domingo, 30 de septiembre de 2012

La política es necesaria. Y los políticos

Amar la política en tiempos de crisis. 12
Si estos no valen, -y está claro que no- necesitamos otros, nunca el vacío. Necesitamos organizarnos en sociedad para defender nuestras posturas y convivir con otras personas que tienen distintas ideas e intereses, tenemos capacidad de elaborar normas para resolver problemas y mejorar la vida en común. 

Siempre necesitaremos individuos para resolver problemas de cómo organizar y relacionar la sociedad y ello tiene que contrapesar la fuerza que tienen otros poderes, económicos, religiosos, militares… La política es la única posibilidad de poder de los débiles, si no toma importancia en la sociedad, los otros poderes, camparán a sus anchas aplastando al pueblo.

Ningún grupo de intereses tiene poder absoluto, todo se dirime siempre en luchas diversas, tal como vectores de fuerzas que darán como resultante uno diferente de todos ellos, lo cual mantendrá cierto equilibrio durante una  época. En estos tiempos el equilibrio anterior que existía entre política-economía se rompió y está dominando la economía, fundamentalmente la financiera, - que tiene grandes contradicciones con la industrial y resto de ramas productivas-. Una desafección ciudadana por la política solo favorece a los poderes financieros, un exceso de atención sobre los políticos está dejando en la penumbra piezas claves de esta burbuja inmobiliaria y de crédito y del proceso de ayuda financiera europea, de ahí la importancia de valorar la política y ser crítico ante los cantos populistas.

Tenemos necesidad de organizar el Estado, el tipo de relaciones que nos demos entre los españoles, y con el resto del mundo, debemos determinar los sectores productivos importantes si tendrán o no peso la educación, la I+D+i, cuanta y cómo producir energía con qué medios, por donde y como llevar electricidad y el gas, y la telefonía y el cableado de las nuevas tecnologías y ordenar el medio rural y costero, los montes y las conexiones territoriales, qué transportes priorizar, qué sistemas de apoyo o solidaridad entre los individuos y territorios, como organizar la asistencia sanitaria, la educación, la dependencia, las jubilaciones, las prestaciones de cualquier tipo…

Hay que ordenar las ciudades; aquí un lugar para enterrar, allá una zona para industrias, alejada de aquel lugar para un hospital y aquel otro para un colegio, en este sitio una calle y allí un parque…habrá que determinar quién y cuándo se recogen las basuras y a donde se llevan, de donde enganchar agua y como llevarla a las casas, y tantas y tantas cuestiones, deberá decidirse cuánto cuestan y como se pagarán… La cuestión importante es participar en ello la ciudadanía, necesitamos debatir distintas opciones y elegir representantes, que no estén lejos ni en grandes alturas, sometidos a nuestras decisiones, necesitamos medios para influir en los elegidos, ponerlos y quitarlos, tenemos que imponer debates en todas las instancias desde abajo hasta el Parlamento, menos decretos leyes, menos gobernar por Decreto ley sin debates públicos, es necesario conocer diferentes opciones…

Lo anterior son cosas que siempre intentaron hacer los individuos en sociedad, -en el franquismo también, aunque las hacían personas no elegidas y por tanto sin control, en beneficio de los intereses de su grupo- que parece olvidar tanta gente, imaginando que esas cosas se pueden hacer por cualquiera de una manera aislada. Por cualquiera se deberían hacer, pero siempre elegido y cesado por alguien, así que mejor lo decida el pueblo. Aquellas personas que creen que podría vivirse sin políticos se equivocan, porque siempre habrá seres humanos que se dediquen a organizar la forma de vivir y resolver conflictos, elegidos por el pueblo o nombrados por los poderosos.

Modificar errores a cada momento, es importante poderlo conseguir, lo cual precisa cambiar algo fundamental en la mentalidad colectiva, como es, castigar al cargo público culpable de fraude o de violencia policial, etc. sin dilación, sin pretender esperar hacer una revolución ante cada fallo del sistema, porque no tenemos tanto tiempo, mientras se van de rositas. No deberíamos necesitar más que educación cívica y organizaciones de abogados insertas en los movimientos sociales, al estilo de aquellos despachos laboralistas de los 70, en este caso con mejores perspectivas dado que estarían empujadas por las nuevas redes de información y difusión.

El cambio de sociedad debe ser diario, e inmediato, sin esperar a futuros paraísos, -que si vienen nos pillen trabajando- y es la ciudadanía la que debe exigir actuar de forma inmediata contra los delitos ahora ‘silenciados’, los directivos que se arrogan el derecho a cobrar indemnizaciones millonarias por haber quebrado cajas no pueden esperar meses y años para recibir el castigo social, los corruptos que se vendieron por mucho o poco, deben ser retirados inmediatamente de los cargos de representación institucional, el policía que agredió salvajemente a una persona indefensa, tiene que ser retirado y pasar una comisión de investigación, inmediatamente y tantos etc. personales o grupales, estos comportamientos no deberían necesitar de grandes proclamas revolucionarias, solo de fuerza democrática. -Es indignante e injusto y muestra la deriva de las instituciones que se juzgue a los pocos días a personas que han cogido un paquete de comida de un súper y los grandes cacos citados anteriormente campen a sus anchas.-

Supongamos que no existieran los políticos, cada uno haría de su capa un sayo, dando como resultado que los más brutos o fuertes económicamente harían lo que les viniera en gana. No crean que ya lo hacen, ni de broma, lo intentan, y han conseguido avanzar en sus posiciones pero todavía hay muchísimo que podrían destrozar. La política es la única defensa posible de los débiles, susceptible de oponerse a otros poderes que intentan explotar a los seres humanos, sin ella volveríamos a la edad media, a la esclavitud. Aquí y ahora lo que pasaría con la desafección política es que algunos vectores de fuerzas quedarían suprimidos de actuar sobre la organización de la sociedad para el futuro y ésta se realizaría solo por los neoconservadores, dando como resultante una dirección que beneficiaría exclusivamente a minorías poderosas, perjudicando a mayorías de ciudadanos.

viernes, 28 de septiembre de 2012

jueves, 27 de septiembre de 2012

Si puede empeorar, empeorará. La ‘envidiada’ claridad de tantos individuos

Amar la política en tiempos de crisis. 11
Es ‘maravillosa’ la claridad de visión sobre los problemas de que hacen gala tantos individuos, la simplicidad en los análisis y su maravillosa vista para ver con total nitidez las soluciones tan brillantes que ven. ¡Qué rabia que el resto de mortales no lo veamos igual! ya que entonces todo estaría resuelto. Yo que solo veo complejidad y contradicciones. Cuanta pena da, ver que las soluciones simples chocan con tantísimos intereses de tan diversos países, clases, grupos, lobbies, sectores productivos, gobiernos europeos y de otros lugares, poderes financieros, poderes industriales, comerciales, partidos y sindicatos de múltiples países, organizaciones internacionales…

Este verano puede ser la frontera que traspasemos para entrar en un mundo de mayores tinieblas, inimaginable ahora el 2013 y años siguientes, tanto en España, como sin descartar que amplíe sus desgracias a otros lugares de Europa. Lo vemos llegar avanzando semana tras semana, desde hace 4 años y seguimos anclados sin encontrar horizontes. No hemos sido capaces a escala país de ponernos de acuerdo en un plan de salvamento, que para ser tal deberá ser aceptado y consensuado, sin oportunistas vencedores políticos o económicos salvados por no quemarse en medidas que sin duda habría que haber tomado y que habrá que tomar. Porque el tiempo ha seguido avanzando sin lograr impedir los deterioros sin que hayamos mejorado en  cuestiones fundamentales, todo lo contrario, con la llegada del PP la velocidad de errores aumentó y la situación empeoró, como muestran los Presupuestos Generales del Estado, con una partida de intereses de la deuda que se ha comido todos los recortes efectuados. Tantos recortes, tanto sufrimiento, tanta depresión, para estar más abajo en el hoyo.

Este es el fracaso de un país al que se conduce a cambiar de época, con mayores responsabilidades de las élites, políticas, económicas, intelectuales, empresarios,… que no tuvieron valor ni fuerza suficiente como para influir en la sociedad, cada uno en su parcela, cada cual a los partidos políticos que tuviera cercanos, para haber evitado meternos en las burbujas inmobiliaria y de crédito. O para encontrar salidas adecuadas al drama que comenzó entonces. Saben ustedes que otra bajada de rating de la deuda española, -que es posible- la podría dejar fuera de los circuitos de compra de los mercados, tanto a la pública como a la privada, cerrar los mercados aún más, lo cual abocaría al rescate inmediato. Suponiendo que siguiera abierta la opción.

Una vez explotada la burbuja y desde el 2008 han fallado los políticos de última generación, los partidos con poder y los sin poder, que tampoco dijeron, han fallado las élites que no lograron influir en los partidos para que cambiaran sus políticas, que no se hicieron escuchar. Los partidos han sido impermeables, pero las élites han mostrado su poca fuerza y su ‘partidismo’.  Los intelectuales y fuerzas vivas de la acera izquierda no fueron capaces de influir en los socialistas, ni en el resto, IU, verdes, UPyD…

Los intelectuales cercanos a la derecha sucumbieron silenciosamente a la derechona española cuando gobernaba Zapatero, aceptando los dogmas que vinculaban la desconfianza y la prima de riesgos a su persona, y los males españoles al ‘derroche del gobierno socialista’ y no han conseguido hacerse oír por el actual gobierno que ha conducido España al fondo del hoyo. Antes creyeron que las posturas del PP eran solo una estrategia para ocupar el poder, pero nunca llegaron a pensar que el gobierno estuviera tan seco de planes e ideas contra la crisis, tan falto de capacidad, tal como puede leerse en sus publicaciones, o verse en las encuestas del desengaño del mundo empresarial y económico que ven como nos acercamos a una zona de extremo peligro.

Sectores de la derecha se incorporan a la negra mirada que sobre el futuro inmediato tienen millones de españoles y empiezan a temblar, porque las posibilidades reales de un tropiezo gigantesco de España son posibles, -no solo en lo económico sino en la crisis política que se ha abierto en el camino de la depresión-. 

Nadie sabe en qué forma se dará, pero aquella batalla del euro, empieza a encontrar hueco en estudios empresariales que buscan optimizar respuestas en caso de rompimiento, o de modificaciones sensibles de la realidad conocida, lo cual lleva a muchos proyectos empresariales a externalizarse en parte o totalmente. La cuestión nacional será otro frente de batalla con nueva dimensión y salidas imprevisibles, tanto en Cataluña como en Euskadi, que sin duda afectará a la convivencia en esos lugares y en el resto de España aumentando sus conflictos. La desafección por la política y políticos, la tremenda brecha creada entre representantes y representados está abriendo la puerta a cuestionar en conjunto el sistema democrático que puede quedar gravemente dañado. Las penalidades provocadas por la economía y que probablemente perdurarán están haciendo perder calidad de vida a chorros empobreciendo a centenares de miles de individuos y harán retroceder muchos años a grandes sectores de población, creando una sociedad ‘sudamericanizada’, polarizada en dos bloques, ricos y pobres. Todos los factores interactúan entre sí contribuyendo a generar una situación altamente explosiva que irá en aumento y que ningún gobierno será capaz de dominar. Solo un gran pacto, de fuerzas grandes y pequeñas, podría minorar los resultados desastrosos de esas tormentas huracanadas construyendo un proyecto de salida colectiva. Y no parece que el PP esté por la labor.

martes, 25 de septiembre de 2012

Cataluña. Uno de los territorios mas ricos de España y Europa

5. LA ECONOMIA. UN PILAR PARA EL INDEPENDENTISMO


Uno de los territorios más ricos de España y de Europa

Sin estado propio, Cataluña creció y mucho, dentro y junto con España, hasta convertirse en una de las regiones más ricas del planeta, y con mayores índices de bienestar, libertad e igualdad, fraternidad y justicia del mundo. Suena un poco absoluto pero a veces se nos olvida que unos pocos países del planeta, la Unión Europea, son los únicos que disponen de un estado de bienestar, con democracias consolidadas y derechos iguales para hombres y mujeres. Entre esos países, España y dentro Cataluña.  Según los argumentarios soberanistas, Cataluña es un islote de desarrollo económico y social, los mismos que presumen de ello, acusan de colonialistas a los españoles, lo cual conlleva acusación de explotación y robo, sacar las riquezas de allí y llevarlas a otra parte ¿A dónde, a Extremadura, Andalucía, las Castillas, Galicia…? tamaño desatino se intenta solventar aquí respondiendo con datos estadísticos, y recordando que en Catalunya; todos los puestos de dirección y mando político, gubernamental y parlamentario, ejecutivo y legislativo, están en manos catalanas, al igual que el poder económico, la dirección, control y propiedad de capital y empresas, industrias y comercios, asimismo la representación y liderazgo de instituciones sociales, culturales, deportivas, artísticas, etc. etc. están en manos catalanas, ellos controlan sus riquezas y símbolos, lo cual precisamente es una de las razones de que el proceso de secesión haya calado tan amplia y rápidamente; de repente los criterios definidores de colonia quedan completamente volteados del revés para arrojarlos como insultos a los españoles, este fraude a la elemental racionalidad, se extiende sin encontrar oposición.

                                      economistes.assemblea.cat


            España está arrastrando Cataluña a la decadencia económica.
CCN. Círculo Catalán de Negocios

Los soportes sobre los que se apoya la reivindicación de independencia son fundamentalmente dos: uno, es la cuestión de identidad, que tiene la lengua como principal aspecto y otro, es la cuestión económica. La historia económica de Cataluña de los últimos cien años, ha dado como resultado uno de los territorios más ricos de España y Europa, que es como decir del mundo. Este aspecto no deja de ser resaltado por quienes defienden la independencia inmediata, y esto, tanto en estudios serios como en los argumentarios propagandísticos que se utilizan para la agitación secesionista. La discusión por consiguiente no se establece en el terreno de la negación de los datos, sino en interpretaciones relacionadas con ellos y en las conclusiones que se derivan de los mismos.

‘’Esto nos conduce, de nuevo, al método estadístico. Sin su empleo el historiador se halla privado del mejor útil de trabajo, como el gobernante no puede prescindir de las cifras que le suministran los servicios de estadística. Si aun conociendo la realidad viva de un país es imprescindible sumergirse en el mar de datos de los anuarios para percatarse de lo que jamás se da en la pluma de los intelectuales, es decir, la posibilidad de medir el pulso exacto de aquel a través de cifras de población, producción, riqueza, cultura, sanidad, trabajo, etc. de mucha mayor utilidad será plantear de nuevo estas cifras en el caso del examen de sociedades que fueron. ’’
Jaime Vicens Vives. Aproximación a la historia de España. Prólogo 1960



                                  

           

En cuanto a las argumentaciones económicas sorprenden muchas posturas, tanto de los catalanistas cuanto de individuos que desde otras aceras ideológicas apoyan o asoman simpatías por la independencia. Las razones que exponen sin rubor son en gran parte contradictorias, veamos: Reconocen por un lado su extraordinaria situación comparada con el resto de España, al mismo tiempo que mantienen una queja victimista como colonia explotada, o una cosa u otra, las dos se oponen, las colonias históricamente conocidas no mostraban mejores condiciones de vida y acumulación de riquezas que la metrópoli. España arrastra a Cataluña a la decadencia, dice en el CCN y múltiples lugares –la agitación y propaganda funciona bien y diversificada-, al tiempo en otras páginas enseñan un panel de maravillas comparativas con otros estados, imposibles de haberse producido en un marco de colonización. Quizás sea al revés, los éxitos han sido logrados porque existió un entorno y políticas favorables, sostenidas en el tiempo, incomprensibles de explicar sin intervención del Estado.

Una mejor posición exportadora y tecnológica que el resto les sirve para razonar que facilita la separación actualmente, porque ya no necesitan a España, que es tanto como decir que antaño estaban juntos porque el mercado español les era imprescindible para su mantenimiento, lo cual sería contradictorio que mantener que les explotaban. Una mayor capacidad generadora de impuestos, tiene que ver con su mayor riqueza, y asentamiento de grandes corporaciones, les lleva a decir que no tendrían que pagarlos para así vivir mejor que el resto, y a mucha gente a aceptarlo como más democrático.  Dicen que no tendrían la crisis actual si no pagaran tanto al Estado, obviando que su actual deuda en gran parte está causada por la reducción de ingresos fiscales, como la de todos, por la evasión fiscal de los ricos que abandonan la obligación de contribuir. Los déficits se reducirían aumentando la pequeñísima presión fiscal, la más baja de Europa, y por combatir el fraude.

Cuentan glorias económicas pasadas, al tiempo que olvidan sus déficit de población, tradicionales desde el siglo XV, que les hace soportar gran parte de su desarrollo en población inmigrante, ocurrió en su expansión Mediterránea apoyada en los castellanos como fuerza de trabajo, guerrera y de ocupación, al igual que su desarrollo franquista  que necesitó de grandes migraciones de españoles, que hoy suponen gran parte de la población catalana. En Madrid los migrantes españoles superan el 60%, tradicionalmente integrados sin que nadie conozca, ni pregunte procedencia, en cargos civiles, militares, políticos, culturales, deportivos, artísticos, etc. ¿No es gracioso? Agravios económicos que llevan al empobrecimiento de Cataluña, que comprometen seriamente su supervivencia, dicen por un lado, por otro, las estadísticas sacadas por los mismos individuos, para demostrar su potencial entre los primeros. Eso es parte del problema, no son los número uno, y están cayendo, a pesar de mantener una situación privilegiada.

La cuestión es ¿por qué han seguido ese camino? Una respuesta se encuentra en que el independentismo como corriente no superaba el 15%, se trataba de sumar a la opción de la independencia otras corrientes e individuos no secesionistas, aprovechando la coyuntura de crisis económica, política e institucional, sumada al tricentenario de 2014 como factor de movilización del catalanismo, fuera o no favorable a la independencia. Mezclando opciones y argumentos era posible aglutinar más gente, daba igual la opinión que tuvieran o sus motivaciones, el objetivo es lograr la independencia, se abrió una brecha de oportunidad y había que aprovechar, era imprescindible sumar toda la diversidad existente. Hablar del enorme desarrollo de Cataluña al tiempo de decir que precisamente por ello podemos y queremos irnos, los hace aparecer como egoístas y aprovechados, uno podría pensar, hasta aquí sí porque nos necesitaban y ahora ya no, pero esa única opción dejaba fuera de lugar la retahíla de quejas antiguas.

Las contradicciones anteriores y otras, hacen visible la disparidad de proyectos e ideas en el entorno independentista, la falta de un proyecto común de sociedad en positivo, salvo en la secesión, el asunto supremo es separarse, ¿para construir qué? Un país nuevo, pero ¿parecido a cuál? ¿Con qué diferentes leyes y derechos? ¿La nueva constitución reconocerá el derecho a la secesión que reclaman, Tarragona o Barcelona si quieren separarse del nuevo estado lo harán? , etc. CiU y ERC no tienen proyectos de sociedad similares, menos la maraña de grupos e intereses que hay detrás de la independencia, que no solo son los independentistas, no importa, todo cabe en la agitación y propaganda, separarse es lo fundamental aunque, sea con un 50% de participación y un 55% de afirmación lo que nos lleva a una minoría social que tomaría la decisión irreversible, mas tarde ya verán cómo unirse, con qué leyes y alternativas concretas, por eso la mayoría de la agitación es vaga y genérica, contra la explotación colonial, contra el expolio fiscal… y por eso necesitan marcar un enemigo externo que una lo interno,… quizás luego reduzcan los impuestos a los ricos, al fin y al cabo es la filosofía subyacente.

Utilizar la antigua argumentación de patria colonizada era poco rentable, se hizo en el pasado sin buenos resultados para sumar suficientes adeptos, porque los datos que se podían oponer eran demasiados. Sumar gente no independentista a la independencia era difícil sin decir que lo suyo, sus problemas de paro y crisis de bienestar, se resolverían con la independencia, solo quedaba mostrar que las posibilidades de conseguirlo estaban al alcance de la mano, movilizar los descontentos por la crisis y la corrupción catalanista, por las políticas de la Generalitat y el retroceso de la democracia participativa, era posible con un programa populista que ilusionara e hiciera verosímil cualquier ilusión, había que unir el victimismo y el complejo de superioridad, que contuviera lo uno y lo otro, al mismo tiempo, había que decir que hubo colonialismo y un enorme y potente desarrollo capaz de resistir la comparación como país independiente con cualquier otro país del mundo. El vacío y el silencio al otro lado facilitan la implantación de ideas tan diversas.

La población catalana disfruta en comparación con el resto de españoles, de mejores resultados económicos, tales como PIB, o similar, Valor añadido Bruto, Rentas, bruta y disponible, empleo, tecnología, I+D+i, educación y sanidad, dotaciones de capital físico y humano, infraestructuras, desarrollo industrial, comercio, cuota de exportaciones, etc. a pesar de la propaganda secesionista.



                       
I.N.E. Encuesta Anual de Estructura Salarial junio 2011

           

 La Financiación de las Comunidades Autónomas. Acuerdo sobre el sistema de financiación autonómica en el período 1992-1996. Consejo de Política Fiscal y Financiera. (20-01-1992) FIES. Suplemento 40, Papeles Economía Española.1992.

El Índice ponderado de pobreza relativa, indica que Cataluña es la Comunidad más rica de España, ponderado por su población relativa, seguida de Madrid. El gráfico condensa y resume gran cantidad de información, utiliza el VAB, valor añadido bruto de cada comunidad, su población, saca el VAB per cápita, y lo relaciona con el VAB y la población de las CCAA de régimen común, todas salvo País Vasco y Navarra. El mismo gráfico, que representa uno de los criterios utilizados para la financiación autonómica, actualizado con valores 10 años después, en 2002, publicado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera extrema más la riqueza de Cataluña y la pobreza de Andalucía.



Hoy se han sobrepasado los límites que el país puede soportar, en los ámbitos político, cultural, social y financiero. Los agravios económicos han llevado el progresivo empobrecimiento de los catalanes y comprometen seriamente la supervivencia del país.
Asamblea Nacional Catalana

lunes, 24 de septiembre de 2012

La política es emoción. Debe integrar racionalidad.

Amar la política en tiempos de crisis. 10

Las experiencias históricas no me permiten compartir la simplicidad de que hacen gala los defensores de consignas como ‘’somos el 99%’’ los cuales afirman que estamos juntos en los mismos intereses todos, contra el 1%. –La consigna nació a raíz del artículo de Stiglitz en el que decía que el 1% controlaba el 40% de la riqueza, lo cual es cierto, el problema es cuando la gente interioriza que entonces todos somos iguales o pensamos lo mismo-

Puedo aceptar la carga política que transmite para intentar movilizar a la gente, intentando poner contra las cuerdas a ese 1% de los más ricos, que incluso se está haciendo más pequeño cada día, con mayor peso en cuanto reducimos el grupo de los extremadamente súper ricos, pero desde luego en cualquier sociedad me extraña sobremanera que exista tal polarización política e ideológica en los bandos que se forman para defender intereses particulares y colectivos.

Es absurdo el ‘buenismo’ de tanta gente que cree ver a toda la humanidad juntita rezando lo mismo, compartiendo los mismos intereses e ideales, -hay muchas religiones en el planeta, además de las 3 del libro, las más cercanas a nuestro conocimiento, en los papeles que EEUU obliga a rellenar en la entrada muestran para identificarse con ellas más de 200-

La tendencia a pensar que todos queremos lo mismo y coincidimos en ideas e intereses está muy extendida a ambos lados del arco ideológico, pero la realidad muestra lo contrario; hay múltiples bandos, cada día más grupos diversos dentro de las mismas ‘aceras’, demasiados ‘aquellos y estos’,  e incluso se agudiza cada día la transversalidad de intereses e ideología para hacerlo más complejo. Somos siete mil millones de individuos los que vivimos en el planeta Tierra, con opciones e ideas diferentes sobre la vida y la muerte, diferentes sobre el universo y el medio que nos rodea, sobre la producción material e intelectual, sobre como determinar necesidades y satisfacerlas, con intereses materiales e ideológicos muy diferentes y de ellos, muchos millones que mantienen diferencias viven en el mismo marco físico y legal, lo cual sería imposible si la política no organizara la convivencia dotando de algunas normas que sean ampliamente aceptadas, al menos transitoriamente.

En estos grupos humanos, países, naciones… la política es la que contribuye a organizar la sociedad. Los intereses diversos SIEMPRE generarán conflictos, luchas, - no solo de clases, de sexo, identitarias, generacionales, culturales, religiosas…- y la política trata de cómo buscar salidas para resolver conflictos, de encontrar soluciones a los problemas que sean aceptadas mayoritariamente, la política tratará de encontrar estabilidad para poder convivir los grupos sociales y será tan buena o mala como los individuos  del momento en ese mismo espacio sociocultural. Pretender que los políticos sean ángeles en una sociedad corrupta, es vivir en un mundo absurdo de buenos y malos, nunca podrán ser muy diferentes a los médicos, empresarios, funcionarios, arquitectas, actrices, pescadores, agricultores, taxistas, carniceras…

Que la llamada clase política necesita regenerarse parece clarísimo, pero en la misma medida que nosotros la ciudadanía que dejamos durante los últimos 20 años, en sus únicas manos las decisiones de nuestras vidas. Durante este tiempo los partidos han tenido su propia vida, en parte al margen de la ciudadanía que no se comportaba como tal, ya que no intervenía, demandaba, presionaba, exigía… Es cierto que durante muchos años destacaban demasiado las juergas, los botellones masivos, las modas, músicas, bailes, deportes, etc. y no precisamente la política, lo cual ha permitido que los partidos vivieran haciendo caso únicamente a su militancia. Y muchas veces ni eso.

La situación cambió bruscamente con la crisis abriendo las puertas a una nueva era en nuestras vidas, todavía pasó tiempo para ver salir las gentes a las calles a protestar y demandar mayor protagonismo, el 15-M con su preámbulo del 7 de abril de 2011, podríamos situarlo como una mecha importante que prendió. Querían que los partidos les escucharan, exigían algo a lo que las nuevas generaciones de políticos españoles no estaban acostumbradas. Y la palabra volvió a cobrar sentido en política, para las izquierdas.

No piensen que esto es normal, porque durante muchos años, el discurso, ahora algunos lo llaman relato, no fue utilizado políticamente, incluso la gente se negaba a escuchar, se negaba a leer. Y ahí comienza todo, demasiada gente no sabe que en política hay que leer mucho, libros, papeles, estudios, propuestas; hay que escuchar mucho, a los cercanos y lejanos, opiniones, argumentos, propuestas, alternativas; hay que hablar mucho, discutir las ideas de los demás que es la mejor forma de discutir las propias, convencer a otras personas;… Y todo ello es importante porque no es cierto que políticamente seamos el 99%, en ninguna parte.

En ocasiones me preguntan ¿por qué escribo a ‘un ritmo tan bajo’ tan pretendidamente didáctico?, pues porque ahora hay decenas de miles de personas, no solo jóvenes, que se incorporan a estas dinámicas activas, que antes desconocían la política, e incluso aborrecían –en serio lo he constatado con sus propias palabras-. Y tampoco nos viene mal a los activistas, simpatizantes mayorcitos, dar un repaso a ideas básicas muchas veces olvidadas. 

Seguro que muchas personas pensarán que exagero, pero si no era así ¿cómo explicar el desierto de estos 20 años –ascenso de Aznar y su nueva derecha- que nos ha conducido a la situación actual? Quizás existan muchas explicaciones, entonces probablemente sirvan para aclarar por qué en Madrid desde la toma del poder por Esperanza Aguirre, -con el Tamayazo 2003-, las izquierdas no fueron capaces de desbancarla? ¿Por qué no sumaron más que derrotas mientras el PP crecía?

sábado, 22 de septiembre de 2012

España a finales de los cincuenta. 4

La década de los cincuenta comienza con el fin del aislamiento de la ONU sobre España a petición de EEUU, en 1951 se produce el boicot a los tranvías de Barcelona negándose los obreros a usarlos, en el 53 se firmarían los acuerdos con EEUU y en el 59 vendría Eisenhower a Madrid. Es una década de rápidas transformaciones económicas, con la palabra crisis escrita y radiada por todas partes, prensa, trabajos de la JOC, de la Iglesia, de Universidades, del Régimen, todo el mundo hablaba de la crisis –lo he visto con mis propios ojos en mi documentación – a pesar de lo cual la población creció en toda la década en 2,5 millones de personas.

No existían colores, ni en fachadas ni en ropas, ni en objetos, todos vestían de negro, u oscuro, y no solo en lutos cuando se moría algún familiar, no había coches ni bicis, todos caminando. A mediados de los cincuenta la escasez y miseria inundaba las calles, los hijos de lo que hoy se llama autónomos ayudaban obligatoriamente en sus bares, comercios y oficios familiares, además de jugar y algunos estudiar.

En aquellos tiempos de miseria e injusticias campaba la ‘caridad cristiana’, ropas, comida y medicinas eran repartidas por la Iglesia y sus asociaciones. Y la situación entonces estaba mejor que en los cuarenta, que debieron ser terribles. Es a mitad de los cincuenta cuando se consigue igualar la Renta Nacional de la República, -veinte años después- al tiempo que se suprimen las ‘cartillas de racionamiento’ que existían hasta ese momento, coincide en el tiempo con la firma de acuerdos militares con EEUU.

En 1955 venían a las 109.000 plazas hoteleras que había en España,  2,5 millones de turistas –que se duplicarían en el 60- Las jovencitas todavía no llevaban pantalones, eso vendría varios años mas tarde en la mitad de los sesenta, las que aguantaban que las insultaran por las calles.

Económicamente se produce un lento crecimiento hasta el 54 y muy rápido desde entonces hasta el 58 –año de aprobación de los ‘Principios del Movimiento Nacional’ con enormes subidas de precios de un 40% en esos años, con graves problemas en la balanza comercial que amenazaron acabar con las reservas de divisas gastándose 1.400 millones de pesetas, -los mismos problemas que se repetirán insistentemente-. Hasta el frenazo del año 59, con el Plan de Estabilización que empezó a poner orden y provocó la recesión hasta que en el 61 comenzó otra reactivación de 3 años, para ligarlo con los futuros planes de desarrollo.

Avanzados los cincuenta se produce el incipiente despegue de la industria que crece el doble que la agricultura. Hasta ese momento la España rural era el nicho para ‘almacenar’ la ingente mano de obra parada, al igual y con la misma finalidad de embalsar el paro, se disparan las cifras de artesanos, autónomos y pequeños empresarios que continuará a partir de entonces en la economía española como un signo de identidad, una pléyade de talleres y pequeñas empresas sin dimensión eficiente. En 1955 la población activa era algo superior a 13 millones de personas, pesa en el sector agrario el 45%, en la Industria el 29% y en los servicios, el 26%. Los teléfonos y el número de coches crecen hasta llegar a ser 5 por cada 1.000 habitantes. Entonces había 100.000 camiones, 130.000 turismos y 25.000 tractores y poquísimos autobuses.

Según la Dirección General de Tráfico: El parque de vehículos el año pasado 2011, era de 31.270.000, de los cuales 2.800.000 eran motocicletas. Casi 22.300.000 turismos. Mas de 600.000 tractores y remolques y mas de 62.000 autobuses.


El número de vehículos en 2011 dan 678 por cada 1.000 habitantes.

  

La información de este cuadro está sacada del libro 'Ser obrero no es ninguna ganga' de Francisco Candel, que editó Laia en 1976 y que el autor dice recoger de la revista 'Vida Parroquial' que a su vez toma de 'Juventud Obrera' del 18 de junio de 1958.

La actualización de 1.700 ptas. de 1958 en 2012 serían 68.716, equivalentes a unos 411 euros.
La actualización de 1.300 ptas. de 1958 en 2012 serían 52.548, equivalentes a 314 euros.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Aguirre y Figar y la comida subvencionada


Transcribo una nota de la 'Giner de los Ríos'. Dios, que poca vergüenza, cuanta inmoralidad.

''Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado “Francisco Giner de los Ríos”

LA FEDERACIÓN DE LA COMUNIDAD DE MADRID DE APAS “Francisco Giner de los Ríos” considera una burla a las familias madrileñas que la Presidenta y la Consejera de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid tengan la comida subvencionada mientras que eliminan las becas de comedor escolar.

La Federación Francisco Giner de los Ríos considera que es una burla a las familias madrileñas que la Presidenta y la Consejera de Educación y Empleo coman en la Asamblea de Madrid a precios subvencionados mientras que eliminan las becas de comedor escolar y contribuyen a que haya niños y niñas que vayan a pasar hambre cuando estén asistiendo a clase. Es una situación inaceptable que debería llevarlas a dimitir o, al menos, a recuperar de forma inmediata las becas de comedor escolar, siquiera para demostrar que existe un mínimo de justicia social en sus actuaciones.

El menú de la Asamblea de Madrid de ayer, 13 de septiembre, permite elegir entre cinco primeros platos, otros cinco segundos, y cuatro para personas que necesiten un menú dietético (se puede observar en la imagen). El precio de dicho menú es de 3,55 euros.

La FAPA recuerda que el precio del menú escolar es de 4,80 euros y que la mayoría de los colectivos para las que se ha establecido reducción durante este curso escolar tendrán un precio establecido en 3,40 euros, similar al que pagan la Presidenta y la Consejera. Los alumnos sólo tienen un primer plato y un segundo. Y los que necesitan un menú dietético siempre se lo han tenido que llevar de casa.

Además, si la Presidenta y la Consejera prefieren comer en el restaurante privado que tiene la Asamblea, en lugar de en el espacio habilitado para ello en la cafetería, el precio es de 5,95 euros, inferior en mucho al coste que los trabajadores madrileños tienen que pagar cuando comen fuera de casa.

Los precios anteriores son posibles debido a que la comida de la Asamblea de Madrid está subvencionada. La empresa que gestiona la cafetería y el comedor recibe, según se ha informado a la FAPA, una subvención específica que permite incluso que estén subvencionadas hasta las consumiciones de bebidas alcohólicas.

La empresa que recibe dicha subvención es “Grupo Arturo Cantoblanco”, propiedad de Arturo Fernández, vicepresidente de la CEOE, presidente de la patronal madrileña CEIM, exconsejero de BFA-Bankia hasta su dimisión el pasado 25 de mayo, y defensor de las políticas privatizadoras de la Presidenta de la Comunidad de Madrid. Podría decirse incluso aquello de “todo queda en casa”.

A lo dicho se debe sumar que ni la Presidenta ni la Consejera de Educación y Empleo pagarán previsiblemente los menús de su bolsillo, puesto que se pueden cargar a las cuentas de los Grupos Parlamentarios, que se financian con fondos públicos que salen de los impuestos que pagamos todos los madrileños, por supuesto también todos aquellos que ahora se han quedado sin becas de comedor escolar. Y, por si esto fuera poco, recordamos que existen dietas por manutención, que no queremos saber ya ni si ambas personas las reciben.

Lo anterior supone un espectáculo bochornoso que nunca debería ser consentido, pero mucho menos a personas que desprestigian lo público y que públicamente han cuestionado la existencia de subvenciones y criminalizan a quienes las reciben o las han estado recibiendo, calificándolas entre otras cosas de “mamandurrias”.

La FAPA exige que la Presidenta y la Consejera de Educación y Empleo presenten su dimisión inmediata por no merecer el puesto que ocupan y, por supuesto, que las becas de comedor escolar se recuperen hoy mismo. Mantener la situación actual es una burla inaceptable para los ciudadanos madrileños.

Y no nos valdrá, como argumento de escape a la situación descrita, la excusa de que utilizan pocos días esos servicios, o incluso que no los utilizan nunca, aunque fuese cierto no tendrían validez alguna dichas afirmaciones, puesto que, si nos ponemos a preguntar, seguro que ahora todo el mundo afirmará que no lo hace, lo que sería un contrasentido, primero por ser falso y, segundo, porque si fuera cierto la subvención se daría a cambio de nada, lo que sería aún más intolerable.
14 de septiembre de 2012''

Por otro lado me hago eco de un post que recojo de EquoSur, que lo toma de 'El Aguijón' en torno a las causas de dimisión de Esperanza Aguirre. Dicen en su preámbulo.


''Rajoy obligó a dimitir a Esperanza Aguirre tras una bronca porEurovegas

La dimisión de Esperanza Aguirre no fue ni por causas personales ni por enfermedad. La realidad es que a Esperanza Aguirre se la obligó a dimitir, tras mantener un duro enfrentamiento, que tuvo su punto más álgido en una fuerte discusión entre ambos, ocurrido el martes 4 de septiembre en el despacho de Rajoy. La causa del enfrentamiento son los acuerdos que la presidente madrileña asumió unilateralmente con el grupo que quiere construir Eurovegas y que excedían notablemente sus competencias, dejando a Rajoy como mera comparsa de este suculento negocio.
A.Burrieza/J.Fonseca/C.Román/19.09.12. Esperanza Aguirre no dimitió por motivos personales''

jueves, 20 de septiembre de 2012

Murió Santiago Carrillo.


En la cama mientras dormía. A los 97 años, que ya son con gran lucidez, suficiente para analizar y opinar sobre la actualidad en los medios de manera habitual. Han pasado por su féretro en los locales de CCOO políticos de antaño, de todos los colores, y han opinado positivamente amigos y adversarios de manera abundante.

Los españoles hablamos bien del muerto, en este caso también se hablaba bien de Carrillo en vida. Se destacaba por todas partes, fundamentalmente, su papel en la Transición, que como todo el mundo sabe fue su etapa menos comunista. Fueron momentos en los que estuvo más pegado al terreno concreto y real, olvidando viejas doctrinas, su visión particular del comunismo y quizás por ello los momentos de su vida en los que contribuyó más a cambiar su entorno.

Aceptar el capitalismo, la monarquía, la bandera, la Constitución, y a los políticos postfranquistas de aquellos tiempos, con los que se llevó francamente bien, como Suarez y su gente cercana, contribuir a que millones de personas aceptaran estas posturas y defenderlas entre los suyos es lo que más se glosa estos días como contribución a la convivencia y creación de la España democrática.

Realmente debió ser muy duro para él, defender cosas contra las que se había luchado duramente, convencer a miles de personas de que aceptar ese marco de convivencia, con todos dentro, era mejor que rechazarlo con muchos quedándose fuera, le costó al final que le echaran del PCE, cuando las luchas internas y los resultados electorales no reflejaron la influencia que esperaban.

Pero, sí, debió resultarles duro a la militancia del PCE, en aquella segunda mitad de los setenta, cuando las huelgas y conflictos laborales y políticos, en las empresas, universidades, asociaciones vecinales y en las calles, eran diarias y en todos los puntos de España, nada parecido a la actualidad, ni por asomo. En muchas de ellas el PCE actuaba como apagafuegos, intentando que aquello no se desmadrara del redil democrático, apoyándose en su abnegada militancia, que era superior en número a la de cualquier otro partido, aunque no es menos cierto que la suma de la extrema izquierda podría ser similar numéricamente -o superior- por lo que en todos los tinglados había enfrentamientos entre unos y otros.

En la derecha postfranquista siempre tuvieron la incógnita de la verdadera capacidad de dirección y control por el PCE de aquellas luchas, pero en todo caso apostaron por considerarle un interlocutor de primerísimo orden y Carrillo logró con su trabajo una importancia y peso político muy superior a la que posteriormente le reconocerían los ciudadanos con sus votos.

Su influencia sirvió para 'diluir las ganas de bronca', calmar ánimos de utopías que no consideraba viables, luchas sí, pero con límites, en definitiva consiguió que el empuje del PCE sirviera a la causa de la democracia olvidando cualquier otra. En mi opinión fueron los momentos de su vida –al menos desde 1939- en los que más contribuyó a realizar mayores transformaciones sobre mayor número de personas.

Cuando le expulsaron del PCE fundó otro partido, como siempre en estos casos, el verdadero, la vieja tradición comunista siguió acompañando las proclamas de ‘la unidad comunista’, pero duró poco siendo engullido por el PSOE, quedándose Carrillo fuera, ya como analista político, por cierto más acertado que en sus análisis del franquismo.

Paradojas de la vida, aunque no tanto. Las costumbres comunistas y errores doctrinarios llevaron a Carrillo en etapas anteriores  a hartarse de machacar y expulsar del PCE a intelectuales luchadores antifranquistas, anónimos y de primera línea, como Semprún o Claudín, etc., siempre por traidores. Ese vicio de ser portador de las tablas del profeta sigue vigente hoy día, en tantas y tantas expulsiones, fracciones, refundaciones… Al final del franquismo, joder como descalificaban, ellos los elegidos, a todos los rojos a su izquierda que no eran como ellos, quienes a su vez lo hacían con todos los demás.

El PCE que con su estructura de la postguerra permitió sumar a todo aquel que se quisiera mover contra Franco, no fue capaz de transformarse lo suficiente y continuar en la nueva etapa con sus doctrinas y formas organizativas incorporando gente para transformar la sociedad. Y cedió el testigo al PSOE que en los finales 70 y 80 asumió el papel de sumar y agrupar a todas aquellas personas que quisieran crear la sociedad democrática postfranquista, apoyándose para ello en formas organizativas e ideologías menos doctrinarias, con mayores dosis de libertad y permeabilidad social.


miércoles, 19 de septiembre de 2012

A modificar la ley electoral. Mas poder al elector

Amar la política en tiempos de crisis. 9

Hablamos de modificar la ley electoral y hacerla más justa, de abrir las listas para que los ciudadanos podamos elegir de entre los candidatos de un mismo partido, que las comisiones parlamentarias tengan mayor peso público y de que los elegidos por el pueblo estén más cerca de escuchar y hablar con el pueblo. (3-08-2010)

El sistema electoral español, prima la concentración provincial, lo cual favorece a los nacionalistas, perjudicando a los partidos globales, (nacionales, estatales). Aunque los desequilibrios no provienen tanto del sistema D’hondt, de restos, que evidentemente fomenta mayorías primando a quien más logra, cuanto de la circunscripción electoral provincial y número de diputados asignados a ella. (21-11-2011)

Sin duda todo sistema, favorecerá a unos más que a otros, y el español igual, trataba de beneficiar a UCD. Cuando se creó, intentaba conseguir mayoría absoluta con porcentajes de votos del 37%, dicho de otra forma el sistema prima a los mayoritarios concediéndoles mayor número de escaños que de votos, determinado por los mínimos candidatos exigidos en las circunscripciones electorales, el mayor peso de la España rural sobre la industrial y urbana. El sistema produce como resultado ‘maligno’ una menor representación de los partidos generales, estatales, sobre aquellos otros que concentran el voto en pocas circunscripciones, este último aspecto es del que se valen los nacionalistas para aumentar su representación parlamentaria respecto a la suma de votos.

Todos los sistemas tienen ventajas e inconvenientes, pero en mi opinión todos pierden cuanto menor sea el poder directo que tengan los electores sobre los elegidos. De poco valdrá conseguir muchos escaños o pocos, si la actuación de los parlamentarios no está sometida a los electores y atiende solo las indicaciones de las cúpulas partidarias, si la ciudadanía no puede influir sobre cada uno de sus representantes estamos haciendo mal pan.

Desde luego una reforma debería suprimir la sobreprima de unas listas sobre otras –hay diferentes propuestas para discutir, incluso algunas sugeridas por el Consejo de Estado, y otros- y puesto que los partidos no adoptan fácilmente los verbos dimitir y expulsar, la ley debe facilitar las listas desbloqueadas –es algo diferente a las abiertas aunque todos las llaman así- se trata de posibilitar mayor control de los electores sobre los elegidos. El eje de cualquier reforma electoral, debe ser permitir a los electores decidir sobre a qué persona ponen, para poder exigirle responsabilidades directamente sin la intermediación del partido, para disminuir la presión de la cúpula partidaria y aumentar la influencia ciudadana.

Evidentemente lo anterior reduce el poder de los órganos de dirección actuales, -de todos los partidos-, torpes y lentos en sus movimientos durante la crisis económica, e impermeables a la ciudadanía, lo cual unido a su incapacidad para embridar al poder económico, o sus inmensas dificultades para conseguir difundir públicamente una explicación racional y coherente de lo ocurrido y un discurso creíble de las posibles salidas, ha provocado el vendaval político que acompaña la crisis, porque insisto, afecta a todos. Urgentemente debemos ir encontrando logros que frenen la desconfianza en los políticos –de la que otros poderes se aprovecharán- o la indignación e insatisfacción aumentarán por el retroceso de los derechos y la pérdida de conquistas sociales que continuará durante años, pudiendo conducir a un desastre aún muy superior.
Votamos candidatos en listas de partidos políticos, bien, pero deberían ser lo suficientemente abiertas para contener opciones de elección para los votantes sobre los componentes de las mismas, una forma de intervenir y forzar expulsiones de canallas tipo ‘que se jodan’ o  ‘Collartes’ al uso, o aquellos firmantes de pactos en Cajas de Ahorros, -IU en CajaMadrid, elección de Blesa- etc. Deberíamos poder elegir en las listas, dentro de partidos, que hayan contrastado ideas con el electorado y además han tenido batallas internas dentro de su partido para ser escogidos, es allí en la organización donde pueden sumar apoyos, y parece lógico que sean escasos siendo ‘el más puro’, las mayorías desplazan a los márgenes a las ideas extremas.

Este mecanismo de elección permite cribar candidatos, sopesar individuos y por descontado empuja también intereses que aúpan o derriban. Pero hay que asumir que los intereses forman parte inseparable de los seres humanos, por tanto de la política, precisamente se trata de acompasarlos, de oponerlos, derrotarlos, tolerarlos, sumarlos,… pero nunca ignorarlos. Poder influir los electores sobre los elegidos, tener en manos de la ciudadanía posibilidades de penalizar candidatos, de influir sobre ellos, de que asuman nuestros intereses.

Muchos comportamientos corruptos, o ‘canallescos’, de políticos se amontonan sin castigos, o reprobaciones, ni por los partidos ni por parte de la ciudadanía y no es posible esperar una revolución para corregirlos, se trata de modificar cuanto antes la posibilidad de transformar el funcionamiento de los partidos, lo cual no se producirá sin la participación ciudadana, sin mecanismos que faciliten participación e intervención directa, comenzando por poder influir en mucho mayor grado los electores sobre los elegidos. En cualquier caso no olvidemos que la ley electoral, como cualquier otra, es valiosa, pero por sí solas, insuficientes para resolver los problemas si la ciudadanía no empuja en sus ámbitos de vida, calle, trabajos, estudios, medios de comunicación…

martes, 18 de septiembre de 2012

Se está instalando un espíritu anti política


Amar la política en tiempos de crisis. 8

Es necesaria mayor racionalidad, contra los políticos, no todo vale. En los tiempos que vivimos se ha extendido la ira contra los políticos, acercándose en muchos casos a la majadería que cuentan dijo el dictador Franco ‘haga como yo, no se meta en política’. Que es la idea asentada en lo profundo de millones de españoles durante 40 años, ‘la política es mala, los políticos son malos’, idea que formulada igual o de forma similar recorre muchas calles y redes sociales.

Es normal que cale mucho y rápidamente, porque es simple, fácilmente transmisible, reenviable, requiere poco esfuerzo aceptarla y encima permite pensar que al denunciarlo se gana un plus de modernidad, y queda la idea de hacer algo positivo. Además muestra culpables de lo que ocurre, algo útil en sociedades complejas, y por si fuera poco, muchas veces contiene buenas dosis de verdad. Sabemos que una cualidad fundamental de toda buena coartada o mentira, es que sea demostrable alguno de sus aspectos, lo cual hará más  fácilmente ‘tragable’ el conjunto.

La idea se extiende por la red en la forma de cientos de correos, vídeos, datos, o comentarios en blogs y redes sociales, sin encontrar oposición alguna, porque siempre se aprovecha del momento penoso que sufrimos, normalmente soportada en algunas verdades, que nunca se someten a discusión, a través de las cuales en demasiadas ocasiones muestran humo, o directamente falsedades que nadie discute, porque el pensamiento único, generalmente aceptado, es tachar a los políticos de corruptos, ineptos, etc. Ejemplos hay demasiados y cada individuo debería hacer ejercicio de su racionalidad en cada momento. Hace varios meses tuve oportunidad de ver el cuadro de los 445.568 políticos españoles, que no publiqué en mi blog por inicial desconfianza, luego he recibido muchos correos con el descubrimiento y leído montones de proclamas y acciones basadas en el mismo.

La cuestión de fondo no es tanto si las cifras son o no exactas, - no lo son en algunos casos que he constatado-, sino que en general tenemos un  problema de inflación de cargos responsables de muchas tareas bajo el poder directo de las cúpulas partidarias, -poco sometidas al control ciudadano- y que cobran salarios en ocasiones desmesurados, hay prebendas, gastos anexos, coches, viajes, trampas y corruptelas apoyadas en el cargo, e influencia directa, etc. etc. que deberían revisarse, sin duda, como el funcionamiento de los partidos y la ley electoral, etc. y en esta línea siempre habrá que estar dispuesto a discutir en concreto, al tiempo de no tragar con todo lo que se difunda por la red. Cuando vean ustedes propuestas concretas, en lenguaje normal, lean con atención, cuando por el contrario vean propuestas grandilocuentes con fraseología bonita sin ninguna concreción, piensen mal, o al menos sean escépticos. Ejemplo, la propuesta delPP, para mejorar la democracia en el Parlamento.

Amo la racionalidad, reflexionar, estudiar, leer, porque se cuelan muchos gazapos y soy un escéptico ante cuestiones como pensar que en Alemania o Francia no haya puestos similares a los de la lista de los 445.000 citada, que recuerden, incluye: ‘‘entidades de astronomía y astrofísica, de investigación oceanográfica o pesqueras, planes antidrogas, organismos de trasplantes, protección medioambiental y costeras, agencias meteorológicas, mercados centrales, gestión de cuencas hidrográficas, bibliotecas y museos, servicios estadísticos y padrones municipales, catastro, tribunales de mediación, institutos de su idioma, etc. etc.’’

Entiendo la desafección actual provocada en gran parte por la crisis, pero creo que hay intencionalidad en demasiadas cosas que se difunden para colar la antipolítica ¿Aquí tenemos el doble de políticos que en Italia como se afirma a raíz de la lista?, ‘me lo demuestre oiga’, yo suelo ser incrédulo de inicio y me pregunto siempre que veo cosas así. No creo que una lista de organismos españoles sea prueba de ello, ni siquiera la muestra de las cifras de dicha lista es prueba de que los datos reflejados sean ciertos –Congreso y Senado 616. Sobre 650-. Preocupa más todavía si me quieren decir que habría que prescindir de esas tareas citadas de organismos de la lista. Mejor discutimos caso a caso, con debate, aportando pros y contras, en un lugar adecuado.

La idea que se transmite es culpabilizar de la crisis a los políticos a su ineptitud, a sus sueldos, y deriva a un ataque a la política en general, que perjudicará a las izquierdas, porque tapa o despista de los especuladores, banqueros, caciques, promotores, constructores, gestores privilegiados, de los cuales nadie pasa por los juzgados ni son denunciados en los medios… En esta dinámica sorprende que nadie hable de los astronómicos sueldos de los futbolistas españoles de élite, en los casos más sonados superiores a 5 millones de €, con enormes exenciones fiscales, extraordinariamente alejados de la suma salarial de cientos de políticos. Sueldos que abonan los clubes que luego no pagan a Hacienda generando un enorme déficit que probablemente asumirá el estado.

Una idea que suele ir anexa es la de que en las dictaduras, con Franco, esto no pasaba, pero miren ustedes, los cargos que citan en la lista son similares con iguales o diferentes nombres a los existentes durante la dictadura, salvedad de las autonomías, a cambio engordados en gobiernos civiles, mandos militares, abastos, controles de radio, prensa, empresas del INI, religiosos, judicatura y otros no conocidos, colocados en el mundo privado de las empresas ganadoras de la guerra o de los activos incautados.