulou); y esa actitud escéptica de Polonia hacia las demandas griegas en las negociaciones de rescate actuales no debería sorprender, dado que el país había colaborado con la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial (ministro de coordinación Flambouraris).

Resumiendo, en gran medida SYRIZA es un mutante Izquierda: desconocido para los ojos occidentales (y por tanto mal entendido por muchos observadores occidentales), pero con demasiada aterradoramente familiar para los que viven en esa esquina infeliz del mundo conocido como 'los Balcanes'. Para estirar una analogía, la izquierda nacionalista gobernante Grecia hoy es en muchos aspectos, mucho más afines a la etno-bolchevismo de Slobodan Milošević que a Podemos de España.

Ahora, sería injusto para SYRIZA afirmar que, sentimientos anti-occidentales xenófobos nacionalistas se limitan a la coalición de gobierno actual. Como he argumentado en otro lugar , que va mucho más profundo que eso. (También explica incidentalmente por qué tantos griegos todo el espectro político están encantados por la postura de negociación del nuevo gobierno.) Mi punto es más bien que las recientes elecciones no han sido ganadas por "la izquierda", sino por una amplia coalición nacionalista-populista, cuyos socios no son aliados reacios pero sí compañeros de armas.

¿Cómo se ha enmarcado la crisis económica en la arena política, por ejemplo, que emana de las causas externas vs internos? En Grecia (como, imagino, en otros lugares), el examen de conciencia comenzó tan pronto como estalló la crisis. La mayoría de la gente iba en la negación: "¿crisis, qué crisis ',' nuestra patria ha sido traicionada", "los extranjeros están tratando de convertirnos en una colonia", "esto no es nuestra deuda", "no pueden pagar no lo hará pagar '. Yanis Varoufakis sugeria en 2011 que Grecia tiene tanta responsabilidad por sus problemas como el estado de Ohio había sido responsable de la Gran Depresión en 1929. Por lo tanto, de acuerdo con nuestro actual ministro de Finanzas, la crisis fue causada por el acuerdo de rescate, en lugar que a la inversa.

Algunos, incluido yo objetaron que un déficit fiscal del 15,4% (en 2009) y un déficit exterior de 14,9% (en 2008) sugirieron que algo debe haber conseguido seriamente mal con la economía política de Grecia. Durante 12 largos años anteriores al plan de rescate, el PIB per cápita había crecido en casi un 4% anual, lo que resulta en una mejora ampliamente compartida en el nivel de vida. Al mismo tiempo, las empresas griegas continuaron perdiendo terreno en los mercados internacionales. En vista de eso, argumentamos que cierta austeridad, al menos, era inevitable. La tarea de los actores nacionales (incluidos los sindicatos y la izquierda) no debe ser para resistir, sino para que sea lo más equitativa posible, luchar contra la corrupción y el clientelismo, reformatorios, y renovar el modelo de crecimiento del país…/…

Un aspecto curioso de la narrativa anti-austeridad ("la crisis fue causada por el rescate de 2010 ') fue que dejó completamente descolgado el gobierno conservador de 2004 a 2009 (en el que los déficit gemelos de Grecia a más del doble). El bloque anti-austeridad general sostiene Kostas Karamanlis, a continuación, PM, en alta estima, al tiempo que trata con desprecio absoluto al desventurado George Papandreou  (cuyo posiblemente falla principal fue que él no pudo ver la patata caliente que se entregó a él hasta que fue demasiado tarde). Esto es parte de la razón por Alexis Tsipras ofreció el cargo de Presidente de la República para Prokopis Pavlopoulos, quien como ministro del Interior bajo Karamanlis había autorizado la creación de la asombrosa cifra de 865 mil empleos en el sector público. (Más tarde Pavlopoulos también reinventó a sí mismo como un feroz crítico de la austeridad y la UE.)

¿Cuáles son las implicaciones de estos desarrollos para Europa en su conjunto? A pesar de todo sigo siendo un federalista europeo, por lo que es mi creencia de que la mejor manera de relanzar el proyecto europeo es hacer frente a sus múltiples desequilibrios, y explicar a los ciudadanos europeos por qué una unión más estrecha es preferible el statu quo, y no sindicato.
Lo que me preocupa es que la reactivación del proyecto europeo exige a los ciudadanos que se sienten orgullosos de ser europeos. En cambio, un desarrollo de los últimos años está creciendo la incomprensión mutua, a veces rayando en abierta hostilidad, entre griegos y alemanes (y otros europeos). Hubiera sido agradable si griegos aceptaron la responsabilidad por la falta de conexión entre el aumento de los niveles de vida y el deterioro de pre-crisis de los resultados económicos, de los cuales el déficit fiscal fue sólo una manifestación. Y también habría estado bien si otros europeos aceptaron que el rescate griego era (al menos parcialmente) un plan de rescate de los bancos alemanes y franceses, que habían sido lo suficientemente prudente para lanzar enormes cantidades de dinero en préstamos a los griegos (y otros europeos del sur). Como todos sabemos, nada de esto sucedió. Griegos entraron en la negación, y los alemanes volvieron a la moralista acusaciones que eventualmente tuvo tanto éxito en allanar el camino para el surgimiento de fuerzas / contra-UE anti-sistema en Grecia y en otros lugares.
Y esto bien podría llegar a ser el mayor fracaso político de todos.

 [1] La simpatía hacia la Unión Soviética, y ahora Rusia, es muy fuerte y es especialmente fuerte entre la extrema izquierda y la extrema derecha. Para un ejemplo reciente, ver el historial de votos de los diputados griegos en la Resolución del Parlamento Europeo de 23 de octubre de 2014, condenando el cierre de la ONG Memorial (Premio Sajarov 2009) en Rusia. La resolución, pidiendo al Gobierno ruso "adoptar medidas concretas para abordar el deterioro de los derechos humanos, en particular mediante el cese de la campaña de hostigamiento contra las organizaciones de la sociedad civil y activistas", había sido patrocinado por una amplia coalición de grupos políticos, incluido GUE-NGL. Al final resultó que, la gran mayoría de los diputados (529 o el 85%) votó a favor. Sólo 57 (9%) votaron en contra, mientras que otro 34 (5%) se abstuvieron. ¿Cuál fue el récord de votos de los 21 diputados griegos? Sólo 6 apoyaron la resolución, 3 del grupo S & D (de 4), y 3 del EPP (de 5). Griegos Independientes votaron en contra, junto con los diputados del Partido Comunista y de la Golden Dawn. En cuanto a los seis diputados SYRIZA, no uno cayó en línea con sus compañeros en el grupo GUE-NGL: uno votó en contra, tres se abstuvieron, uno no pudieron votar, otro estaba ausente.
[2] Véase, por ejemplo el caso de la famosa Rachil Makri, hasta la reciente elección general un diputado griego independiente. Entre sus muchas payasadas destaca el reciente ataque mordaz a Yannis Boutaris, el alcalde de Salónica, por atreverse a llevar la estrella de David en el Día de la Shoa. (Casi 50.000 miembros de otrora próspera comunidad judía de la ciudad perecieron en los campos de concentración.) "Debería darle vergüenza!", Gritó la Sra Makri en cámara. Nada de esto disuadió Alexis Tsipras de firmar a levantarse en la lista de SYRIZA, ni los buenos ciudadanos de Kozani, su distrito electoral en el noroeste de Grecia, desde enviándola al Parlamento con muchos más votos que antes.
____________________________________________________

martes, 25 de agosto de 2015

El drama de Syriza. Sus contradiciones internas

El 28/06/2015 a cuenta de la convocatoria del referéndum griego, escribí el siguiente post, con él pretendía introducir la variable de contradicciones internas como el aspecto determinante para comprender las decisiones de Tsipras. Sin duda la relación con la eurozona tenía un peso muy importante en lo que ocurría en Grecia, pero también sin duda, los pasos de Tsipras no podían explicarse sin entender la mezcla del gobierno griego y la complejidad de Syriza, una formación compuesta de diversos grupos, al estilo de IU, con opciones estratégicas mas diversas y con muy inferior práctica común estable a lo largo del tiempo, en esto similar a Podemos, lo que hacía Syriza mucho más quebradiza e inestable enfrentada a gravísimas decisiones que inevitablemente romperían sus promesas.
Insisto en el texto del 28/06, porque en el mencionaba una de las contradicciones de algunos de los integrantes, relacionada con la supuesta soberanía, independencia o autonomía, dentro o fuera de la eurozona, salir lo defienden algunas fuerzas de extrema izquierda y también algunas de extrema derecha griega, -igual en España-. Al tiempo de recoger la situación  de Tsipras para salir del embrollo entre lo prometido y las posibilidades, entre la realidad soñada y la realidad soportada que necesitaría de una nueva confirmación, opción de confianza y nuevas elecciones. La disparidad de rechazar negociaciones por los mismos que las deben gestionar, tiene que ver con ese referéndum, que votaron SI una mayoría de griegos que quieren seguir en la eurozona y votaron NO, también una mayoría que quieren seguir en la eurozona, junto con  otros grupos que pretenden instaurar el dracma.
Un referéndum no salvará Grecia de la quiebra, ni limitará el hambre ni el paro juvenil, ni la hará más competitiva en sus relaciones internacionales, un referéndum no aumentará los puestos de trabajo, ni permitirá mantener el pago de las pensiones, la sanidad, educación… tampoco ayudará a encontrar financiación en los mercados internacionales para seguir sorteando los déficit, incluso aunque no pagaran intereses por la deuda…

Pero Tsipras parece necesitarlo, está en un callejón sin salida, incluso podría tratarse de un último golpe sobre la mesa negociadora para forzar un acuerdo in extremis, aunque le costara el gobierno caso de echarse para atrás. A pesar del acercamiento político al que se había llegado en las negociaciones del día 22, que se aproximaron todavía más el día 25, nadie de Syriza en su sano juicio tomaría la decisión de comprometerse a un acuerdo. El conglomerado de fuerzas que componen Syriza hace prácticamente inviable la toma de una decisión favorable relacionada con las negociaciones, que al fin y al cabo trastocan bastante de lo defendido en campaña electoral, ello impulsaría un estallido de la coalición en la que hay diversas fuerzas que desde hace tiempo defienden la salida del euro, defienden la negativa a pagar la deuda con la vuelta al dracma y comenzar desde cero. Eso dentro de la coalición, pero fuera, hay otras diferentes fuerzas de apoyo y de rechazo, como mostraron las dos manifestaciones masivas y contrapuestas de la semana pasada, que podrían variar sensiblemente los apoyos parlamentarios de hoy día.

Con o sin referéndum, con acuerdos o sin ellos, dentro de la eurozona o fuera, país quebrado o sujetado por ayudas europeas, Grecia tendrá que acometer un enorme plan de reformas profundas que será imposible pueda realizar Syriza o cualquier otra fuerza política por sí sola, porque supondrá poner el país patas arriba unos cuantos años con un desgaste brutal hacia quien gobierne. De ahí la propuesta de algunos sectores para formar un gobierno de coalición que pudiera acometer las reformas necesarias.

Un referéndum no dará mayor autonomía a los gobiernos griegos, no dará mayor independencia al pueblo griego. Este es el fondo de la discusión, la ilusión de la soberanía nacional en el mundo de hoy que sigue estando prendida con alfileres en los sueños de mucha gente a ambos lados del espectro ideológico. Quedar fuera de las instituciones colectivas europeas, salirse de los pactos, separarse de aliados no deja mayor libertad para afrontar los problemas que tendrán que resolver. La ilusión es mandar al sistema a tomar por saco, pero ¿y luego, como se sustituye hoy y aquí?

Los conglomerados europeos son muy grandes para intervenir sobre ellos y atraerlos hacia las propias posturas, lo cual lleva a creer a algunas personas y grupos políticos, que fuera de coaliciones de países, mantendrán la soberanía nacional, creen que estando solos, la autarquía dará mayor autonomía a las actuaciones políticas, al poder actuar en una unidad menor. Argumentación similar a los nacionalismos modernos, creen tener independencia al actuar en unidades menores, creen poder decidir con mayor libertad en clanes, en unidades nacionales pequeñas. Por eso el manotazo sobre la mesa de Tsipras abandonando la negociación, en la coalición muchos creen que los únicos culpables de los problemas griegos son los otros, el enemigo externo, y que lejos de ellos encontrarán caminos.

El debate tiene abiertas muchas puertas, dado que las corporaciones se han hecho gigantes incontrolables, actuemos sobre lo pequeño, dado que los gobiernos en ocasiones son aliados, o están a sueldo de las grandes corporaciones, actuemos desde movimientos sociales y ONG para exigir a los grandes… pero las grandes corporaciones no se desvanecen por salirse del euro, grandes corporaciones y el espíritu de Davos, los mercados globalizados, está tan dentro de Europa como fuera, en Rusia y China, en todo el planeta Tierra. Y las ONG y los movimientos sociales no gobiernan tanto como los gobiernos, no toman decisiones modificando leyes y tratados de naciones, no son partidos políticos que pueden influir en las instituciones europeas durante las negociaciones de cuatro meses. En suma, las ONG no son elegidas en elecciones generales como lo fue Syriza, con un 36% de votos, por un pueblo que en un 75% quería permanecer dentro del euro. Y fue elegida para decidir, para resolver problemas, pero fueron elegidos con un programa que contradice la realidad de los acuerdos logrados hasta ayer.

Pero en el caso de Grecia en concreto, fuera de la eurozona, ni siquiera un referéndum acercaría la posibilidad de mayores facilidades para crecer, que dependerán de la financiación que tendrían que lograr en los mercados internacionales, crecimiento que dependería también de la presión globalizadora, un mundo abierto y volátil en el que la competitividad internacional ejerce presiones sobre las facilidades para fabricar, comprar y vender. ¿Acaso creen que Rusia o China, daría mayores facilidades financieras y comerciales, sin pedir parte de la independencia griega a cambio? Y bajo ello, la austeridad insoportable que no resuelve nada para Grecia ni para Europa.

viernes, 21 de agosto de 2015

Expresiones frikis de verano. De Izquierda, a costa de Grecia

Imposible abarcar todas las noticias serias y chismes del verano, aunque algunas me picaron más que otras. Del drama griego me llaman la atención algunas opiniones leídas en las redes sociales españolas, generalmente de gente con trabajo fijo; ‘Olé tus cojones’ expresión sintetizada de una opinión que se utiliza para magnificar a Varoufakis, repetida en ese formato u otros similares, con su evidente carga machista, quiere destacar la supuesta valentía y arrojo del ex ministro griego para enfrentarse al dragón de la troika. Recuerda aquellas exhortaciones que en la niñez los chicos que estaban mirando en el corro gritaban al chico que tirado en el suelo estaba siendo machacado a golpes.

Expresión utilizada en la misma línea con otras del tipo, ‘ya habéis pagado bastantes intereses, dejar de pagar la deuda’, se supone que para defender la convocatoria del referéndum y la postura del NO de Syriza. ¡Jóder! asusta la seguridad que tiene la gente ante los problemas complejos, de los otros, a mí me cuesta verlo tan nítido. Tras la convocatoria del referéndum, días antes de celebrarse, me parecía que el elemento esencial de la misma eran las contradicciones internas de Syriza –el factor esencial no significa único-, la diversidad de organizaciones y posturas hacían difícil saber qué significaba realmente el apoyo a Syriza. O a Tsipras.

Lamentablemente, ¿o no?, Varoufakis, fue retirado de primera línea por Tsipras y posteriormente, ¿empujado? Se vio obligado a dimitir. ‘Olé tus cojones’ considerado un buen intelectual, parece que mal político, sirvió de muy poquito a los objetivos de Syriza y no resolvió los dramas a los griegos, mientras fueron empeorando. La política, como casi todo, se está convirtiendo en un gran espectáculo donde los espectadores aplauden los guiños de la función, lo peor es que se cree que con ello se apoya a los desfavorecidos. Yo no lo veo tan claro como los que manifiestan esas opiniones, es más, pienso que con ellas se lo ponen muy facil a los críticos de derechas.

Tsakalotos, llamado en Grecia el aristócrata rojo, sustituyó a Vaorufakis, también intelectual, menos teatrero y comunista, no ha llamado la atención para hacerse merecedor de muchos adjetivos, pero en 2 meses de jefe de la negociación griega presentó sobre la mesa negociadora 4 propuestas por escrito, contra ninguna presentada por Varoufakis en el doble de meses al frente de la delegación. Mao clamaba para llegar a ser ‘rojo y eficiente’, en todo momento, en toda circunstancia, sea presentando propuestas, resolviendo problemas, o mejorando posibilidades reales de la gente. Aunque normalmente eso no es tan espectacular.

‘Dejar ya de pagar’, gritan para enardecer a los griegos, ¡ojo! desde aquí, a salvo de las consecuencias, les parece izquierdista, !quiá!, viendo los toros desde la barrera, como gritando no te rindas al que sangra en el suelo por la paliza. Siempre olvidan que hoy no pueden pagar los sueldos, ni pensiones, necesitan urgente e imperiosamente que alguien les preste. Ahora mismo no hay liquidez para pagar comida ni medicamentos, ni importaciones…
Estos valientes desde la barrera, sin responsabilidades, califican a Tsipras y dos tercios de Syriza como derechistas y tontos. No digamos ya al resto de griegos que votaran SI en el referéndum, y más hasta los dos tercios de población que apoyan seguir en el euro aunque cueste sacrificios, entre los cuales muchos votaron NO junto con Syriza. Son unos traidores, es lo que dejan traslucir los comentarios frikis de algunos españoles ¿Traidores a los sueños revolucionarios de los frikis españoles? Debe ser espantoso darse de bruces contra la realidad soportada, cuando solamente se tiene fé en la realidad soñada. Probablemente muchos traicionaron su programa, sus expectativas, sus sueños revolucionarios… pero también, probablemente muchos otros de Syriza, prefieran intentar resolver problemas inmediatos de los griegos sin dejar pudrir más la situación.

El problemón sigue y seguirá abierto por mucho tiempo, y no tiene fácil solución ¿Qué será mejor para los griegos? ¿Dentro o fuera, euro o dracma? Tsipras, y dos tercios de Syriza apuestan por dentro, se han lanzado a un tercer rescate, a todas luces durísimo, -del que faltan muchísimas cosas por precisar- quizás creyeran que era la mejor solución para resistir, por ejemplo para pagar este verano las pensiones y los salarios de funcionarios… quizás hayan decidido salvar los depósitos bancarios de los clientes pequeños y medianos, porque de los grandes volaron hace meses, quizás vieran conveniente sujetar la banca griega, casi quebrada, y ganar tiempo, unos meses, para poder convocar una moción de confianza y nuevas elecciones que reconfiguren alianzas y grupos de gobierno.

martes, 18 de agosto de 2015

Bravo! Chicas y músicas


video

Cabezón de la sal. Día de Cantabria.

video

video

Pelayos de la Presa. Fiestas de agosto.

domingo, 16 de agosto de 2015

jueves, 6 de agosto de 2015

El drama griego. La batalla del euro.


 PRESENTACIÓN:
 En sus manos tienen un trabajo sobre la crisis de Grecia, expone alguno de los complejos y contradictorios problemas mirando desde diferentes puntos de vista, no puede haber un solo ángulo cuando son muchos los reflejos que llegan. El trabajo se compone agrupando unos post publicados en ‘Arian seis’ sobre la batalla del euro y el drama griego, de ahí su carácter de pinceladas expresionistas lo que sugiere ver la obra en conjunto. Abre esta introducción, después encontrarán unos escritos comenzados a publicar tras estallar la crisis en 2010, reflejan las turbulencias de la batalla del euro de ese año y 2011. A continuación una reseña histórica permitirá conocer mejor los problemas griegos, para después entrar en la etapa Syriza y reflexionar.
El deterioro de la vida de los griegos es enorme, en gran parte provocado por la ineficacia de las políticas de austeridad, la situación crítica sigue tras la victoria de Syriza en las elecciones de enero 2015. La tanda posterior de negociaciones primaverales entre el gobierno de Tsipras y las instituciones europeas comenzó logrando un acuerdo de prórroga del rescate, por cuatro meses, que puede estar llegando a su final, sin descartar la posibilidad de quiebra, con o sin salida del euro de Grecia; en el día de hoy parece abrirse paso un acuerdo pero cualquier camino es posible. El martes 23 de junio fueron momentos de festejo subiendo las bolsas, previos a la ruptura y anuncio del Referéndum efectuado por Tsipras el viernes 26.
Sin duda en el conflicto griego, y de la eurozona, influye poderosamente lo externo, la globalización, los mercados y en concreto, el euro, su existencia como moneda común entre países con economías y políticas muy distintas, los cuales disponen de parcelas de soberanía nacional compartidas con una soberanía común, colectiva… pero sin duda también, en los conflictos influyen aspectos particulares de cada país, sus contradicciones internas –desajustes particulares, su corrupción, los privilegios locales, competitividad país en un mundo global…- que en Grecia tendrán que ver con la oligarquía primos de la troika, con la iglesia ortodoxa, el ejército y con los clanes/sectores que organizan y monopolizan el estado. Y por supuesto está la responsabilidad de la troika, aunque muchas dificultades solo podrán ser resueltas en clave de políticas internas; si en cada país se quieren abordar, será posible. Por supuesto la mayoría de problemas por su dimensión globalizadora necesitan trabajarse al alimón con decisiones europeas.


Manuel Herranz Montero. Julio 2015



domingo, 2 de agosto de 2015

Grecia. Sorprende el olvido, y el simplismo en los relatos. O no (3)

El problema de situar el debate en el terrorismo financiero, es que esconde la realidad del desastre, y lo que es peor, no sirve para corregirlo, sino que ayuda a ahondarlo. Sin aclarar las variadas responsabilidades de como se llegó hasta aquí, no habrá arreglos, sin aclarar la diferencia entre realidad soñada y realidad soportada, será imposible mejorar la situación. Si la realidad soñada por cada individuo, el mundo idílico, no contempla los elementos de la realidad soportada, en la que participa el resto del mundo, difícilmente se podrá avanzar. Pasaba en las negociaciones dirigidas por Varoufakis, -su sustituto, Tsakalotos, en dos meses, presentó a los negociadores el doble de propuestas por escrito que el sustituido había presentado en cuatro-  mezclar deseos y realidad conduce a ampliar los desastres; los mercados existen en el mundo, y no en el sistema capitalista como algunos quieren creer, -como si hubiera otros sistemas paralelos compitiendo-, los mercados funcionan en todo el planeta Tierra, salvo en islitas, son elementos a considerar para crecer y reducir deudas, para crear empleos y pagar pensiones… de lo contrario pueden pasar meses sin mejorar la negociación y al final tener que aceptar aquello que se rechazaba, porque la situación se hizo insostenible.

La ayuda, antes y después del referéndum, se pide por los gobiernos griegos a Europa, a los que llaman terroristas financieros, ¿cómo explicar esto de forma coherente, pedir ayuda a quienes dice están asesinándote?, de hecho está aceptando que esos llamados terroristas le pueden ayudar, ¿no es contradictorio, o estúpido? ¿Acaso Tsipras y su mayoría de apoyo se volvieron locos? O simplemente tratan de resolver un problema con los medios que tienen a su alcance. Tsipras grita a sus críticos de coalición para que ofrezcan alternativas posibles de aplicar, además de oponerse. La realidad soportada obliga y no es sencillo habilitar salidas; vean un ejemplo: empezar un corralito es fácil, terminarlo es complicadísimo, cuando los bancos vuelven a abrir oficinas, la población habrá perdido la confianza e intentará sacar todo su dinero, pero ningún banco, en ningún país del mundo tiene el dinero de sus depositantes en caja; así que a pesar de las medidas de controles, seguro que afectará a los pagos de la economía real, a las relaciones comerciales internas, a las importaciones que tendrán dificultades de pago que podrían dar lugar a desabastecimiento, así que solo con una ayuda especial de liquidez proporcionada por los terroristas financieros, será posible salvar la quiebra bancaria y de país.

Una perniciosa costumbre se ha popularizado por su facilidad de uso, recoger solamente aquellas hierbas que verdeen en mi campo y despreciar todo lo que no encaje. Solo se lee lo conocido, lo que diga lo mismo que pienso, lo del propio clan, el divertimento es cocerse en la propia salsa, creer que toda la humanidad piensa como nosotros; al fin y al cabo allí en el concierto estamos todos; es mentira, hay más gente fuera que dentro. Y lo que más verdea en casi todos los grupos es identificar un enemigo externo, para cohesionar, todos contra un demonio, la troika… si lo nombras con las claves requeridas, será como las palabras mágicas que abrirán las puertas a la comprensión, en cuanto tuerzas la línea prefigurada, la comúnmente aceptada, considérate excluido. Pero, esa postura ¿abrirá todas las puertas/explicaciones desde 2010 en Grecia? ¿Y las de antes? Quizás defiendan que anteriormente la paz y el equilibrio dominaban Grecia.

¿Conocen documentos sobre la crisis griega elaborados por quienes pretenden resumirla con el término de terrorismo financiero?  Sería un comienzo, o simplemente da igual, porque vaya peñazo tener que leer cuando todos los colegas le consideran uno de los suyos solamente con soltar una frase. Los escritos de Varoufakis, que pueden descargar de su blog –por ejemplo una modesta proposición- podrían resultar de altura intelectual, pero los planes de Syriza, han fracasado, -prometió aumentar el gasto público, reducir impuestos, excepto a los ricos, aflojar el compromiso fiscal de déficit, aumentar salario mínimo, finalizar las privatizaciones, no tocar pensiones, no reformas laborales…- Por el contrario ha ocurrido que ‘’La incertidumbre política prolongada ha llevado a la economía a una nueva recesión, ha invertido la disminución del desempleo, ha bajado los ingresos fiscales y se ha ampliado la brecha fiscal’’. Declaración de 246 Profesores de Economía en las universidades griegas a consecuencia del Referéndum. 02/07/2015.  En el fondo la política trata de resolver problemas que requieren movilizar millones de personas y forjar alianzas en torno a reformas concretas que solo serán efectivas y estables, con amplios consensos; ese es el eje político fundamental de cualquier plan de rescate, incluido este último que para ser eficaz requerirá un gran pacto social que está por ver si puede dirigirlo la coalición de gobierno actual.

Sorprendente la poca preocupación por la globalización y cómo afecta a todos los países del mundo limitando su independencia, porque los flujos financieros y mercantiles, la sangre que circula por los países, llega a todas partes sin limitación en un instante, influye en todas las naciones reduciendo soberanía, minora la capacidad de actuar como a uno le gustaría supuesto que contara con todos los medios disponibles y nadie compitiera con ese país; sorprende el desconocimiento de los mercados, ¿pensaban que eran instituciones de caridad que estaban obligados durante años a dar préstamos a Grecia? Peor aún, sorprende que grupos de izquierdas no repararan en la deuda histórica como grave problema y crean que no tiene que ver con la situación actual; sorprende que muchos engañen con el default, o crean que declarar impago es barato. 

Sorprende que todo lo apuesten a un nacionalismo dentro o fuera de Europa, como si la independencia fuera posible en el mundo globalizado y la competitividad no tuviera nada que ver con la implosión de los emergentes, o la capacidad de obtener créditos fuera algo establecido,  como la posibilidad de contar con liquidez para un uso normal de la economía de un país, como si la estructura del estado no influyera en su propia existencia, como si ello dependiera exclusivamente de voluntad en una minoría de la población, como si fuera sencillo siendo independientes. ¿Independiente de quién?