miércoles, 30 de noviembre de 2011

Elecciones, redes sociales, campañas

El nombre de Equo gran desconocido.

Equo tal como yo lo veo.


El punto de partida era constatable en trabajos de campo los meses anteriores, era enorme el desconocimiento de Equo como marca electoral, aspecto no muy aceptado por su militancia. Las encuestas de Metroscopia de 45 días antes daban un conocimiento menor al 15% por 5 veces mayor a IU. Proporción de conocimiento que se trasladó de forma similar (1 a 5) a votos en muchos lugares.

Sería equivocarse no buscar las causas, primer paso para corregirlas. La campaña electoral ha sido pobre, mal planificada y peor desarrollada, y no tanto por la escasez de medios, (se debe planificar con los medios que se tengan), ni mucho menos debe aceptarse como disculpa la cortapisa de recogida de avales para su presentación, que debió ser una oportunidad. El varapalo de prohibición publicitaria en los medios con ser grave debió disparar otras opciones de campaña.

Aspectos que probablemente no han beneficiado son la política de alianzas electorales y la poca clarificación y conocimiento de la marca Equo, era vital gritar a los 4 vientos su existencia, si se presenta a elecciones será para que le voten, lo cual es imposible si muy pocos saben de su existencia. En un primer impacto, en la salida a pista electoral, era imprescindible para subsistir gritar su nombre a la ciudadanía y no tanto cocerse la militancia en su propia salsa, la equomunidad, salir del ‘hormiguero’ debió ser una necesidad para difundir cuatro líneas generales vinculadas a la nueva opción.

De acuerdo con los estudios sociológicos sobre horquilla política de los españoles existe un amplio campo de personas autoconsideradas de izquierdas y además entre un 5/10% de ecologistas o verdes. Por otra parte, la mayoría de votantes tiene la opción de voto predeterminada en función de su cosmovisión global del mundo, si además consideramos que los programas tienen muy poca importancia en el voto (a pesar de la insistencia de algunos), para ser más preciso los programas concretos influyen en un colectivo bastante pequeño de votantes situados dentro de los indecisos, en el centro, lo cual hace que sea importante para los grandes partidos con opción de gobierno, o para centristas, pero no para otros. Estos hechos avalarían la necesidad de gritar y difundir la marca Equo como opción roji-verde-malva y no tanto de la difusión de su programa, al menos en estos primeros tiempos preelectorales.

Equo Madrid Sur. Partiendo de las premisas anteriores, veamos el sur de Madrid, concretamente la mancomunidad que conforma Metrosur, (Alcorcón, Móstoles, Fuenlabrada, Getafe y Leganés) 5 pueblos que son en población, la tercera capital de España, agrupan una población de un millón de habitantes muy concentrada urbanística y sociológicamente, mayoritariamente joven, trabajadora y de ‘clase media’, con amplias reminiscencias rojas y verdes, con un medio de transporte que permite ir de un extremo a otro de la macrociudad en media hora, con varios campus universitarios y bastantes centros comerciales y polígonos industriales, hospitales, etc.

Participar en esta contienda electoral sin considerar esta especial ubicación es un error imperdonable. Y es aquí donde sitúo la afirmación de ‘pobre campaña, mal planificada y peor desarrollada’, por falta de coordinación, planificación y acción.

En torno a Metrosur tendría que haberse coordinado una campaña planificada de acciones y actos, con contactos modos y usos roji-verdes-malvas; repartos de varias decenas de miles de hojas, pintadas, carteles, acciones varias de agitación y pequeños actos de propaganda locales en donde el tipo conferencia/mitin líder, debería ser en todo caso el destino que justificara el camino anterior y posterior de las acciones, igual que el destino de recoger firmas para avales era la oportunidad de caminar y gritar la existencia de Equo. En este contexto encontraría sentido la comunicación a través de internet para potenciar, extender, convocar, anunciar… además de intentar coordinar, agrupar y nuclear simpatías.

Solo después de hacer las cosas, se puede estar seguro de su inutilidad, es mejor arrepentirse por haberlas hecho sin resultados, que quedarse con la intranquilidad de qué hubiera ocurrido de haberlas hecho. La idea de la poca rentabilidad de una acción o dos más, encontrará sentido en el conjunto de una campaña plagada de acciones, inserta en un contexto histórico de tradicional conocimiento de la opción que se presenta a elecciones, pero carece de aplicación en este caso concreto en el que Equo partía desde la casilla de salida. Si el objetivo era sacar representación en Madrid, habría que haber utilizado esfuerzos tendentes a lograrlo, si solo pretendía pasar la página, cubrir el expediente, está bien cualquier cosa realizada.

Mi conclusión es que no se ha llegado a entrar en la base electoral inicialmente de apoyo a Equo, y no porque cerraran su puerta y optaran por otra opción.
Estoy de acuerdo con lo expresado por algún equo: ‘El salto cualitativo que hemos notado en la militancia… no se ha dado en las urnas.’

Las redes sociales. Tanto Equo como el movimiento 15-M son abanderados de la política 2.0. Los resultados dicen que parece ha sido excesiva la confianza en las redes sociales. La política en el futuro no podrá hacerse sin contar con ellas, deberá ser política 2.0, pero en el presente tienen muy poco peso en la calle. El extraordinario apoyo mediático proporcionado al 15-M y la experiencia de la primavera árabe pueden haber confundido a muchos, en ambos casos las redes han mostrado ser instrumentos de primerísimo orden para comunicar y convocar acciones, pero sería excesivo concederles la misma importancia en cuanto a modificar realidades o determinar posturas de los individuos. La realidad árabe ha sido modificada por decenas de miles de personas en la calle luchando abiertamente contra otras fuerzas, y que han utilizado las redes para comunicarse e informarse.

El 15-M es un movimiento, como tal muy hetereogéneo, dentro del cual hay sintonías diversas, a veces contradictorias, a cuyas acciones puntuales se incorporan miles de personas libres (sin vínculos militantes) a manifestar su indignación, y cuyo funcionamiento estable mantienen vivo simpatizantes y militantes de muchos partidos y grupos de izquierdas, gente todos ellos que ha dirigido votos a sus listas. En Alcorcón y en Madrid recordamos que ha aumentado el número de votantes respecto a las municipales y han descendido abstención, votos nulos y blancos, por lo que la influencia de una parte del movimiento que defiende estas opciones ha sido muy pequeña.

La realidad que viven estos entornos de redes sociales distorsiona a quienes participan inmersos en ella, confundiendo a veces una parcela de realidad, con el conjunto de millones de personas que están jubilados, los que estudian, los que están parados o trabajan en fábricas, centros de trabajo y comercios, barrios, asociaciones y ONG’s, sindicatos y calles, bares y metros. La gente que está dentro del ‘hormiguero’, como la que esté en un concierto de rock, son holligans que piensan que todo el mundo está allí y es como ellos, pero hay otros fuera, infinitamente más numerosos que los de dentro, muchos de los cuales ni conocerán a ese grupo. Otros conociéndolo, tendrán gustos diferentes.

Confundir la realidad con los deseos es uno de los principales errores políticos, no querer verlo ni atender las señales cuando se manifiestan es un suicidio. Basarse en tópicos lleva al fracaso, por ejemplo los trabajos del CIS, (que ha clavado las encuestas electorales desde hace meses), muestran que las nuevas hornadas de jóvenes basculan algo más a la derecha en su autoidentificación en el eje izquierda-derecha, de hecho la nueva incorporación de jóvenes votantes privilegian el voto al PP.

Otro análisis y resultados comparativos. Alcorcón

martes, 29 de noviembre de 2011

The New York Times. Siguen las imágenes







Continuo con las imágenes de ayer del 'The New York Times. Sunday Review'
Es el tema del momento de nuestras vidas, la posible caida, transformación de Europa, y como nos arrastrará o la arrastraremos nosotros. Todo relacionado.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Todo está conectado




Hace un mes publicaron ésto. Interesa entrar e interactuar en varios planos.
The New York Times. Sunday Review.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Alemania, también trastabillea. Nosotros ni se sabe


CDS, riesgo de impago alemanes, subida como todos en septiembre, bajón y la subida actual disparada. Ojo con los valores muy por debajo de España...a pesar del dibujo.
Benditos aquellos que con una frase explican todo y se conforman con ella para cualquier tiempo, en mi caso siempre veo matices, contradicciones, diversidad, múltiples brillos y además cambian rápidamente en el tiempo… Seguimos con Alemania.

Las ventas masivas de bonos españoles e italianos, explicaban estos días las subidas de la prima de riesgos y el encarecimiento de la financiación correspondiente, mientras que la deuda alemana actuaba como refugio a pesar de tener rentabilidad menor al 2%, por tanto negativa si consideramos la inflación. Lo anterior era lo que ha ido ocurrido durante estos meses de atrás, ventas abundantes de bancos y fondos de inversión de todos los países, que iban reduciendo riesgos y no solo provocadas por los especuladores.

El problema nuevo que aparece estos días, es que Alemania no consigue colocar su deuda en los mercados tan fácilmente y de forma tan barata y que por primera vez tiene que pagar más que el Reino Unido, (que está fuera del euro) para hacerlo, al menos la de corto plazo, como por otro lado pasa con las letras españolas a 3 y 6 meses. Lo que está ocurriendo en los últimos tiempos es que bancos, fondos y brókeres mundiales venden posiciones en euros, incluida deuda alemana que era el refugio junto con el dólar, y venden no solo por su baja rentabilidad, también por el riesgo asociado al euro y a las dificultades alemanas (ver ayer el artículo volcado de Xavier Sala), complicaciones que aumentarán por la recesión europea que están provocando las políticas de ajuste rígido impuestas por el núcleo duro del norte. (Vieron ustedes aquel gestor inmobilirio de viviendas de lujo en Londres contando que están subiendo el precio de las lujosas mansiones del centro compradas por griegos, italianos, portugueses, españoles... es la pasta que huye y busca refugio rentable fuera de la zona euro, a pesar de la enorme crisis del R.U.)

A pesar de todo, la lucha política entre sur y norte, periferia y centro y socialdemocracia/verdes y conservadores toma un nuevo giro en Europa y en Alemania la Sra. Merkel comienza a tener dificultades, en torno al BCE, sus atribuciones y objetivos, en torno a los eurobonos y sus variantes, en torno a políticas de menor rigidez en los ajustes que permitan alguna expansión, luchas que siguen abiertas en frentes como el de nuevas relaciones entre todos los 27 con los 17 de la eurozona o la mayor o menor integración política, económica, fiscal, entre los 17, o en las relaciones con los emergentes y con EEUU…

Estas batallas son las que marcarán la senda de nuestro futuro y de las que hemos escuchado poquísimo en esta campaña electoral, centrada en decirnos cosas que dependerán en casi todo de las batallas anteriores. (Solo escuché a Felipe González hablar de estas cosas, en un mitin en mi pueblo, que el interpretaba como conferencia para explicar las dificultades españolas/europeas.)



En los cuadros tomados del F.M.I. EEUU Y ALEMANIA Siguen parejos caminos en rendimientos de bonos, cercanos al 2%, por tanto con precios de compra arriba y similares en riesgo de impago reflejado en los CDS, en los que se aprecia cómo se distancia Francia. Veremos en cuadros futuros.
-----------------------------------------------------------------------
Transcribo la parte final de este artículo que publican en 'Jaque al neoliberalismo' que enlazo.
La Unión Monetaria Europea se hunde al igual que el Titanic. Marshall Auerback, New Deal 2.0

Alemania, miope beneficiaria neta del euro

La sugerencia de que el subconsumo y la adicción a la exportación de Alemania podrían tener algo que ver con la crisis presente en la eurozona, les resulta de todo punto vitanda a las autoridades alemanas. Algunos políticos griegos han replicado a la presión alemana con airadas referencias a la brutal ocupación nazi de su país durante la II Guerra Mundial. ¡Menuda solidaridad europea!

En ese contexto, resultan interesantes las declaraciones del antiguo Canciller alemán Helmut Kohl, que ahora está aparentemente criticando a la actual Cancillera Merkel, quien se habría revelado como una filistea de cortas miras y a quien nunca habría de haberse confiado la dirección política de una gran nación como Alemania.

Merkel, huelga decirlo, proclama estar defendiendo los intereses del contribuyente alemán. Resulta divertido escuchar a los alemanes hablar del “coste” que para ellos tiene estar en la eurozona a causa de tener que “financiar” a los “manirrotos” griegos e italianos. Por lo pronto, la “financiación” viene del BCE, que crea de la nada y a su arbitrio nuevos activos financieros netos denominados en euros, no de los alemanes.

Lo cierto es que los alemanes han soportado un coste cero. Han atrapado a los exportadores que competían con ellos en una Unión Monetaria Europea que los condena a tasas de cambio desesperadamente no competitivas. Los impuestos alemanes no se han evaporado, no han recortado sus generosos servicios sociales públicos (que son mucho más grandes que los de Grecia, contra la creencia popular). Al propio tiempo, los países periféricos han visto destruidas sus economías por una austeridad forzosa, a trueque de la cual obtienen financiación del BCE que —¡no os lo perdáis!— les sirve para comprar más productos importados de Alemania.

De modo, pues, que el BCE mantiene vivo el juego de facilitar la continuada expansión de las exportaciones alemanas al resto de Europa (aun cuando esa estrategia, según comienzan a percatarse el señor Tremonti y otros, resulta al final autodestructiva), y los alemanes no pagan nada por este privilegio. Ni más impuestos, ni más austeridad, ni más amenazas competitivas a la base exportadora de Berlín, mientras los PIIGS estén atrapados en la camisa de fuerza del euro.

Ironía adicional: si Grecia, España y otras naciones periféricas lograran imponerse a sí propias una “devaluación interna”, no pocas empresas alemanas emprenderían el camino de la relocaización mediterránea o presionarían aún más a la baja a los salarios alemanes.

Giulio Tremonti lleva razón: Alemania está en una cabina de primera clase del Titánic. Otro modo de ver eso mismo: figuras como la Cancillera Merkel están llevando a los PIIGS al matadero, sin percatarse de que se hallan en el mismo corredor de la muerte. La tragedia desencadenada por la presente crisis está entrando en su fase crítica, y la mezquina mediocridad de la respuesta política ofrecida no sólo podría traer consigo el final de una moneda, sino el de toda una visión de la unificación de Europa. El problema esencial es que la UE, fundada como un proyecto político, se convirtió muy pronto en una (prometedora) aventura económica. ¿No es irónico que sea precisamente la falta de una genuina unión política –que habría permitido una política fiscal unificada— lo que termine matando a su economía?

jueves, 24 de noviembre de 2011

Alemania, también trastabillea

ALEMANIA
PIB: € 2,4 tn
Deuda externa: € 4.2 € 50.659 tn
La deuda externa por persona 176%
La deuda externa y el PIB 83%
Gobierno de la deuda con el PIB
Situación de riesgo: LOW

La mayor economía europea está expuesta a la deuda griega, irlandesa y portuguesa, pero sobre todo, española. Con cualquiera de estos incumplimientos, Alemania se verá afectada. Su economía se está desacelerando, principalmente debido a los problemas que afectan sus socios de la eurozona.
Y como potencia industrial de Europa, los problemas en Alemania significan más problemas para la eurozona, y también para el sistema internacional en general.

----------------------------------

Vuelvo a retomar el enlace de la BBC. Business, hoy la parte dedicada a Alemania, en donde se están produciendo enormes discusiones sobre el futuro del euro, de la eurozona, de la UE, de lo nuevo que saldrá y de los problemas que empiezan a tomar cuerpo en su economía.

Ellos eran los ‘potentes’, gracias a las ventas que realizaban a la periferia que comprábamos a crédito, pero su sistema se mantenía con la enorme exportación al resto, que no compramos por la crisis, y sus exportaciones a las clases adineradas de los emergentes no son suficientes, todavía, para tirar del carro, Alemania nota la crisis al verse afectada por el menor crecimiento del resto y por los compromisos que tienen los balances de sus bancos en forma de créditos y deuda pública de los PIIGS. La recesión que está provocando su rigidez fiscal puede estropearles su propio festín, si no hay crecimiento no hay posibilidad de pagar deudas ni de comprar productos alemanes, puede aumentar su paro y dificultades financieras.

Por otra parte la presión política de izquierdas-verdes de las fuerzas europeas empieza a calar fuerte dentro de Alemania, ahora la batalla se está dando en torno al BCE y la posibilidad de homologar sus objetivos a los del resto de bancos centrales de cualquier país, y en torno a la financiación europea, eurobonos o bonos que permitan que no exista tanta distancia entre los tipos de unos y otros países. Tipos que por otra parte están recogiendo las diferencias entre economías, reflejando algo parecido a como si tuvieran monedas diferentes. (Si terminaran surgiendo monedas nacionales de verdad, los tipos, las diferencias, previsiblemente estarían bastante alejadas de las actuales)

El día de hoy parece indicado para copiar un escrito de Xavier Sala i Martin del 18-11, que reproduzco tomado de su Facebook
----------------------------------------------------
La Pregunta Tabú. de Xavier Sala Martin, el Viernes, 18 de noviembre de 2011 a las 18:48
La pregunta Tabú en Europa, la que nadie se hace por miedo a que le den una respuesta es: ¿cómo está la salud fiscal de Alemania? Todo el mundo da por hecho de que Alemania es el garante último de todas las deudas de Europa y que su AAA está garantizada para siempre. Los mercados siguen pensando que Alemania es el país más seguro y sacan su dinero de los países periféricos (Grecia, Italia, España, Portugal e Irlanda) para invertirlo en Bunds alemanes con un rendimiento minúsculo de menos del 2%.

Pero la deuda alemana como fracción del PIB supera el 80% (en este sentido es MUY superior a la española, que no llega al 70%!) y todo indica que ese nivel de deuda va a empeorar, y mucho, en un futuro no muy lejano por la gran cantidad de compromisos explícitos e implícitos que Alemania ha hecho o se va a ver obligada a hacer.

Primero, la recesión económica que vive la periferia de Europa ya ha llegado al norte. Hasta ahora, Alemania se ha salvado de la crisis pero la cosa está empezando a cambiar. A medida que Alemania se hunde en su propia recesión, sus cuentas públicas se van a deteriorar porque sus ingresos fiscales van a caer y sus gastos por desempleo van a aumentar. Esperemos que Merkel no cometa el error de intentar solucionar su crisis con políticas keynesianas de demanda ya que eso solo empeoraría la situación, cosa que pueden atestiguar hoy sus amigos españoles (si es que los tiene).

Segundo, la población alemana está envejeciendo rápidamente y los babyboomers ya están a punto de jubilarse. El impacto fiscal de ese tsunami demográfico es gigantesco no sólo por las pensiones que van a cobrar sino por el gasto sanitario que una población tan anciana va a representar. A pesar de que Alemania exige reformas de pensiones y recortes en la sanidad de los países periféricos, no hay indicios de que ellos estén introduciendo esas reformas o practicando esos recortes.

Tercero, Alemania ya ha comprometido varios cientos de miles de millones de euros al fondo de rescate de Grecia, Irlanda y Portugal (unos 400.000 millones de momento entre todos los países del Centro).

Cuarto, a medida que la crisis se expande a países más grandes como Italia y España, las necesidades de dinero público alemán aumentan. Grecia necesita unos 200.000 millones. Italia y España necesitan 1,4 BILLONES de euros para financiarse SOLO EN LOS PROXIMOS TRES AÑOS!

Quinto, pero la crisis no se expande solamente a Italia y España. Es un secreto a voces que Francia está a punto de perder su status de AAA y lo mismo pasa con Bélgica. Las primas de riesgo de esos países empiezan a dispararse. Eso quiere decir dos cosas. La primera es que esos países están dejando de ser países del Centro (con capacidad de garantizar y financiar la deuda de los de la perder). El Centro se queda cada vez más pequeño. La segunda es que al dejar de ser países del Centro pasan a ser de la periferia. Es decir, no sólo no aportan dinero y garantías a los fondos de rescate sino que pasan a necesitar dinero y garantías. A medida que el Centro pierde países miembros y la periferia los gana, nos acercamos a un mundo en el que sólo hay un país que paga: ¡Alemania! No hace falta decir que esa situación generará un agujero fiscal en Alemania de dimensiones cósmicas.

Y sexto, todo apunta que la solución que se está gestando durante estas últimas horas en Europa es la expansión del fondo de Rescate (EFSF) con dinero de verdad (no con apalancamiento, que es lo que burdamente intentaron los líderes europeos en su último conejo de la chistera). Ese dinero vendrá de Estados Unidos, del FMI, de Alemania, de los BRICS y, sobre todo, del Banco Central Europeo (BCE). Parece que se va a llegar a una cifra de 600.000 millones para España e Italia, lo que permitirá dar un respiro de un año y medio (no se llegará a los 1,4 billones que se necesitan para un programa estable de 3 años). El problema es que, como no hay garantía de que Italia y España vayan a hacer los deberes (de hecho, nadie sabe exactamente cuáles son las propuestas de Rajoy o cual va a ser su equipo económico), existe la posibilidad de que ambos países no sean “solventes pero sin liquidez” sino que sean “insolventes”. Si son insolventes, el BCE se quedará con una cartera de bonos basura que puede acabar llevándole a su propia quiebra. Si el BCE quiebra, alguien va a tener que recapitalizarlo. ¿Quien? Lo han adivinado: ¡Alemania!

Resumiendo, los compromisos fiscales de Alemania para los próximos años son enormes. Tan enormes que parece mentira que nadie en Europa se haga la pregunta tabú.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Lejos deja la crisis a las elecciones

Hoy enlazo BBC.Business, buena información sobre lo interrelacionado que está todo el problema de la deuda y la banca.

La crisis acelera, mientras Rajoy sigue a su ritmo cansino, sin determinar medidas ni lanzar mensajes que pudieran calmar los mercados, por ejemplo quienes formarán su equipo económico que debiera tener buenas relaciones europeas, ministro, gobernador Bco. España, se lee que puede ser un experto español del BCE, González Páramo, no militante, además de los conocidos Arias Cañete, Montoro, aunque éste último sin idiomas, mal asunto). Son muchos palillos a tocar, pero hombre han tenido tiempo de sobra para formar el equipo. Mal comienzo.

Supongo que el PP con su inmenso poder político está presionando al poder económico español, la cúspide de banqueros y gestores de grandes empresas para que realicen algunos movimientos salvadores, (de alguna cajas y banco) pero debería estar hecho desde hace semanas que se sabía el resultado.

Todo ello debería haber estado más que pensado, discutido, publicado y conocido por medio mundo hace semanas porque cada día más los mercados se dedican a vender deuda española e italiana (y empiezan con la francesa y belga) pasando la pasta a comprar deuda alemana, por tanto encarece los préstamos a España a un 7% mientras abaratan la financiación a Alemania, a un 2%, esto se llama transvase de recursos de un país a otro, de sur a norte, de la periferia al centro. Traducido significan miles de millones de euros pagados como intereses por la deuda, que implican mayores recortes y menor posibilidad de crecer y generar empleos.

El problemón es que ya no son ventas especulativas solamente, sino que se producen a tropel, grandes bancos y fondos de inversión nacionales e internacionales están liquidando posiciones sobre deuda española e italiana. El sistema financiero europeo e internacional está vaciando sus carteras de bonos de riesgo, por lo que está aumentado el riesgo de esos mismos bonos. La profecía autocumplida.

En esta enorme batalla por el euro, en la que España es una de las trincheras avanzadas, una de las armas más potentes y menos utilizada es el BCE, que aquí en Europa no tiene el cometido típico de banco central de cualquier país, como la Reserva Federal de EEUU, el Banco Central de Japón o el del Reino Unido. Llevamos los europeos un año de batalla con intereses contrapuestos y enfrentados, y podría generalizarse la idea de que modifique sus prácticas, hasta empiezan a medio aceptarlo las fuerzas populares europeas, el PP. Rajoy lo primero que hizo fue pedir ayuda para que comprara deuda española, lo que antes provocaba oleadas de escarnio entre los tertulianos, hacia Zapatero y Rubalcaba.

Más sobre el BCE en ‘Arian seis’ ‘’La crisis aumenta la velocidad’.

El texto traducido del enlace del cuadro publicado al inicio, dice:
ACERCA DE. Haga clic en el nombre del país a ver a quién le debe

Europa está luchando por encontrar una salida a la crisis de la eurozona en medio de las crecientes deudas, estancamiento del crecimiento y el nerviosismo generalizado del mercado. Después de Grecia, Irlanda y Portugal se vieron obligados a buscar rescates, Italia - acercarse a un costo fuera del alcance de los préstamos - ha sido el último foco de preocupación.

Pero, con los sistemas financieros mundiales tan interconectados, esto no es sólo un problema de la zona euro y las repercusiones se extienden más allá de sus fronteras.

Mientras que los préstamos entre los países presenta pocos problemas durante los años de auge, cuando un país ya no puede manejar sus deudas, los bancos extranjeros e instituciones financieras que prestaron el dinero están expuestos a pérdidas. Esto no sólo podría desestabilizar el país de origen de los bancos, sino que, a su vez, difundir los problemas de todo el mundo.

Por lo tanto, en la enmarañada red de inter-país prestamista, quién debe qué a quién? Haga clic en un país en el círculo para saber lo que deben a los bancos en otros países, así como a conocer su deuda externa total, incluyendo la debida por los gobiernos, las autoridades monetarias, bancos y empresas.


ESPAÑA
PIB: € 0,7 tn de Relaciones Exteriores de la deuda: € 1,9 tn
€ 41.366 de la deuda externa por persona
284% de la deuda externa y el PIB
67% Gobierno de la deuda con el PIB
Situación de riesgo: MEDIO

Preocupación número uno de España el rescate de Portugal, que está en deuda con ella por miles de millones de euros.
España debe una gran cantidad a Alemania y Francia.
A medida que el país intenta conseguir su deuda bajo control, se teme que el país podría ser lanzado de nuevo en recesión después de las elecciones parlamentarias de noviembre, después de que una ola de recortes en el gasto y las reformas económicas es probable.
El estallido de la burbuja inmobiliaria y el auge de la construcción en 2008 había sumido a la economía de España en una recesión que fue más profunda que en muchos otros países europeos.

ITALIA
PIB: € 1,2 tn
La deuda externa: 2 € € 32.875 tn
La deuda externa por persona 163%
La deuda externa y el PIB 121%
Gobierno de la deuda con el PIB Situación de riesgo: HIGH

Italy tiene una gran cantidad de deuda, pero es un país relativamente rico en comparación con Grecia y Portugal. Sin embargo, la duda acerca de la dirección de Italia y el temor de que la carga de la deuda podría crecer más rápidamente que la capacidad de la economía italiana a la que han dejado de apoyo a los mercados nerviosos.
Francia es la más expuesta a la deuda italiana.

martes, 22 de noviembre de 2011

El peligro de la crisis aumenta la velocidad

Los últimos días de campaña electoral fueron agitadísimos. A los mercados les daba igual que ganara el PP por mayoría absoluta.
Así desmintieron aquellas tonterías de que llegados al poder los del PP aumentaría la confianza, la magia no parece funcionar.
Veremos a partir de ahora, pero desde hace un mes que era segura la victoria absoluta del PP, las cosas no han hecho mas que empeorar, no por su culpa, claro.



REUTERS



Durante los últimos días de campaña, había que centrarse en ella estrictamente y dejé atascadas algunas informaciones y opiniones que iré volcando, porque eran y son parte imprescindible de nuestra verdadera campaña a añadir a la específica de política española.

Decía Luis Solana en un post del 15-11 que 'Tengo miedo'. Toma y yo.

No me resisto a publicar integro el artículo de esta gente de 'AFI', siempre muy sensatos, por la honda preocupación que refleja.

El BCE o el colapso ÁNGEL BERGES Y DANIEL MANZANO 18/11/2011

El cisne negro aletea ya en lagos europeos. Lo improbable ha sido posible. Los problemas de desconfianza dentro en la zona euro son de tal magnitud que amenazan con desestabilizar a buena parte de las principales economías y propagar una suerte de nueva crisis financiera al resto del mundo, para la que el apellido Lehman puede quedarse corto. La reedición de un nuevo periodo de estancamiento de los países desarrollados, y muy probablemente de un nuevo proceso recesivo en algunos de ellos, cuatro años después del inicio de la crisis internacional, parece ya asegurada.

Es desconcertante la falta de agilidad con la que se toman decisiones en Europa. Dejar caer a Lehman fue una decisión; equivocada, atendiendo al consenso dominante, tanto más tras el desenlace conocido de estos últimos años, pero una decisión al fin y al cabo. En la zona euro apenas si llegan a materializarse decisiones cuando parece haberse alcanzado el obligado consenso político. El de la cumbre del euro del pasado 26 de octubre consistente en asumir una quita del 50% en la deuda pública griega dando salida al enquistado problema heleno, recapitalizar otra vez la banca europea y poner en marcha el Fondo de Estabilidad Financiera Europeo, todo ello pensado como cortafuegos a la extensión incontrolada de la crisis de deuda soberana, ha quedado viejo antes de sustanciarse de forma operativa. El fuego se instaló en pocos días en Italia, ha llegado a España y amenaza con extenderse a las praderas francesas, una vez que países aledaños como Bélgica o Austria están ya también en situación de grave alerta. Es cuestión de días y este es el margen de actuación.

Los diferenciales alcanzados en los mercados de deuda soberana de los países del euro son incompatibles con la vida financiera en la unión monetaria. Irracionales y poco justificados en casos como el español. A pesar de los excesos y pecados de nuestra economía, dichos diferenciales son incongruentes con el comparativamente reducido nivel de endeudamiento público frente a países homólogos, aun cuando haya de ser matizado por el muy elevado endeudamiento privado pendiente y costoso de depurar. Y son esos incongruentes tipos de interés alcanzados en la situación de descontrol de las finanzas europeas, los que serían hacedores más bien del conocido proceso de profecía autocumplida.

En esta situación extrema y de urgencia, con una casi nula capacidad de toma de decisiones en la muy compleja gobernanza europea, solo cabe pensar en la intervención del único actor con capacidad inmediata, el BCE. Debería mirarse en el espejo de su homólogo británico o estadounidense, aun cuando haya de ser más imaginativo para sortear las trabas que impone sus normas fundacionales frente a la de aquellos. Los exiguos 180.000 millones de euros de deuda pública comprados hasta el momento, pueden enfrentarse con los más de 250.000 millones de libras adquiridos por el Banco de Inglaterra, para una economía que no alcanza el 25% de la equivalente del euro; o con los más de 950.000 millones de dólares comprados por la Reserva Federal, para una economía comparable a la europea. Ni en uno ni en otro país parecen haberse anclado expectativas inflacionistas, incluso en presencia de tensiones de precios asociadas a las materias primas. No es tiempo en todo caso de prejuicios a las puertas de un colapso de la envergadura del que puede producirse.
Ángel Berges y Daniel Manzano son socios de AFI (Analistas Financieros Internacionales).


PD. Otro buen artículo sobre el BCE, El BCE y los bancos centrales. J. BRADFORD DELONG 06/11/2011

lunes, 21 de noviembre de 2011

Victoria de Rajoy. Ganó el PP. Perdió el PSOE

Gran victoria de las empresas de sondeos, que muestran lo avanzada que está la disciplina que con unas cuantas entrevistas perfectamente elegidas, realizadas y analizadas sean capaces de cuadrar resultados electorales, proyectan emociones individuales a futuro. Esperemos que nadie tenga la tentación de sustituir la decisión real de votar por encuestas, a pesar de que cada día más se gobierna atendiéndolas. Salvo en el PSOE, que desoyó todos los avisos desde el primero hasta el último.

Ha sido una victoria trabajada de Rajoy contra parte de sus huestes, generales y golpistas enquistados (El Mundo…), todo lo que se cansó hacia dentro lo descansó hacia fuera, la imagen del indolente al que han servido la victoria en bandeja parece que refleja bastante de verdad. Han ganado los azules pero no sumando muchos más votos que en anteriores contiendas, les ha servido con mantener a su fiel electorado. Lo realmente esencial ha sido que han perdido los socialistas, derrumbados hasta 7 millones de votos, perdiendo 4,3 millones desde las anteriores generales, que pueden haber ido a sumar de más al resto de partidos pequeños 2,6 millones y otro 1,5 millón pasar al PP. La abstención aumentó en 2 puntos, medio millón de personas, hasta un total de 9,7 millones.

La prensa destaca las subidas de IU y de UPyD y Amaiur en Euskadi, por encima de PNV. La subida de IU ha sido bien rentabilizada en escaños, pero parece bastante pobre en votos, hasta un total de 1.700.000 en medio de la pérdida socialista de 3 millones de electores, parece poca renta obtenida desde esos caladeros que muestra un amplio sector de desafectos socialistas que no pasarán nunca a esa zona. UPyD obtiene una buena subida hasta 1.140.000, pero con menor rentabilidad en escaños que la lograda por IU, habrá también votos de anteriores electores socialistas. Los resultados de estas dos formaciones sirven otra vez para demostrar las diferencias de votos/escaños al compararlas con las formaciones nacionalistas que con votos equivalentes o menores, obtienen muchos más escaños.

El sistema electoral español, prima la concentración provincial, lo cual favorece a los nacionalistas, perjudicando a los partidos globales, (nacionales, estatales). Aunque los desequilibrios no provienen tanto del sistema D’hondt, de restos, que evidentemente fomenta mayorías primando a quien más logra, cuanto de la circunscripción electoral provincial y número de diputados asignados a ella.

Suficientes estudios hay sobre la mesa, incluidas recomendaciones del Consejo de Estado para modificar la ley electoral y ajustar más los votos a escaños, al igual que las listas desbloqueadas, (que no abiertas), parece que han entrado en proceso de cambios, porque lo que al PP le quitaría de sobreprima actual lo podría compensar con disminuir la sobreprima que tienen hoy las formaciones nacionalistas, en una legislatura que volverá a aumentar el problema territorial.

De los resultados menores, me parece pequeño el obtenido por Equo, 216.000 más Compromis 125.000 y los votos nulos y blancos 650.000, (200.000 más que en 2008) lo cual indica en ambos casos poca fuerza de las redes sociales y similares, todavía, comparativamente hablando con el conjunto de la sociedad y muestra que nichos muy agitados pueden dar imágenes distorsionadas de la realidad, que es mucho más amplia que dichos ‘hormigueros’.

sábado, 19 de noviembre de 2011

El gen derechista adora el poder sobre todas las cosas

Los izquierdistas no aman el poder, lo repudian, porque no saben qué hacer con él, salvo criticarlo, desconfían de que pueda ser útil para cambiar la vida, algo que la derecha tiene metido en su ADN. Desde niños saben que con el poder se pueden conseguir muchas cosas y el poder es variado, está en muchas partes, sea un colegio o un Ayuntamiento, un gobierno autónomo, una diputación provincial y no digamos nada desde el Gobierno central. Las elecciones, ahora, son muy importantes para ellos porque darán el poder a los suyos, y no importa lo que hayan dicho o hecho, son los suyos. Su grado de afinidad identitaria y de apoyo y pertenencia al grupo es altísimo y está por encima de todo.

La derecha sabe que desde el poder se cambian leyes y reglamentos, se quitan o ponen normas apoyando sus negocios y a sus empresarios, facilitando la difusión de ideas religiosas o económicas. Con el poder difunden mejor su concepción sobre el matrimonio, para toda la vida, o la vida y la muerte, sufriendo como dice la religión, sobre lo pernicioso de lo público y lo maravilloso de lo privado, sobre los niños por un lado y niñas por otro y sobre mujeres y hombres iguales pero menos…Los electores de derechas no tienen los problemas de confusión de tantos izquierdistas y reconocen que en los campos anteriores hay enormes diferencias entre PP y PSOE por eso quiere ganar elecciones y si les dicen que voten a los socialistas porque son neoliberales igual que los suyos, se mondarán de la risa.

Los individuos de derechas creen que desde el poder se organiza la vida y no reducen el poder a lo económico, saben que modernamente desde el poder político pueden cambiar muchas cosas, adecuar la sociedad a los sueños. Desde el poder político se enlazan mejor otros poderes el religioso, militar, judicial, mediático, poder en la calle, en los nombres y costumbres, en los púlpitos, raca raca, en las empresas subvencionadas y vinculadas a presupuestos gubernamentales, en las relaciones internacionales con una u otra concepción europeísta o atlántica, entre los Ayuntamientos y en las pequeñas taifas autonómicas que ceden contratos, suelos, o potencian negocios privados que sirven de tapaderas de apoyo. La derecha tiene claro que se influye y mucho desde el poder político no solo por las relaciones privatizadoras de grandes empresas que generan sectores empresariales afines, se desvían impuestos de allá para acá, se conceden subvenciones o se quitan, se orienta la cultura en una u otra dirección, hasta se influye en las fiestas populares.

Además se puede acceder con mayor facilidad al consejo de administración de un banco, eléctrica, nuclear, automovilística, constructora…se impulsan negocios y transformaciones de la realidad, sea urbanística, cultural, de comunicaciones, transportes... Si desde la política se accede a comisiones de control, mejor que mejor, sean de la competencia, del mercado de valores, de Radio y teles TVE o autonómicas, la derecha tiene claro que no son iguales que el PSOE y colocará a sus peones en estos puestos, los Nacho Villa, o Lucía Figar, o tantos otros que no generan confusión entre ellos.

Para la derecha cambiar las cosas es modificar tal o cual cuestión en concreto, no la sociedad en su conjunto, que al fin y al cabo cuesta mucho más cambiar un sumatorio de cuestiones concretas, ilusiones, emociones, abstracciones... Un contrato de trabajo único con 20 días por despido para ellos es un enorme cambio, como lo será aumentar la competitividad únicamente vía reducción salarial, pues no es fácil ni na ahora; mas crucifijos y seguir sin pagar el IBI será importante para la Iglesia; mayor cantidad de colegios de las organizaciones religiosas lo será para las nuevas tribus católicas; el control televisivo, tipo Madrid o Valencia; impulsar los negocios de amiguetes con suficiente apoyatura legal, para ello cuentan con miles de abogados que evitarán sea considerado corrupción; separar y diferenciar a los distintos será un paso de avance en el camino hacia dios…

Las pequeñas cosas pueden dejar paso a las grandes citas que engloban muchas otras, reforma energética, de la administración pública, de la justicia, de la sanidad, de la educación, de la organización del Estado, del mercado laboral, del sistema de pensiones, del sistema financiero, del urbanismo de ciudades y costas, de los transportes, de nuevos modelos de crecimiento, todo ello subordinado como es lógico siempre a intereses económicos e ideológicos muy claros para ellos, que nunca tienen problemas de confusión típicamente izquierdista.

La izquierda parece molesta en la gestión del poder, lo quiere todo y lo quiere ya. No acepta fácilmente que se consiga una parte de la petición, no entiende que es una cuestión de fuerzas, y no acepta mejorar respeto a la situación de partida. Nunca aceptará ir paso a paso, enseguida salen los calificativos de traidor, como si de un niño pequeño se tratara por pedir la tarta y no darle más que un trozo. El poder se deja en manos de X y a dormir, cada vez que algún poder local se conquista en manos izquierdistas, todo se traslada a la institución y nadie queda por fuera para hacer campaña para seguir, para explicar

A diferencia de las derechas que si saben lo que hacer con el poder, sumarán reformas, desarrollos, acciones en la dirección deseada y si pierden elecciones, cuando lo recobren nuevamente, sumarán al mismo camino. La derecha entiende enseguida quienes son de los suyos, y claro son muchos, las izquierdas mientras tanto es exclusivista, las universidades que conceden títulos de izquierdista, como IU, Sr. Lara y tantos izquierdistas, restringen mucho los títulos, casi nadie aprueba así que pocos son de los nuestros. Al final son de izquierdas, ellos, tú y un individuo que conocieron en Cuba.

Que desastre se avecina. Todo el camino libre de obstáculos, pero no se preocupen, porque como todos son iguales. Que retroceso más grande. ¿Conocen ustedes casos de izquierdosos provenientes del campo azul? porque lo contrario ocurre en abundancia. Algunos extrema derechistas provienen del izquierdismo, tanto en EEUU como en España, (lo desconozco en otros países), tendrá algo que ver la desazón que producen tantas derrotas, la desilusión y quemazón de sueños irrealizados, por mal preparados y peor digeridos. La falta de racionalidad lleva a bascular ideas, fácil, peligrosamente.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Elecciones. El poder gusta poco a los izquierdistas

Los izquierdistas se encuentran incómodos con el poder político, parece como si no lo quisieran, o como si no supieran que hacer con él, se perturban gestionando el poder o viendo que lo tengan los suyos, lo cual implicaría en muchas ocasiones actuar en positivo y no siempre en negativo, típico de oposición, y esto último es lo que parece que tienen asumido millones de izquierdistas.

Desde la oposición, donde muchos siempre están, aunque gobierne un partido de los suyos; desde el otro lado del poder, se puede entender mejor el recurso de jugar a la contra, la crítica a cualquier medida, ya que toda acción es criticable y será susceptible de mejorar. Nada de lo realizado por un partido de izquierdas en el poder, contentó ni contentará plenamente a su base electoral, ninguna acción de gobierno será completa, ningún gobierno instalará la utopía. Y ello falte o no lo emocional en la construcción social, porque admitido que en democracia todo es mas ligero y cotidiano, también observamos desafección en momentos donde lo emocional estaba en primera línea, como en el Chile de la UP, o en la España republicana.

Para una mayoría de individuos de izquierdas solo vale ‘el todo’, el paraíso completo y no la parte, se entiende que en política porque luego en la vida siguen viviendo tal cual, como no podía ser de otra manera. Un avance en las condiciones de vida, tendrá validez si es conquistado desde la lucha obrera, estando en la oposición, pero nunca será reconocido cuando se realice desde el gobierno, incluso aunque fuera mucho más importante y global respecto a mejorar o proteger las condiciones de vida de millones de personas. Para muchos izquierdistas no tiene sentido mejorar en concreto, menuda tontería, incluso se desprecia por sindicalista, (sí, sí, es un concepto peyorativo) de tal forma que se abandona el día a día, no ven necesarias las mejoras parciales a las continuas desviaciones, corrupciones, abusos, etc. de esta sociedad, que habría que atajar, ellos pedirán el cambio global de modelo social, la revolución. Con lo que no tendremos ni lo uno ni lo otro.

Viven incómodos a todas horas, ‘esta sociedad no vale, hagamos otra’, es como si una tubería de agua en una casa tiene problemas y mejor que arreglarlo compramos otra casa, como no podemos tener una nueva nos quedamos con la vieja y estropeada. Si un juez prevarica, o saca autos indignantes, si unos directivos de Cajas se llevan la pasta gansa, si hay corrupción urbanística, si unos polis sacuden salvajemente… cambiar la sociedad diariamente, atacar cada una de estas acciones en su momento, sin esperar a cambiar el modelo global, que nunca llega. Hemos perdido la facultad de buscar soluciones concretas a problemas concretos, nos parece muy pequeño lo cotidiano y todo se dirime en el terreno de los sueños, de la utopía, de las grandes proclamas, así buscan lo que llaman salidas, que solo son frases fáciles políticamente correctas, evitando discusión. Todos estamos de acuerdo en generar 3 o 4 millones de empleos que dicen los programas, buscar en los nichos verdes, tecnológicos, etc. etc. pero ¿haciendo el qué?, ¿sacando el dinero para impulsar esas políticas, de donde?, ¿se acabaron las tormentas de la deuda?, lo sacamos de los ricos, la evasión, los bancos, dirán todos, pero ninguno explicará cómo diablos se consigue con 8 diputados, o con 3 listas que sumen 12 congresistas.

Todo queda reducido al voluntarismo, al deseo, a la crítica a los otros que no saben, o traicionan, o son débiles, nuestra responsabilidad directa que tengamos poca fuerza no suele salir a la palestra. Se reduce la realidad y los deseos a la mínima expresión y así sumamos batacazos porque no queremos sumar realidades ya que una vez conseguidas no se valoran en el camino de los sueños; salvo para pelear a la contra, para evitar que nos quiten aquello de lo que nunca presumimos, porque como todos son iguales, lo conseguido no es nuestro, no termina de estar claro como lo logramos.

Los izquierdistas son lobos para la izquierda, y siempre son mas rojos que nadie, son los iluminados de la doctrina, o los más verdes o mas…no valorarán la sociedad socialdemócrata, el Estado de bienestar, además dirán que la democracia es mentira y tropecientos países del mundo son más demócratas y tienen mejores condiciones sociales que nosotros y… ¿Cuantos países son esos, y cuáles?, no se sabe (Cuba y Venezuela no por favor). Por descontado siempre encuentran que en X tienen más medidas sociales y en Z más democracia. Bien, quizás unos 10 países, de 200, de los que se conocen las grandes cifras económicas que superan a este, pero…

Nadie recuerda que la democracia en todas partes es un sistema imperfecto que refleja equilibrios de fuerzas que no resuelve todos los problemas aunque crea un marco más adecuado para ello y que no es comparable a cualquier otro, porque no suele oponerse otro. Salvo los países citados por ¿¿xxx?? en los que encontraremos sistemas mejores, pero eso sí, restringidos para unos pocos, son mejores para la persona que los propone, no para el resto, no resisten la prueba de generalizar sus medidas pero con otros gobiernos diferentes, entonces no servirán. Recordemos imperfecciones, existen monarquías más democráticas y sociales que muchas repúblicas; en democracias tradicionales históricamente hay menos libertades civiles que en España; hay una Cámara de Lores que nadie elige; o centralismos jacobinos que en nada pueden compararse a libertades territoriales españolas; o ‘modelos democráticos’ sin elecciones para cambiar/elegir gobernantes que se eternizan; o etc.

jueves, 17 de noviembre de 2011

La crisis arrasará a la izquierda. Más allá de elecciones

Afirmaba antes de las elecciones de mayo pasado que la crisis arrasaría a la izquierda. Un año antes, en mayo 2010 desde ‘Arian seis’ postulaba la conveniencia de convocar elecciones anticipadas para reformular el contrato social gobierno ciudadanía, era una locura insensata gobernar en contra del pueblo y un error político enorme. El PSOE perderá, era lo que escribí el 9 de junio 2010, ‘ZP no ganará las elecciones’ en respuesta a un post de J. Sevilla en el que de forma insensata todavía aventuraba la posibilidad de que ganara si…

A pesar de todo la aventura de Rubalcaba era necesaria para intentar evitar una debacle que supusiera dejar manos libres totalmente al PP con una aplastante mayoría absoluta mientras se reconstruía el partido, pero será insuficiente para obtener un resultado positivo. Desde aquellos lejanos días de mayo 2010 me he entretenido en desarrollar la tesis del fracaso colectivo y en explicar por qué iba a quedar arrasada la izquierda:

1) La crisis económica es un primer culpable, arrasa con todos aquellos que gobiernen en cualquier país, sean derechas o izquierdas. Hay algo de magia, de religión, en esta imagen de seleccionar la culpa y hacer pagar a los culpables. Desesperación ante el monstruo de lo incomprensible en lo que no puede influir y por ello responsabilizar al padre/hechicero/jefe que no supo defendernos de los peligros.

2) La gestión de la crisis. Aquí sí hay una responsabilidad directa por la que tiene que pagar el Gobierno y el PSOE. Desde su negación, hasta su giro de 180º, sin explicaciones, desde sus constantes variaciones y meteduras de pata en palabras y políticas, pasando por la inutilidad del partido en prever y preparar alternativas antes de que sucedieran. Increíble que ‘en mayo 2010 no tuvieran estudios’ sobre ingresos y reducción de gastos, sobre fiscalidad, y las zonas de menor fricción con la ciudadanía. El partido no estaba preparado era poco permeable hacia abajo y hacia arriba para funcionar aportando y ello es imperdonable.

3) La crisis económica española. La burbuja inmobiliaria y de crédito formada desde el euro (1º gobierno Aznar) y sin reconocer desde el PSOE lo cual fue un grave error que les dejó sin armas de crítica pero sometido a todas las del resto. Votantes y militantes socialistas (e izquierdistas en general) casi aún hoy no hablan de esa crisis española y solo reconocen la financiera internacional. Los enormes desequilibrios internos, déficit por Cta. Cte., pérdida constante de competitividad, modelo obsoleto de producción, derroche en gastos públicos, inversiones de ricos sin rentabilidad en infraestructuras, etc.etc. Reformas estructurales pendientes antes del estallido de la crisis financiera internacional, en lo laboral, había un paro superior a 2 millones, un tercio de trabajo precario, financiero, las Cajas era clamor su derroche expansivo y descontrol de riesgos, administración pública, energía, transportes, libertades democráticas…

4) Claro que, en las cuestiones del punto 3 y muchas más, pecaron por dejadez todos los partidos políticos, sindicatos y fuerzas sociales, pocas voces, pocas transformaciones realizadas por aquellos que ahora culpan a socialistas responsabilizándoles de todos los males, (He escuchado a Cayo Lara culpar directamente de la crisis española a los socialistas, exactamente igual que el PP) los cuales recibirán un castigo probablemente superior al que merecen, dado que el resto debería pecar con el suyo y saldrán de rositas de estas elecciones.

5) Se ha producido un fracaso colectivo, que he tratado de explicar estos meses manteniendo que este era un fin de etapa, un cambio de época. La crisis arrasará con las izquierdas, todas, aunque en un primer momento lo refleje el PSOE solo. A pesar de que IU duplique sus votos, su capacidad de transformación será extremadamente pequeña y cuando las cosas no mejoren y sigan sin arreglarse, la desafección volverá sobre ellos y tendrá que haber una reformulación social, de militancia, de objetivos y de medios. Aquella que no se ha hecho en los partidos y sindicatos.

Muchos de los males de las izquierdas no son socialistas, mientras que otros son comunes a todos, aunque ahora las culpas se dirijan al padre/jefe/hechicero a quien habrá que hacer pagar el cabreo y desesperación. Más adelante volverán a surgir los problemas de las izquierdas, aquellos que ahora tapa la alegría de aumentar votos, porque el mismo funambulismo de ZP se aprecia en todas las formaciones políticas, la misma incapacidad de formular respuestas concretas, la falta de discurso global para enmarcar el día a día, la poca permeabilidad social de los partidos, los mismos esquemas fundamentalistas carentes de racionalidad.

Todos los pequeños subirán votos, pero, ¿ganaremos o perderemos?, ¿mejorará o empeorará nuestra situación?, ¿si IU dobla sus votos, conseguiremos por eso implantar en Europa una política expansiva, mantendremos la eurozona, volverá la jubilación a los 65, terminaremos con el paro, la financiación de la deuda pública no será necesaria, se conseguirá que los bancos presten dinero, desaparecerán los paraísos fiscales, el FMI cambiará de política, terminará la especulación financiera, se hará una banca pública que sacará el dinero de cajones escondidos, terminaran los recortes en Cataluña…?

¿Serán suficientes los votos de Equo para mantener vivo el proyecto independientemente del PC, (IU) o habrá una fuga hacia IU? ¿Encontrará sitio definitivo un partido como UPyD en el nuevo panorama político? ¿Volverán votos de IU al PSOE y a Equo en las europeas?

PD. En mis trabajos de la colección ‘Izquierdas en crisis‘, expongo algunos de los males de las izquierdas españolas que aparecen sobresalientes en estos tiempos.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

No me gusta el culto personalista

No me gusta que todos los partidos que se presentan realicen una campaña tan asquerosamente individualista, tan iguales en la exaltación del líder/jefe de turno que presentan como candidato a presidente de gobierno.

Las elecciones en España son para elegir diputados y senadores y no candidato a Presidente que lo elige el Congreso, los representantes elegidos, estos sí, por el pueblo. A pesar de que se dé por entendido que el líder/jefe de una lista electoral sea el presentado por esa lista como candidato a Presidente, es confundir al electorado jugar en falso, porque a pesar de que sea elegido representante al Congreso salvo 2, ninguna tendrá posibilidad de ser candidato a Presidente, que en todo caso no elige el pueblo sino los diputados.

Si lo anterior no fuera suficiente es todavía peor la excesiva imagen personalista en las campañas, el culto al líder/jefe en la política, no me gusta tanto individualismo, por mucho que los gurús de campañas indiquen la conveniencia de personalizar, en España es uno de los grandes defectos, criticados por casi todos los partidos pequeños, y practicado por todos. Cargar un alto porcentaje del peso de la campaña en pegar fotos del jefe es un mal germen para el futuro.

Si queremos dar mayor responsabilidad a diputados y senadores empecemos por pensar en su existencia individualizada al margen de considerarlos meros comparsas del jefe de turno, sea Lara, Uralde, Díez o quien sea. Los parlamentarios deben cobrar mayor vida pública de la que dan los medios de prensa, tener mayores vínculos con el electorado, para lo cual deben empezar por ser conocidos, ser escuchados, tenemos que poder exigirlos, hablarlos, saber qué piensan y como formulan sus discursos.

Sucede en Ayuntamientos, solo conocemos al alcalde, en CCAA solo a su presidente, nadie más habla, nadie monta reuniones, charlas conferencias, salvo para que hable el jefe, no se conocen los equipos, no se ven en entrevistas en los medios, en las calles, mítines, reuniones, en las radios. Hay solo un jefe parlanchín arropado y cuando éste no llega, un subteniente. Forma de empobrecer la política.

Ningún partido tendrá sentido sin sus militantes, simpatizantes, parlamentarios y ello empieza por darlos valor que no solo tiene la cabeza, el jefe. Necesitamos saber que cuando existan dificultades no las resolverá el jefe solamente, necesitamos conocer a los equipos compuestos por diferentes personas que deberían funcionar, queremos saber que están preparados y pueden ser exigidos por todos, y ello comienza en la campaña electoral acercando realmente caras, personas y discursos, no solo de un jefe.

Cambios en la ley electoral pedimos todos, muchos coincidimos en aquellos que den mayor igualdad a votos/escaños y en la posibilidad de elegir el orden dentro de una lista que no estuviera bloqueada, pero nada tiene sentido sin ampliar el marco de referencia de las personas en los partidos. El culto a la personalidad que se instala desde el principio en los partidos nuevos es incomprensible si quieren revitalizar la política y el instalado en los partidos viejos debería disminuir hasta desaparecer. Tantos y tantos jefes en cada campaña general, local y autonómica nos apartan las personas de los candidatos y encumbra peligrosamente a esos jefes a la toma de decisiones como reyezuelos de taifas aislados de sus bases. En esta situación de qué sirve tanta discusión programática y de principios si cuando haya que tomar decisiones de gobierno las decidirá un individuo al margen de grandes ideas colectivas.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Huy Huy Italia, Huy Huy Europa

Los gráficos de deuda soberana, bonos 10 años, son de 'Bloomberg', últimos 5 años
ITALIA

ESPAÑA

Huy Huy Italia, Huy Huy Europa

No hay posibilidad de rescatar a Italia, es muy grande, 17 % de la economía de la UE, que junto con un 13% España, suponen un tercio de la eurozona, imposible de rescatar. Grecia a su lado es una cifra casi sin importancia, y vemos lo que cuesta y cuesta y, al final, quebrada.

Así que todas las soluciones pasan por evitar el desastre, compras masivas del BCE de deuda italiana y también española contaminada, los nuevos directivos del BCE (máximo ejecutivo italiano) han empezado dando un cierto giro a su política, reducen los tipos de interés, lo cual permitirá realizar una política un poco más expansiva (serán necesarias mayores reducciones) y compran deuda a mansalva. Además están las presiones de EEUU y emergentes, Italia no puede caer, arrastraría a medio mundo, impriman billetes, monetaricen la deuda, generen estímulos para crecer, rebajen objetivos en la velocidad de recortar déficit, aumenten inflación, son ya muchas voces con estos gritos.

Ayudas europeas y mundiales, todas las posibles para bajar la presión a la prima de riesgo por encima de la española, se trata de bajar los intereses de su deuda, bonos a 10 años alrededor del 7% porque esos precios son un desastre para Italia que necesita refinanciar bastante más deuda que España en el corto y en largo plazo, ya que tiene el doble de deuda 120% s/PIB y mas necesidad por vencimientos inmediatos (180.000 millones en 5 meses) Y mientras España e Italia pagan por encima del 6%, Alemania puede pagar menos del 2%, los compradores exigen rentabilidades mayores para comprar nuestros bonos con mayor riesgo.

El problema es que el riesgo de impago que puede apoyarse en bases reales, se agiganta con la especulación, se genera con la especulación, se agranda y magnifica, se provoca para especular y ganar miles de millones. Y también por causas políticas, ‘poner a cada uno en su sitio’, tumbar al euro y por tanto la unidad europea para reducir su poder en un mundo en el que otros salen ganando. Y no, la especulación no es como siempre fue, las bases son las mismas, los instrumentos utilizados no. La capacidad de apostar del ser humano, la avaricia y codicia, vienen con nosotros, los instrumentos son nuevos, los CDS’s, a pesar de que su nacimiento fue en los 90, es al iniciar el siglo cuándo ocupan masivamente el espacio financiero.

La deuda gubernamental, los bonos del estado, son los especuladores quienes determinan sus precios. Imaginemos que en el mercado secundario se producen ventas masivas porque los inversores no quieren tener bonos para cobrar una renta anual del 3%; en un momento determinado piensan que los riesgos no les compensan ese 3 y venden para llevarse el dinero en busca de seguridad, a bonos alemanes (está ocurriendo masivamente), o exigiendo mayor rentabilidad para ese riesgo, que les paguen un 6% por ejemplo. El Tesoro, español o italiano, emitirá deuda en el mercado primario que subastará para recolocar a los intermediarios, con el fin de refinanciar la deuda que vence, si la emite con el compromiso de pago de un 3% se quedará la subasta desierta, sería una pérdida de tiempo y gastos, por lo que tendrá que escuchar los precios del mercado secundario para determinar el precio de salida. (El resultado es que Alemania se financia gratis mientras los demás pagamos más)

Continuamos. El mercado secundario está plagado de rumores intencionados y de instrumentos como los CDS. Si unos cuantos bróker apuestan a la baja del bono italiano, ganarán millones si consiguen que baje el objetivo de la apuesta. Comprarán masivamente productos que empujen las ventas, por ejemplo que reflejen el aumento de riesgo de impago (CDS) y propagarán rumores del mayor de los males, normalmente basado en elementos reales, pero exagerados, porque de lo contrario el rumor tendría poca fiabilidad. En esta dinámica antes y ahora se producen las ventas a corto SIN TENER TITULOS EN SU PODER, con la obligación de reponer. Todo el andamiaje se apoya en recomprar el máximo de títulos a precios mucho más bajos cuando hayan caído lo suficiente determinado por la apuesta.

Pero ¿que sucedería si en esta cadena de ventas, un banco central, comprara masivamente la misma deuda, lógicamente poniendo sobre la mesa recursos similares?, la especulación sería derrotada, y al menos se pensaría mucho más sus constantes intentos actuales. Esto es lo que hacen los bancos centrales de EEUU y Reino Unido. Y lo que no hacía el BCE, luego empezó a hacerlo pero poco, sin gran decisión, frenaba pero los otros veían hasta donde llegaba, posteriormente con las turbulencias aumentando, aumentó las compras, que parece generan grandes diferencias políticas, puesto que no está entre sus atribuciones. El caso es que por necesidad compra cada vez que hay un huracán. Y algunos dicen, decimos, pues mejor sería aceptarlo como una de sus funciones que en definitiva se acercan a la idea de emisión de eurobonos, considerar las diferentes deudas país en una bolsa para compensar pérdidas y ganancias.

La economía italiana es una de las grandes del mundo, gran exportadora, diseño, industria, y euro…y mucha corrupción y divisiones políticas y gobiernos más allá de la derecha…gran evasión fiscal, mucha economía sumergida, enormes gap sociales y territoriales diferencian norte y sur, ricos y pobres. Pero es una de las más importantes entre los 200 países del mundo, su caída arrastraría a Europa y al mundo occidental, e influiría en el resto del planeta, como ya empieza a notarse en los emergentes el frenazo europeo.
ALEMANIA

FRANCIA

GRECIA

sábado, 12 de noviembre de 2011

CDS instrumentos de tortura especulativa


Los CDS son derivados financieros. En principio son contratos de seguros contra impagos de deuda nacidos en los 90, que explotan al inicio del siglo. En teoría asemejan ser swaps, productos de permuta e intercambio que nacieron en los ochenta, y sirven para cubrirse del impago a aquellos tenedores de la deuda que aseguraran previo pago de una prima como cualquier seguro. Si dicha deuda cayera, contra estos seguros pagaría la entidad vendedora.

Imaginen un banco de inversión que para protegerse de riesgos de cientos de miles de millones prestados se asegura contra el pago de primas a un tercero que asume el riesgo quedando liberado del mismo el primero. Lo que sucede es que el primero borra el riesgo de sus libros y asume nuevos riesgos, mas préstamos (esto es crear dinero de la nada). Imaginen una cadena de ellos y que un gran tomador nunca dispuso partidas para cubrirlos cuando se derrumba el mercado, este fue AIG.

La realidad está muy alejada de la teoría, para empezar se compran o venden al margen del subyacente, tienen vida propia, no necesito estar en posesión de esa deuda para comprar CDS, lo cual ya indica que es un producto financiero y no un contrato para asegurar la deuda que tengo en mi cartera. Además se pueden encadenar múltiples veces, un Cds para asegurar los anteriores Cds que a su vez aseguraban otros, que a su vez… Imaginen ustedes un seguro contra incendios de edificios, pero comprado por alguien que no tiene casa que fabrica otro para el vecino que se lo vende a su primo…En esencia son papelitos de apuestas sobre tendencias de cualquier cosa, que baja la deuda por ejemplo.

Resultan útiles para medir los riesgos de impago de deuda, cuanto más suben sus precios indicaría mayor cantidad comprados e implicaría mayor percepción de riesgo de impago. Realmente son instrumentos financieros ultratemerarios con los que se especula brutalmente, apuestan a que suben o bajan en sí mismos, sin consideración al soporte subyacente que supuestamente los generó y que puede ser cualquiera, apuestan a grandísima escala, como las grandes especulaciones modernas. Su volumen de mercado es gigantesco representa una cifra bien superior al producto bruto mundial, como muestra el famoso cuadro que publicó ‘The New York Times en febrero de 2008’, extraordinariamente superior al que mueve la bolsa de Nueva York, o los mercados de préstamos hipotecarios, o el mercado de bonos del Tesoro estadounidense, y no están regulados.

Comprar o vender enormes cantidades (no los utiliza cualquiera pues se exigen unos mínimos de inversión altísimos) a plazos cortos supondría beneficios o pérdidas gigantescas para quienes lo hacen y destrozos inmensos para los subyacentes, que en este caso si son deuda pública pueden destrozar países enteros y recordamos que sin necesidad de haber comprado deuda, son tenedores de la apuesta, pero no de la base. Sus precios no reflejan exactamente las dificultades de tal o cual país, pero juegan con ella, porque realmente tratan de que afecten a los precios de los CDS en el sentido de su apuesta, si generan y difunden noticias de miedo instantáneamente sus precios crecerán y dichos movimientos pueden hacer que paguemos 1 o 2 puntos más de intereses que son muchos miles de millones de euros.

Un mundo soportado en una realidad virtual, que sin duda afecta a la real, y la condiciona agravando nuestras penalidades. De poco sirve que las economías europeas realmente estén mejor que la mayoría de otros países, este mundo virtual provoca paradojas que muestran estar valorados con mayor peligro y así la especulación trabaja con mayores márgenes atacando a Europa.

El problema es cómo frenarlo, si es que es posible evitar las apuestas de los seres humanos. Los tiburones financieros que juegan esta especulación ni siquiera son en muchos casos las finanzas tradicionales, incluso estos individuos con sus movimientos consiguen también barrer sectores de capital financiero tradicional. El monstruo (los mercados financieros) tiene un descontrol interno tan suficientemente potente como para implosionar todo sistema.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Comparativa precios CDS deuda países euro





Los gráficos sobre los CDS muestran una comparativa entre los países europeos mejores, peores e intermedios. En ellos reflejan un aspecto de la inestabilidad o aumento del riesgo de impagos en las subidas de precios a España desde abril durante varios meses, frenada en septiembre (quizás influyó también el asunto Constitución) y nuevo impulso en la última semana.

En todo caso se ve por debajo de Italia que sube vertiginosamente desde el verano para rebasar los precios españoles en septiembre, donde frena y comienza una nueva y rápida subida que es la que corresponde con la debacle actual. Mirando los cinco años que muestra la gráfica ha mantenido mejores tiempos, mas planos, menos sobresaltos, que los que reflejan los cinco años españoles, rompiendo Italia los 200 claramente desde el verano con una subida rápida y pronunciada.

Los gráficos de Alemania muestran una subida también en verano, común a todos, y un frenazo en septiembre común también, que en este caso desciende después bruscamente.
Las curvas de Francia y Bélgica se hacen eco de los movimientos generales, aunque con menores precios.

Los precios de Grecia muy alejados, multiplican por 10 los italianos y españoles, muestran un problema diferente, es un nivel completamente distinto, de quiebra, no de que vaya a quebrar, sino de que ha quebrado.

Mientras el mercado de bonos, que es realmente donde hay que mirar (y no la bolsa) se inunda de ventas de bonos italianos y españoles, lo cual implica que la rentabilidad de los préstamos para nosotros tiene que subir. Nadie quiere deuda española e italiana, todos venden y los que compran quieren intereses más altos para hacerlo. El BCE trata de frenar la sangría y compra deuda italiana y española a mansalva, para detener la sangría que provocan los mercados.

Llegados a tipos del 6% o 7% que nos exigen pagar por nuestra deuda, las alarmas se disparan, aumenta la volatilidad de la pasta, mucho dinero susceptible de refinanciar deuda se mueve, venden en los mercados de bonos de Italia y España destinando ese dinero a bonos alemanes, buscando seguridad, que al aumentar enormemente sus compras hacen caer la rentabilidad, hasta hacerla negativa, puesto que ya están ofreciendo tipos de interés inferiores a la inflación.

¿Resultados? mejora la financiación alemana que les sale gratis, mientras empeoran la española e italiana, (y resto de periféricos claro está) ello se traduce en sacrificios, menor posibilidad de crecer, aumento del paro. De ahí la exigencia de crear eruobonos, repartir, redistribuir un poco las cargas y no hacernos la vida imposible entre los países fuertes en ahorro, los prestamistas y los endeudados.

En la práctica existen 2 velocidades en la zona, realmente así nació el euro, aunque la crisis lo haya pronunciado hasta extremos probablemente insostenibles.



martes, 8 de noviembre de 2011

La deuda es mucho más que deuda. Volcada


''LA DEUDA ES MUCHO MÁS QUE DEUDA''

ÍNDICE:

Pag. 2 'El rastro incendiario de 3 años turbulentos'

Pag. 3 PRÓLOGO: AQUELLOS DÍAS DE ABRUPTO DESPERTAR. MAYO 2010

Pag. 23 UNA VUELTA AL PRINCIPIO. ¿QUÉ ES LA DEUDA? ¿Y EL DÉFICIT?

Pag. 32 PASÓ UN AÑO HORRIBLE. COMIENZA OTRO DE TURBULENCIAS

Pag. 65 OTRO AÑO. AJUSTES Y BALANCE DE SITUACIÓN

Pag. 83 EPÍLOGO INCONCLUSO. AÚN FALTAN MUCHAS TURBULENCIAS

domingo, 6 de noviembre de 2011

LA DEUDA ES MUCHO MÁS QUE DEUDA


Presentación de un nuevo trabajo:   ''LA DEUDA ES MUCHO MÁS QUE DEUDA''

'El rastro incendiario de 3 años turbulentos'

En mis dos blogs, ‘En mi barrio. Alcorcón’ y en ‘Arian seis’, hay un alto porcentaje de escritos dedicados al problema de la deuda, ya que dicho asunto condensa una parte importante de los aspectos que explicarían la crisis económica española y europea. Escribo sobre la deuda, no solo en su dimensión pública, también privada, que fue como inicialmente se generó el problema gigantesco, familias, empresas y bancos, creada alrededor de la burbuja inmobiliaria y de crédito, casi siempre olvidado por la ciudadanía y políticos de la derecha, para convertirse casi exclusivamente en un problema de deuda pública, gracias a los medios. Además resalto su dimensión externa que es la que mas presiona sobre nosotros.

El problema de la deuda no es estrictamente económico, impregna hasta la médula la acción política, afectando incluso a organización y funcionamiento de partidos y sindicatos que al cabo de poco tiempo comprobaremos que se habrán transformado como consecuencia del vendaval, fundamentalmente los de izquierda. Tal como lo entiendo el tema no está separado de la crisis política y de hecho el contenido de los textos pretende ser un acercamiento a la crisis de las izquierdas, por ello en ‘Arian seis’ comparte su grado de importancia con los trabajos dedicados a problemas de izquierdas, alternándose habitualmente ambos contenidos, entendidos como partes complementarias de un todo.

Para facilitar su lectura, y acortarlo, ofrezco en este folleto el trabajo específico sobre la deuda, introduciendo pocas pinceladas políticas. La recopilación, en general, está ordenada cronológicamente, lo cual permite comprobar su mutación temporal y su aumento de intensidad, al tiempo de aparecer los componentes españoles, la batalla del euro, la quiebra de países, la búsqueda desesperada de colocación, de compradores de la deuda soberana, cada vez más difícil, su encarecimiento en el transcurso del tiempo, o su reflejo en el aumento de la prima de riesgo…

A pesar de todo prefiero comenzar por el primer aldabonazo que sobre el tema recibieron muchos ciudadanos y políticos que estaban al margen del problema. Problema sobre el que planteo siempre que puedo una responsabilidad social conjunta, colectiva mucho más allá de un Gobierno. La crisis es mucho más que la deuda, pero sin comprender el problema de la deuda no se comprenderá la crisis.

PD. Dedicado a Gil

sábado, 5 de noviembre de 2011

Visitas interesantes. 'Artículos clave'

Hoy entro en 'Artículos clave' una amplia selección de artículos de otros medios, para destacar una entrevista que ellos recogen de XL , a uno de los mas importantes 'gurus' de la crisis, Nouriel Roubini.

miércoles 2 de noviembre de 2011
Nos amenaza un Lehman Brothers elevado a la décima potencia-Nouriel Roubini


Desde 2006, este economista lleva predicando el Apocalipsis. Y los hechos, poco a poco, se empeñan en darle la razón a este doctor en Harvard, apodado Doctor Muerte por sus lúgubres vaticinios. A punto de reunirse el G-20 en Cannes, hablamos con él sobre los mercados y la situación mundial. Sus augurios son aún más inquietantes que hace cinco años. Tomen aire... y lean.

Sus análisis, tan agudos como sombríos, hacen honor a su sobrenombre de Doctor Doom, personaje de cómic conocido como Doctor Muerte en España. Se lo ganó en 2006, cuando predijo el crash del mercado inmobiliario estadounidense. Este hijo de judíos iraníes creció en Italia y estudió en Milán y Harvard. Trabajó como asesor financiero del Departamento del Tesoro estadounidense en los años de Bill Clinton y en la actualidad da clases en la Universidad de Nueva York. Su empresa de asesoría financiera, que ahora parece haber puesto a la venta, cuenta con 100 empleados y 1200 clientes en todo el mundo. Puede llegar a cobrar 70.000 dólares por una conferencia de una hora, y entre sus clientes hay multinacionales, fondos de inversión y 70 bancos centrales. Los economistas no suelen hacerse millonarios, pero Roubini lleva camino de ser una excepción.

XLSemanal. Señor Roubini, ¿ya ha salido a manifestarse hoy?
Nouriel Roubini. ¿Debería?

XL. Bueno, hay gente manifestándose contra los banqueros de Wall Street no muy lejos de su despacho…
N.R. … quizá esté comenzando ahora en Estados Unidos algo que ya lleva tiempo pasando en otros países del mundo: una revuelta social y política, una protesta contra la creciente desigualdad. La Primavera Árabe también tuvo causas sociales. Los recientes disturbios de Londres no fueron solo cosa de hooligans. En Israel, la clase media se ha manifestado contra la injusticia social. En Chile son los estudiantes y luego, claro, tenemos los jóvenes de su país, España, y el caso de Grecia. La gente teme por su futuro... y con razón.

XL. Tal vez sea que la gente está sospechando lo peor: que los miles de millones que se han gastado los gobiernos para combatir la crisis financiera no han servido de nada.
N.R. En la primera crisis de hace tres años, los gobiernos todavía parecían tener soluciones. Sus medidas impidieron una depresión global, aunque el mundo llegó a estar en caída libre. Rescatar el sistema financiero, salvar a unos banqueros sin escrúpulos, aquello fue lo correcto en ese momento.

XL. En Wall Street vuelven a ganar tanto dinero como antes, este año serán más de 100.000 millones de dólares. Sin embargo, paradojas de la vida, ahora
son sus salvadores quienes se encuentran en dificultades y tienen a su vez que ser rescatados. La cuestión es: ¿rescatados por quién?
N.R. A los estados se les está acabando la munición. Siguen estando endeudados; algunos son prácticamente insolventes. Nos hallamos en parte ante verdaderos gobiernos-zombi.

XL. Perdone, pero ¿todo esto es por culpa de Grecia, por culpa de un país pequeño y pobre del sur de Europa que en su día hizo trampas para entrar en el euro?
N.R. ¡No, naturalmente que no! Los políticos infravaloraron ampliamente las dimensiones de la crisis del año 2008. No se trataba de una recesión normal, sino ¡de una enorme crisis financiera!

XL. Bueno, da la impresión de que todo el mundo es más listo cuando mira las cosas a tiro pasado. Los expertos como usted, también...
N.R. Puede ser. Pero la experiencia extraída de siglos de historia de crisis financieras nos demuestra que hacen falta años para superar una crisis de este tipo.
Hay que ahorrar, y eso implica varios años de adaptaciones muy dolorosas. Los políticos europeos, pero también el presidente Obama, decidieron adoptar programas
de estímulo a corto plazo para combatir la pérdida de confianza. Despertaron falsas esperanzas. Su mensaje tendría que haber sido más bien: sangre y lágrimas.

XL. Según usted, ¿qué está haciendo mal Europa ?
N.R. Europa tiene que actuar con mucha más decisión. El problema del endeudamiento será cada vez mayor. Los bancos se encuentran amenazados; de hecho, algunos estados son insolventes en la práctica. Grecia lo es. Portugal se encontrará en la misma situación en un tiempo no muy lejano, quizá también Irlanda. El tiempo se nos acaba.

XL. Bueno, estos estados recibirán la ayuda del fondo de rescate europeo, ampliado recientemente gracias a un enorme esfuerzo político.
N.R. El problema es que el paracaídas sigue siendo demasiado pequeño. Esos millones dan como mucho para llegar a fin de año. Ya está previsto que la mitad vaya a Grecia, Portugal e Irlanda. Pero hace tiempo que el tema son los dos grandes elefantes: España e Italia. Ambos países están endeudados por valor de dos billones de euros. Ya tienen enormes problemas de pago, se encuentran bajo la amenaza de la falta de liquidez…

XL. … porque los intereses que tenemos que pagar por nuestra deuda no dejan de aumentar. España, y también Italia, acaba de ver una nueva bajada en sus calificaciones.
N.R. Sí. Y hay que abrir ya un cortafuegos en torno a España e Italia. Eso solamente es viable si se amplia el fondo de rescate europeo de una forma masiva y, además, en un plazo de unas pocas semanas. Necesitamos, por así decirlo, un arma defensiva, un bazuca.

XL. Como si tuviésemos que entrar en guerra con los actores de los mercados financieros.
N.R. Según nuestros cálculos, es fundamental elevar el fondo al menos a dos billones de euros.

XL. ¿De dónde se supone que va a salir todo ese dinero? ¿De Alemania? Perdone, pero está usted alimentando el pánico.
N.R. No. Simplemente no me gusta andar con rodeos.
Y los alemanes tienen que garantizar todo esto. Si no, la eurozona podría venirse abajo.

XL. ¿Los alemanes tienen que salvar a España e Italia, a toda Europa? Imposible. No creo que estén por la labor...
N.R. Por un lado, sí. España e Italia son demasiado grandes para ser salvados, pero también son demasiado grandes como para dejar que se hundan. En última instancia, solamente Alemania puede salvar la eurozona. ¿Que si puede salir mal? Sí. Pero a Alemania no le queda más remedio que asumir ese riesgo.

XL. ¿Y cree que Angela Merkel está dispuesta a hacerlo? ¿Lo dice en serio?
N.R. Soy consciente del riesgo político y financiero que supone. En el caso de Grecia, los alemanes se han dedicado a arremeter contra los tramposos griegos, pero parece que se han olvidado de que las empresas alemanas han vendido sus productos a Grecia también a crédito y de que el dinero del rescate a Grecia al final sirve para salvar las empresas y los bancos alemanes.

XL. ¿Espera que Angela Merkel, una persona que odia los riesgos, asuma unos tan gigantescos?
N.R. Alemania tiene que demostrar de una vez por todas su capacidad de liderazgo. Si Alemania actúa con rapidez y acepta la ampliación del fondo de rescate, otros países seguirán su ejemplo. No tenemos otra alternativa. Ahora todo depende de Alemania.

XL. ¿De ahí la enorme presión que Estados Unidos está ejerciendo sobre Alemania y los países de la eurozona? Robert Zoellick, el presidente del Banco Mundial, exige liderazgo; Obama incluso ha llamado personalmente a varios presidentes.
N.R. Sí. Desde la perspectiva norteamericana, Europa es una bomba de relojería. Si Europa estalla, Estados Unidos, que vuelve a encontrarse en una recesión nueva aunque más suave, se vería arrastrado. Obama podría perder las elecciones por eso. Para decirlo con claridad: nos amenaza un momento Lehman Brothers elevado a la décima potencia.

XL. Menudos ánimos. El hundimiento de Lehman en septiembre de 2008 está considerado el desencadenante de la crisis financiera...
N.R. Existe el peligro de un desplome financiero global, de una depresión global. En algunos aspectos sería similar a la de 1931, cuando el gran crash bursátil se convirtió en una gran depresión.

XL. Incluso se afirma que Alemania podría ver rebajada su nota.
N.R. No se puede descartar una bajada de la calificación. Alemania podría perder el estatus de AAA, igual que Francia. Pero en estos momentos el verdadero dilema es elegir entre el mal grande o el pequeño. Si Alemania actúa, hay una alta probabilidad de éxito. Se podría confiar en que los mercados se calmaran.

XL. Se dice que los mercados financieros están atacando a países enteros. ¿Por qué los políticos, los gobiernos, los presidentes de estados no pueden pararlos?
N.R. A los especuladores, a los fondos de inversiones o a los malvados banqueros se los puede culpar de muchas cosas, se les puede echar en cara sus excesos. Pero ¿han causado ellos la crisis de Grecia o el endeudamiento público de Italia? ¿Los mercados financieros tienen la culpa de que un idiota como Berlusconi sea presidente del Gobierno? Sí, muchos bancos y aseguradoras se están alejando de las emisiones de deuda de España e Italia, pero lo hacen porque de esa manera reducen su nivel de riesgo
y, con ello, el riesgo de sus impositores individuales.
No obstante, también es cierto que hemos perdido una gran oportunidad de frenar a los bancos. La reforma de los mercados financieros ha fracasado.

XL. Sin embargo, los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la primera cumbre del G-20 centrada en la crisis, la celebrada en Washington en noviembre de 2008, elogiaron los beneficios de adoptar una amplia regulación.
N.R. Sí, y el presidente Obama se reunió poco después con 13 grandes banqueros. Se comenta que les dijo: «El único que todavía se alza entre ustedes y la guadaña soy yo». Se refería, en sentido figurado, a las guadañas y horcas que empuñaban los campesinos durante la Revolución francesa.

XL. ¡Y los bancos fueron salvados!
N.R. Apenas se ha hecho nada desde entonces, desgraciadamente, tampoco en Europa. Es escandaloso. Sigue habiendo grandes bancos, sus departamentos de inversiones siguen especulando como antes. En este campo es necesario hacer reformas urgentes, como la separación de la banca de inversiones y la banca comercial, por ejemplo. Hay que desmontar empresas financieras como Goldman Sachs o Citigroup. Solo su enorme tamaño ya supone un peligro para todo el sistema.

XL. ¿Pero todo se reduce a regulación? ¿No se trata también de juego limpio, de la responsabilidad social de los banqueros? ¿El libre mercado no depende
de la moral humana?
N.R. Preferiría dejar a un lado ideologías y moral. La ambición y el placer del riesgo siempre existirán. Lo que debemos preguntarnos es en qué sistema económico queremos vivir en el futuro. Lo cierto es que el modelo angloamericano del libre equilibrio de las fuerzas ha fracasado. Por su parte, el modelo europeo del estado de bienestar está también en la cuerda floja, tal y como demuestran las crisis de la deuda.

XL. ¿Cree usted que el capitalismo se está destruyendo a sí mismo?
N.R. No, pero en los últimos años ha tenido lugar, sobre todo en EE.UU. y Europa, un enorme desplazamiento de ingresos y prosperidad, un corrimiento desde la clase media hacia los ricos, del trabajo al capital, de los salarios al beneficio empresarial. Por ejemplo, el porcentaje de los ingresos generados por el trabajo ha registrado en EE.UU. un claro retroceso. Está teniendo lugar un enorme proceso de redistribución de la riqueza.

XL. ¿Así que al final Carlos Marx tenía razón?
N.R. Su utopía carecía de sentido, muchos de sus pronósticos estaban equivocados. Pero parece que, en parte, Marx tenía razón. A fin de cuentas, hay firmes bases económicas para preocuparse por esta redistribución de la riqueza. Las personas ricas consumen menos. Ningún multimillonario se gasta todo su dinero. Pero las familias con unos ingresos medios sí que lo hacen.

XL. Su consumo provoca crecimiento. Pero si, tal y como sucede ahora, las familias disponen de menos dinero, la economía se paraliza.
N.R. Las empresas eliminan puestos de trabajo, dado que la demanda de sus productos se reduce. La destrucción de empleo reduce aún más los ingresos del trabajo y aumenta la desigualdad.

XL. Pero las personas con deudas tienen que seguir ahorrando. Y eso se puede aplicar también a los estados. Pero, al mismo tiempo, usted exige la adopción de más programas de estímulos. No parece que ambas cosas sean compatibles.
N.R. No hay que ahorrar hasta matarse de hambre. Alemania debería aplicar otro programa de estímulos. En Europa también se acabará llegando a una nueva recesión. Los pronósticos de crecimiento económico de la eurozona se encuentran en estos momentos en el 0,1 para el año próximo. Pero parece que los alemanes no quieren escuchar… Es un gran error.

XL. Alemania tiene fijado por ley un límite de endeudamiento.
N.R. Ahorro sí, pero a medio plazo, en tres, cinco años. Lo que pasa es que a los alemanes les preocupa la inflación. La inflación ha subido del 2 al 2,5 por ciento, mientras que ahí fuera podría producirse un crash financiero… ¡Vamos, hombre! Con todos mis respetos hacia el miedo histórico de los alemanes, estamos hablando de controlar una crisis que afecta a los estados. Pero de Alemania solo nos llega «nein, nein». Ningún país es una isla. Y tampoco lo es Alemania.