domingo, 8 de julio de 2018

El proceso de secesión no es democrático


EL PROCESO DE SECESIÓN,
no es democrÁticO,
NI progresista,
NI revolucionariO, Y…
TIENE MUCHO DE fascismo
LA SECESIÓN NO ES DEMOCRÁTICA
En una democracia se trata de ser solidario con todos tus conciudadanos. Aceptas a todos sin atender a sus orígenes, su idioma o su religión. Y el secesionismo es lo contrario. Con el secesionismo eliges a quiénes quieres mantener como conciudadanos y a quiénes quieres convertir en extranjerosStéphane Dion impulsor de la Ley de Claridad en Canadá. 

La democracia está desapareciendo de los alrededores del independentismo. No es democrático pretender derechos para unos pocos dejando tirados al resto, y de eso se trata cuando se intenta la secesión. Una separación de Cataluña del resto de España comportaría inmediatamente la salida de la Unión Europea, lo cual supondría privar de los derechos europeos a más de la mitad de la población catalana. Por descontado una autodeterminación de Cataluña y su inmediata puesta en marcha de fronteras, no solo físicas, implicaría despojar de los derechos en cuanto españoles de la mitad de los catalanes. Les aseguro, por todo lo que llevamos visto, que los derechos en cuanto españoles, son muy superiores a los que tendrían en cuanto solo catalanes.

Supongamos que la lucha por lograr el divorcio, como derecho democrático, hubiera supuesto la obligación de divorciarse para toda la población, ese es un problema del independentismo, pretender lograr un derecho para algunos, arrebatándoles otros derechos a la mitad de la población. Hasta tiempos recientes la lucha por incorporar nuevos derechos democráticos no ponía en cuestión derechos anteriores a las personas que los tuvieren y no pretendieran ejercer los nuevos derechos.

El ejemplo del divorcio es claro, como lo es la despenalización del aborto en determinadas condiciones, lo cual no obliga a toda la población a abortar. Así ocurre también con el derecho a casarse entre personas del mismo sexo o en general los derechos de colectivos LGTB. En ningún caso los nuevos derechos suponen obligación de practicarlos por los ciudadanos que tuvieran otras identidades.

En el caso de las actuaciones de independentistas catalanes nos encontramos en una situación anormalmente antidemocrática que es abrazada por apoyos muy diversos, algunos entre los cuales hay sectores de izquierdas que olvidaron la universalidad de los derechos en unidad de libertad, igualdad y fraternidad o solidaridad. Los derechos universales que puso en marcha la Revolución Francesa apartaron, dejaron a un lado los derechos de antigüedad y linajes, por nacer de una familia con tales apellidos no tendría por qué tener mayores derechos, lo cual se olvidó hace tiempo en Cataluña.

Los derechos universales, iguales para todos, hace tiempo que están aumentando solo para los indepes y disminuyendo para los catalanes no indepes. Los nacidos en Cataluña, son catalanes de primera o de segunda, en razón a su lucha por la independencia, o por su linaje, dependiendo de sus apellidos, en función del uso del idioma catalán, mejor si es exclusivo. Igual dará que todos hayan nacido en Cataluña y que todos paguen impuestos, igual dará que todos estén amparados y sometidos a iguales leyes generales y derechos constitucionales y europeos, los mejores puestos de mando, de decisión y representación social encontrarán una primera criba en linaje, apellidos e idioma.


Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario