jueves, 16 de marzo de 2017

Los tipos de interés comienzan a dar la vuelta. ¡Huy España!

La FED acaba de subir los tipos de interés 0,25%, un cuartillo, dejando el precio del dinero en una horquilla entre 0.75% y 1%. Esta es la tercera subida de tipos en EEUU en poco más de un año, -la segunda en tres meses-. Hace quince meses abandonaron la senda de tipos cercana a cero y comenzaron a subir distanciándose de los de la eurozona, la perspectiva a largo plazo ya se veía reflejada en las diferentes rentabilidades de los bonos soberanos a 10 años, sirva como ejemplo los correspondientes a Alemania Japón y EEUU.

Lo particular de esta situación, lo que la hace diferente a otras ocasiones, es que suben los tipos y se empieza a actuar como si estuviéramos en una fase de crecimiento económico normal que era el objetivo pretendido al bajarlos, normal es por ejemplo el 3% de crecimiento del PIB en las últimas décadas, cuando hoy en EEUU no se crece más que el 1,5%, dejando las cifras de inversión, empleo, consumo, etc. próximas a una fase de estancamiento continuado. Al tiempo el dinero mundial buscará el dólar que garantizará mayor rentabilidad, lo cual lo revalorizará respecto a otras monedas, lo que podría aumentar dificultades a sus exportaciones, también devaluará el euro lo que mejoraría nuestra capacidad comercial global… todo un mar de contradicciones.

La anomalía de tipos negativos habrá terminado en Europa? Mario Draghi dice que continuará su política de tipos 0 y compra de deuda/activos mensualmente, por ahora. La inflación comienza a hacer su aparición, a pesar de estar controlada en Europa con 1.5%, y con visos de desbocarse en España por encima del 2%, lo cual no fomentaría mantener las mismas políticas expansivas, de hecho comienza a verse un probable final de esas políticas en meses, que ya anticipan las curvas de rentabilidades a 10 años como se puede ver en los gráficos. Por ahora está clara la divergencia respecto al final de la recesión, de tipos y rentabilidades de bonos, que se mantiene desde hace año y medio entre EEUU y Europa. Como también hay diferencias entre las expectativas de inflación a uno y otro lado del Atlántico.

España estuvo a punto de ser intervenida en la transición entre los gobiernos de Zapatero/Rajoy y salvada in extremis por las ayudas europeas que no solo fueron el rescate bancario. La política de compra de deuda española practicada por el BCE, disminuyó la presión de los pocos inversores que la compraban en buenas condiciones para nosotros, y la consiguiente bajada de tipos de interés, evitó el default del Reino de España. A los españoles nos ahorró muchos miles de millones de euros en intereses, ya que desde entonces empezamos a pagar bonos con tipos muy inferiores a los exigidos hasta entonces por la gigantesca deuda, que siguió desbocada durante el gobierno Rajoy.

En el cuadro publicado pueden ver los miles de millones de euros que pagamos anualmente por intereses de la deuda, recuerden cifras de los últimos años y piensen que han sido pagados a tipos cercanos a 0, ahora imaginen esos intereses con tipos establecidos en el doble o triple de los actuales. Sin duda será un enorme y gravísimo problema dentro de un año.



Contra esta situación chocaremos en pocos meses, gobierne quien gobierne, los soportes y empujones que nos prestaron las instituciones europeas, principalmente el BCE, se van acabando y volveremos a encontrarnos en situación precaria, los grandes desequilibrios que lo provocaron siguen estando ahí. No hubo reforma fiscal, ni energética, ni de las administraciones públicas, etc. etc. Ha habido un esfuerzo en la devaluación interna salarial, una precarización enorme del mercado laboral como forma de aumentar la competitividad, luego una siesta dejándose mecer por el enorme descenso del precio del petróleo, los bajos tipos de interés del euro y la compra de deuda por el BCE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada